Massa cree que lo beneficia la idea de Macri de cerrarse en el PRO

 Massa cree que lo beneficia la idea de Macri de cerrarse en el PRO
LPO || Creen que se congela el pase de dirigentes. Plantean que con esa actitud Macri es funcional al kirchnerismo.
Sergio Massa cree que le hará pagar caro a Mauricio Macri su decisión de cerrarse en el PRO y no admitir ningún tipo de nueva alianza para enfrentar al kirchnerismo, una decisión que de todos modos algunos creen que es una estrategia para pararse mejor de cara auna posible negociación.

Tras el anuncio del PRO del lunes, el líder del Frente Renovador reunió ayer a su tropa en su oficina del piso 17 de la Torre de las Naciones, en Tigre. En el encuentro estuvieron Malena Galmarini, Roberto Lavagna, Graciela Camaño, Francisco De Narváez, Gabriel Katopodis, Mario Meoni, José Eseverri, Jorge Sarghini y Jorge D’Onofrio.

Allí se analizaron las últimas encuestas que tiene en su poder Massa y también se discutió sobre las idas y vueltas con el PRO, un frente que no está cerrado ni mucho menos más allá de las declaraciones de ambos bandos.

En el massismo concluyeron que la decisión de Macri de cerrarse en el PRO los beneficia en dos puntos. El primero es que el “macrismo puro”, sostienen, congeló los pases y negociaciones con intendentes y dirigentes bonaerenses que amagaban a irse del Frente Renovador a las filas del PRO. Esto habría provocado el desencanto, entre otros, de Gustavo Posse y Jesús Cariglino, a los que nunca les dieron la foto con Macri y que ahora parecen entrar en el grupo de “impuros”.

Al respecto, Clarín reveló hoy que Emilio Monzó fue corrido del armado del PRO en la provincia de Buenos Aires. Según esa versión, el ministro de Gobierno porteño se comunicó ayer con varios intendentes que hoy militan en el massismo para comunicarles que no podría sostener nada de lo que les había prometido. LPO había revelado un encuentro del funcionario con dos intendentes del círculo más cercano a Massa, lo que disparó las versiones de un acuerdo.

Por otro lado, cerca de Massa apuestan a instalar la idea de que Macri es funcional al kirchnerismo oponiéndose a la gran primaria opositora, mientras sugieren que tiene miedo de enfrentar al tigrense. Por eso los dirigentes massistas van a seguir repitiendo en los medios que es imposible ganarle al FPV sino se junta la oposición. Con un agregado, “es lo que pide la gente”.

Massa con De Narváez en Moreno

Estas ideas se reflejan en las declaraciones que hicieron posteriormente algunos de los participantes del encuentro. «Que (Macri) deje su soberbia de lado y acepte una primaria opositora, para no perder la posibilidad de elegir el mejor candidato y darle respuesta al más del 60% que no quiere más kirchnerismo», indicó José Eseverri, que culpó al líder del PRO por no haber asumido su responsabilidad en 2011, algo que en su opinión abrió la puerta para el 54% de Cristina.

Algo similar dijo Graciela Camañó. «Si no vamos a un acuerdo nacional va a terminar ganando el kirchnerismo. Si no vamos a un acuerdo, significa que Macri acordó con el Gobierno y tienen un pacto para mantener los negocios en los que son socios, como el juego», disparó la diputada nacional, que acusó al jefe de gobierno de “mezquino”. “Que explique por qué insiste en dividir el voto opositor”, desafió.

Otro de los ejes del discurso massista es que Macri se estancó en las encuestas. Esos sondeos que aparentemente manejan en Tigre indicarían además que el Frente Renovador habría recuperado dos puntos. “Con Cristina con 40 puntos de imagen positiva y opositores con 20 puntos de intención de voto, perdemos. Macri va a tener que explicar por qué no quiere el acuerdo”, dicen.

En definitiva, lejos están de caerse las negociaciones. Aunque el PRO haya corrido a Monzó, la designación de Jorge Macri como jefe de campaña bonaerense, adelantada por LPO, alimenta las posibilidades de acercamiento. El intendente de Vicente López fue clave en el acuerdo de 2013 y todavía mantiene contactos con Malena Galmarini y Camaño.

Es por esto que nadie se anima a arriesgar si el anuncio de Macri de apostar a la “pureza PRO” es una decisión definitiva -equivocada según consideran el resto de los opositores- o una maniobra táctica para plantarse mejor en las negociaciones con Massa.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno + tres =