Marcos Peña: “Los piqueteros del recinto impidieron la sesión”

 Marcos Peña: “Los piqueteros del recinto impidieron la sesión”
Sin confirmar cuándo se realizará la sesión para debatir la reforma previsional, el jefe de Gabinete cuestionó el accionar de la oposición señalando que “cuando uno está en minoría tiene que aceptar el debate”.
Casi dos horas después de caída la sesión en la que el Gobierno apostaba a convertir en ley el proyecto de reforma previsional, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, encabezó una conferencia de prensa para plantear la postura oficial frente a ese traspié legislativo. En sus declaraciones, cuestionó el accionar de “una violenta minoría” que buscó deliberadamente impedir “el normal desarrollo del debate parlamentario”, habló de “piqueteros del recinto”, y no dio precisiones sobre si la semana que viene se reanudará la sesión.

En ese contexto, Peña dejó claro que no hay “motivos para cambiar el proyecto de ley”, y habló de una “deliberada búsqueda de bloqueo” de la ley impulsada por el Gobierno.

“Vimos en las agresiones a los funcionarios que fueron a plantear este debate a la comisión (de Presupuesto), y vimos hoy la búsqueda clara primero desde la calle y después en el propio recinto, donde vimos cruzar una valla que no se había cruzado nunca, convirtiéndose en piqueteros del recinto de la Cámara de Diputados. Algo que la oposición nunca había hecho”, señaló el jefe de Gabinete, que hizo hincapié también en un intento de agresión contra el presidente de la Cámara de Diputados.

Peña apuntó que “estamos convencidos de que existía y existe una vocación mayoritaria de acompañar esta ley, por eso hubo quórum dos veces”, y cargó contra “una minoría” que a su juicio “optó por la violencia antes que por el diálogo, la paz y la democracia”. Al respecto, aclaró que “Cambiemos no va a seguir ese camino, por eso se decidió levantar la sesión”, y abogó por la “paz y tranquilidad, los valores que tenemos como gobierno y que reflejan la inmensa mayoría de los argentinos que están asqueados de la intolerancia”.

“Hubo un cambio que le dijo basta a esa intolerancia”, enfatizó Marcos Peña.

El jefe de Gabinete sostuvo que “lo que tienen que hacer los que representan a la minoría es actuar con dignidad y sentarse a debatir”. Agregó que “el tiempo demostrará” si ellos tienen razón o no, “pero no es a través de la violencia y la mentira” cómo se resolverá la cuestión.

Consultado sobre la posibilidad de que el Gobierno esté evaluando la posibilidad de modificar la ley, Peña aclaró que “no creemos que por la violencia de minorías muy minoritarias y violentas se tiene que modificar el debate parlamentario. Sería muy triste para la democracia que por los violentos” se cambie una ley. Sí podría hacerse, dijo, “en el diálogo y en el recinto, ahí sí”. Insistió en que “estamos convencidos de que este proyecto es bueno y refleja la mayoría de las voluntades del Parlamento”, por lo cual “creemos que esa ley tiene que salir de esta forma”.

Reclamó además que “todos tenemos que estar unidos para repudiar la violencia que busca impedir el diálogo democrático en el recinto”.

Luego apuntó sobre la violencia en las calles aventurando cierta intencionalidad que atribuyó a las declaraciones de diputados y de quienes arrojaron piedras, todos buscando “hacer tierra liberada en la zona del Congreso”. En ese sentido mencionó la demanda de diputados de la oposición para retirar las vallas en torno al Congreso y habló del “ejemplo vergonzoso” de quienes “intentaron agredir físicamente a diputados en el recinto”, preguntándose “qué hubiera quedado para los encapuchados de los que estábamos tratando de proteger a una institución de la democracia”.

“Hay mucha hipocresía”, advirtió, lamentando a continuación cualquier situación que hubieran vivido legisladores y hombres de prensa durante los incidentes.

Tras asegurar que “la paz social está absolutamente garantizada”, ante la consulta sobre la posibilidad de realizar la sesión la semana que viene, no dio precisiones. “Por supuesto que vamos a trabajar para ver cuándo es el mejor momento para seguir avanzando en la implementación de un consenso amplio que se ha logrado, que permite dar sustentabilidad a un Estado en la Argentina”, señaló, e insistió en que las autoridades del Congreso “sabrán cuándo es el mejor momento para tratar la ley”.

Por otra parte, Peña evitó responder sobre la posibilidad de implementar un bono de compensación para los jubilados. “Lo que esta ley plantea es que los jubilados ganen 5% más que el año próximo. Sostenemos que es una buena ley, todo lo otro que se pueda discutir se hará”.

“No vamos a caer en el juego de los violentos”, dijo ante una consulta sobre un cambio en la fórmula para aumentar los haberes de los jubilados y negó luego que desde el Gobierno hubieran dicho que contaban con 140 votos seguros. “Nunca hablamos de un número de esas características”, dijo, pero insistió en que “hubo quórum dos veces” y remarcó la “vocación de diputados de debatir, pero no en un contexto de violencia. Los piqueteros del recinto impidieron el normal desarrollo del debate parlamentario”.

Por último, al ser consultado sobre una reunión que fuera a realizarse con Elisa Carrió, el jefe de Gabinete aclaró que “hablamos con todas las autoridades, nos estamos reuniendo para analizar todas las alternativas”. Y concluyó enviando “un mensaje de tranquilidad, de paz, la violencia no es algo que podemos aceptar en democracia. Tenemos que apostar por la paz; cuando uno está en minoría tiene que aceptar el debate”.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

9 − tres =