Macri aprovecha el conflicto de Córdoba para prohibir los paros de colectivos

 Macri aprovecha el conflicto de Córdoba para prohibir los paros de colectivos
LPOImpulsa una ley para declararlo servicio esencial. Negri convocó a una sesión de urgencia, con respaldo de Frigerio y Dietrich.
En una semana con baja actividad parlamentaria y con los diputados cerrando listas en sus provincias, Cambiemos convocó a una sesión especial para este martes a las 15 en Diputados para tratar proyectos que declaren el transporte «de pasajeros y la seguridad» como «servicio esencial», para impedirles realizar paros generales como el que hace ocho días castiga a Córdoba.

El pedido de sesión especial lo realizó el cordobés Mario Negri, jefe del bloque Cambiemos, y tomó dos proyectos viejos sobre el tema sin mucha expectativa de tener quórum.

«Se trata de cambios muy simples pero nosotros somos minoría, necesitamos 129 presentes mañana. Por eso hemos pedido al Frente Renovador, el Frente para la Victoria, y otros alineados con el peronismo, que nos ayuden», anunció Negri desde Córdoba, donde se reunió con el intendente Ramón Mestre y el gobernador Juan Schiaretti, que enfrentan una severa crisis política por el caos que impera en la capital provincial.

La situación en Córdoba luego de nueve días sin colectivos es tan crítica que Mestre trasladó los micros a una base militar y armó un servicio de emergencia manejado por militares.

El conflicto de Córdoba es leído en la Casa Rosada como una oportunidad histórica para quitarle a la CGT su principal arma de presión, que son los paros del transporte público.

Como explicó LPO, Schiaretti y Mestre acordaron unir fuerzas para declarar servicio esencial el transporte de pasajeros en el Legislatura provincial, pero entendieron que lo mejor era respaldar la medida con una ley nacional, reclamo que ayer el intendente radical hizo público, exigiendo directamente al ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, que tome cartas en el asunto.

Un pedido que no pasó desapercibido en la Casa Rosada. De hecho, según pudo saber LPO, Dietrich y su par de Interior, Rogelio Frigerio, le dieron su aval a Negri para avanzar con la ley anti huelgas de colectivos, en lo que en el Gobierno consideran una oportunidad histórica para quitarle a los gremios y en especial a la CGT, su principal herramienta de presión.

Es que los paros nacionales de la CGT sólo tienen efecto si adhieren los colectiveros, capaces de frenar la llegada de trabajadores a las grandes ciudades. El conflicto en Córdoba es la mejor ocasión para olvidarse por siempre de ese problema, según la lectura del Gobierno.

Militares manejan en Córdoba los colectivos, en el operativo de emergencia que organizó Mestre.

Los proyectos piden modificar el artículo 14 de la ley de contratos de trabajo (25.877), que obliga a garantizar prestación mínima «para evitar la interrupción» de aquellos servicios considerados «esenciales».

Y engloba en esa definición a «los sanitarios y hospitalarios, la producción y distribución de agua potable, energía eléctrica y gas y el control del tráfico aéreo».

Sólo contempla alguna otra actividad si lo define «una comisión independiente» ante conflictos largos en los que «pudiere poner en peligro la vida, la seguridad o la salud de toda o parte de la población».

Hubo históricas peleas gremiales para no ser incluidos en el listado de «esenciales», como la de los docentes de la provincia de Buenos Aires, cuando resistieron a la presión de Felipe Solá. Otra hubiera sido la historia si cedían.

Schiaretti tampoco excluyó a la educación en el proyecto provincial, pero sumó a la energía eléctrica, el agua, el transporte y la salud. O sea, sólo agregó el transporte a los ya denominados servicios esenciales a nivel nacional.

Negri al principio no tenía expectativas de conseguir quórum pero igual coordinó con sus coterráneos de todos los bloques para intentarlo.

Sin embargo, este lunes en Diputados no descartaban que fuera a lograrlo, si reunía a Cambiemos, el Frente Renovador (el aliado cordobés Juan Brugge ya gestiona con Massa), el bloque justicialista (no hay cordobeses, pero se definen como referentes de los gobernadores peronistas) y partidos provinciales.

«Si no tenemos quórum, porque muchos no tienen como llegar, tal vez volvamos a intentar en las próximas semanas», confiaban en Cambiemos. Saben que a cualquiera con responsabilidades de Gobierno le sirve saber que jamás se quedará sin transporte público.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 + 7 =