Los senadores k consiguieron prohibir a las telefónicas dar TV satelital

 Los senadores k consiguieron prohibir a las telefónicas dar TV satelital

Los senadores kirchneristas lograron modificar la nueva ley de telecomunicaciones luego de la reunión que mantuvieron con funcionarios del gobierno, ante la terrible presión que ejercieron las cableras locales en contra de la iniciativa.

Como explicó LPO, los legisladores oficialistas de la Cámara Alta estaban preocupados porque necesitan de las operadoras provinciales para hacer la campaña de 2015. De ahí su desesperación por modificar el artículo 9 de la norma, que es el que le da vía libre a las telefónicas, al permitir que “los licenciatarios de servicios de comunicación audiovisual podrán brindar servicios de TIC, debiendo tramitar la licencia correspondiente ante la autoridad de aplicación de la presente ley”.

Al finalizar el encuentro, pasadas las 20.50, el jefe de Gabinete Capitanich confirmó a los periodistas acreditados en el Senado, que se aplicarán «cambios a la ley» como la definición «de neutralidad de la red y defensa de los pequeños y medianos cableros del interior».

En tanto, el Secretario de Comunicaciones, Norberto Berner, explicó que los cambios propuestos apuntan «a garantizar una velocidad mínima de Internet, un precio razonable y seguridad para los contratos» que establecen los pequeños actores del sector con los servidores y añadió: «esto es lo que viene a regular la ley».

«La intención es que por un cable pasen todos los servicios y el satélite no es un cable», respondió Berner, al confirmar que «se establece la prohibición a las empresas telefónicas para incorporar la televisión satelital», tras una consulta al respecto.

Uno de los principales perjudicados, de haberse dejado la ley tal como estaba, era el jefe de bloque de la bancada k, Miguel Ángel Pichetto. “Hoy estoy primero en las encuestas en Río Negro. El gobierno varias veces no me dejó ser gobernador. Es ahora o nunca, no me voy a pelear con los cables”, sentenció días atrás el senador.

Pero su caso no era una excepción y la amenaza de las cableras locales llegó a oídos de legisladores de a lo largo y ancho del país.

El peligro que contenía la nueva ley es que habilitaba a las operadoras telefónicas a dar TV digital, lo que de un plumazo dejaría fuera de juego a las empresas provinciales que dan servicio de televisión. De hecho, la empresa Telefónica ya tiene un canal propio por el que da señal satelital.

La incoherencia que se criticaba dentro de los senadores oficialistas es que el gobierno le terminaría dando esta facilidad sin el requisito de tener que invertir. En un lapso muy breve, las telefónicas podían ponerse a dar ese servicio y así destrozar a las pequeñas y medianas compañias del interior.

Por eso los senadores del bloque k cerraron filas para pedir que se incluya una cláusula con la prohibición explícita a las telefónicas de que den TV.

Por otro lado, hay otros dos temas que en este momento tienen en vilo a la bancada kirchnerista de la Cámara Alta. El primero de ellos es cómo se va a regular el acceso a la red, que a partir de esta norma va a pasar a ser libre. Este tema también preocupa a Telefónica y Cablevisión, que tendrán que compartir la fibra óptica y los cables por donde brindan sus servicios.

El segundo punto es la autoridad de aplicación, sobre la que el proyecto no brinda mayores detalles. Lo que se desprende del texto es que va a absorber parte de la competencia de la Afsca, de la Secretaría de Comunicación y de la CNC. Aún resta definir cuál será la característica de este nuevo megaorganismo que va a regular la telefonía y los medios: cómo estará conformado, su competencia e independencia.

Contrarreloj

Estos aspectos cruciales de la nueva ley de telecomunicaciones se debatieron durante todo el día en el bloque k, con la presencia del ministro de Planificación, Julio De Vido, Capitanich, y Berner. Otro que está involucrado en las negociaciones es el Secretario Legal y Técnico de la presidencia, Carlos Zannini.

La idea del gobierno es aprobar el dictamen en comisión mañana y la única manera de lograrlo era incorporando estos cambios, porque de lo contrario ni siquiera los del propio bloque oficialista lo apoyarían.

El problema también se reflejó en Diputados. Durante el evento que organizó la esposa de De Vido en La Rural, Pichetto se cruzó con el presidente de la Cámara Baja, Julián Domínguez, y aprovecharon para hablar sobre el tema.

Domínguez le reconoció a Pichetto que tenía el mismo problema. Y que también lo tenía complicado de aprobar “así como esta”.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × 2 =