Propuesta para reformular las Economías Regionales

 Propuesta para reformular las Economías Regionales

Martín Berardi continúa aportando perspectivas económicas y sociales para una reformulación de las economías regionales como base de un nuevo modelo de agregado de valor compartido, que permita a los argentinos del interior mejorar las relaciones interpersonales en base a mejores ingresos.

Martín Berardi: “Si los jujeños y salteños  logramos corregir la desigualdad alcanzaremos niveles de progreso y felicidad”

El Ing. Guillemo Martín Berardi continúa aportando perspectivas económicas y sociales para una reformulación de las economías regionales como base de un nuevo modelo de agregado de valor compartido, que permita a los argentinos del interior mejorar las relaciones interpersonales en base a mejores ingresos.

 Ing. Guillermo Martín Berardi
Ing. Guillermo Martín Berardi

14.02.2015 || La crisis de -las economías regionales- de todo el país, es una problemática medular para analizar y resolver, tarea que merece un debate nacional, ya que es un recurso primario que permitió contener a mas de 10 millones de argentinos en el interior durante mas de medio siglo.

Sin embargo hoy padecen una fuerte retracción que atenta contra los proyectos familiares, tanto del sector empresarial que ha perdido la rentabilidad y en consecuencia el horizonte, como de las familias trabajadoras, junto a los pueblos que recibían los frutos del derrame, produciéndose rupturas en el tejido social que confluyen en la reanudación de múltiples éxodos de obreros hacia el centro del país y un aumento de la desesperanza, que lleva a los jóvenes a la droga o la delincuencia por la dramática falta de expectativas.
En torno a esta acusiante realidad, el Ing. Guillermo Martín Berardi admitió el rosario de conflictos que afectan a las economías regionales, entre ellas el tabaco, la caña de azucar, el citrus, las frutas finas, la vid, etc; actividades que según su análisis deben reformularse para alcanzar nuevos estadios de competitividad.

El ing. Martín Berardi incorporó un nuevo concepto como sugerencia en la reinvención de las economías regionales: “La Distribución Equitativa”, al respecto declaró: -”Es imprescindible sentarnos a dar un debate en torno a la reformulación de las economías regionales, las cuales deben reconstruirse sobre la base del agregado de valor compartido, esta nueva concepción del derrame permitirá el ascenso social de millones de obreros interrelacionados con la actividad primaria de cada economía”.

-“La única manera de recomponer el tejido social en el interior del país, es con mecanismos de distribución equitativos, para ello la participación comercial debe alcanzar a mas sujetos, con lo cual abrimos el juego para otorgar mayores beneficios”

– “La manera de lograr esa dinámica, es la incorporación de múltiples clúster adosados al tronco de la actividad central de cada región, todos orientados a la producción de alimentos y energías limpias, complementadas con la elaboración de infraestructura y soportes tecnológicos de desarrollo nacional, para alcanzar tales objetivos, de esta manera el valor agregado compartido permita la constitución de múltiples emprendimientos sociales integrados, donde el obrero convencional se incluye no solo como mano de obra calificada, sino como generador de agregado de valor -industria social-”.

-“Esta visión implica una readecuación curricular para formar recurso humano apto, con mentes innovadoras y solidarias”

Asi, por ejemplo en las provincias de Jujuy y Salta la producción de la caña de azúcar se integra con la de tabaco y el maiz al orientar gran parte de la superficie de siembra a la generación de biocombustibles, donde el maiz es necesario para alcanzar volúmenes de mercado, tanto para biocombustibles como también con fuente de alimento animal creando en este sentido una nueva unidad de negocio rentable que permita la diversificación en todas las fincas actuales, incorporandose a la cadena de valor que demanda la industria alimentaria industrializada (proteinas), debiendo crearse decenas de criaderos de producción de carnes alternativas, plantas de alimentos balanceados, emprendimientos metalmecánicos para insumos y servicios, etc.” sin descuidar toda una nueva gama de vegetales, que se denominan “nutraceuticos” o sea que no solo proveen de alimento sino también de una especie de medicamentos para el tratamiento o la prevención de una serie de enfermedades, y sin dejar de pensar en otra forma de industrias como la sucro-quimica o alco-quimica, que demandarán inversiones y empleos altamente calificados.

-”Esta es la manera de promover el empleo en las zonas rurales, no solo para los habitantes que residen en ellas, sino que; con un buen sistema de transporte interjurisdiccional, podremos ofrecer empleo a residentes periféricos aliviando a las ciudades colindantes.”

-“Un nuevo enfoque permitirá reciclar los planes sociales, en asistencias formativas con salidas productivas, de las cuales podrán ser partícipes activos. Estamos hablando de un nuevo paradigma de desarrollo laboral”.
-“Es necesario discutir alternativas para prevenir, los momentos dramáticos que asolarán a millares de familias de la región  en los próximos años si no somos capaces de apostar por el desarrollo agroindustrial con soporte social.”

-“Ya hemos comenzado a transitar la etapa de mecanización agrícola, donde los bolsones de desempleo estan a la vista, situación que se agravará según las proyecciones, por eso es necesario imponer nuevos horizontes, no solo para preservar empleo, sino para hacerlos de calidad, de modo de permitir la recuperación de las relaciones interpersonales, modos del comportamiento humano que garantizan que la convivencia sea posible”. “Es necesario mejorar los ingresos y el acceso a la vivienda, por que ellos son el soporte de conductas sociales aceptables”.

-“Hay un dicho en medicina que dice que  -somos lo que comemos- hoy el mundo y la globalizacion nos lleva a otro paradigma que es -somos lo que consumimos- la gente se identifica y se muestra en base a los artículos ya sea de lujo o uso cotidiano que puede comprar, si no entendemos que debemos ayudar para que la mayor cantidad de personas posibles logren consumir, estaremos ante una crisis social de nefastas consecuencias”.

-“Con la misma visión y metodología podemos disparar políticas regionales para reinventar la producción citrícola, de frutas, vid, etc en todo el país”. Es imperioso que el sector político que quiera o pretenda  conducir los destinos de nuestro país y de nuestra región sea capaz de tener la audacia de generar un pacto con el resto de los opositores en promover las condiciones para la creación de no menos de 10.000 empleos por año en la zona, de no ser así, es cuestión de que, gane el que gane, debemos prepararnos para el colosal  impacto”. Concluyó Martín Berardi

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve + 11 =