Marcelo Llanos es el nuevo presidente del PJ en Jujuy

 Marcelo Llanos es el nuevo presidente del PJ en Jujuy

En una notable convocatoria celebrada por el Congreso del PJ en la sede de UPCN; 92 congresales  otorgaron la amnistía a los afiliados expulsados y suspendidos, además designaron nuevas autoridades partidarias, entre las que se destaca Marcelo Llanos como presidente del PJ en Jujuy.

IMG-20160127-WA0009

Jujuy  || 28.01.16 ||  Aunque ayer por la tarde la vetusta cúpula del alicaído FPV, se aferró con uñas y dientes para perdurar en el PJ de la provincia; su congreso desnutrido e irregular, no bastó para amparar el autoritarismo y la perpetuidad, ya que fueron empujados al ostracismo por el ímpetu de la fuerza renovadora del congreso que se llevó a cabo en la sede de UPCN, donde la contundente presencia de 92 congresales legitimaron a Marcelo Llanos como el nuevo presidente del Congreso del PJ en la provincia de Jujuy.

Si bién en la sede oficial del PJ, se oficiaron manifestaciones de triunfalismo, la comedia devino en estupor, ya que durante la sesión ilegitima, varios congresales salieron rumbo a UPCN, aceptando que el eje de las decisiones había cambiado de sentido.

Por cada orador que resistía en la 19 de abril, cinco encendían el salón de UPCN con sus discursos cargados de entusiasmo, ya que mas allá del desprendimiento del lastre que significó  sostener liderazgos corporativos, huérfanos de los principios del justicialismo; había un claro mensaje de reivención del peronismo.

En el congreso denominado “renovador” se dictó la amnistía general, noticia que corrió por la provincia como reguero de pólvora, ya que muchos peronistas expulsados y suspendidos otros; ahora se reconocen legítimos afiliados del partido justicialista, hecho hasta ayer, imposible en la concepción sectaria que expulsó centenares de dirigentes.

La constitución de la junta electoral y la ratificación de las elecciones internas para el 20 de marzo próximo son noticias que se elevan como faros para la canalización de las energías de los justicialistas, siempre reconocidos por su profundo compromiso social, cuyas vetas humanísticas y cristianas no encontraron en los últimos diez años posibilidad de concretar acciones positivas para sus semejantes, por el monopolio de los recursos del estado, y una serie de alianzas nefastas que anularon la promoción de las bases justicialistas.

Si bién el derrotado congreso de la 19 de abril recurriría a la justicia, la vía escogida es la prueba de su fracaso, ya que van a un ámbito que consideran una extensión de su antiguo poder; sin sospechar que para los ojos de la imparcialidad, ellos se redujeron a una minoría.

Ni siquiera el pedido de una intervención es recomendable, aun cuando Eduardo Fellner –el pulverizado- conserve el cargo (caduco) de Presidente del Consejo Nacional Justicialista, rótulo que ya no merece. El universo justicialista espera de este su renuncia desde la derrota nacional, pues en Jujuy no pudo reunir más de 29 congresales, enterrando su autoridad por su propia inviabilidad.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × cuatro =