Massa presentó el presupuesto 2023 y dijo que la inflación de 60% es «conservadora»

 Massa presentó el presupuesto 2023 y dijo que la inflación de 60% es «conservadora»

Por Mauricio Cantando // Sostuvo que puede ser menor. Pidió revisar beneficios fiscales, sancionar la ley de agroindustria y puso reparos a la de humedales. Cruce con la izquierda por el conflicto de neumáticos.

Sergio Massa presentó la ley de presupuesto 2023 este miércoles en la Cámara de Diputados y sostuvo que la meta de inflación del 60% es «conservadora» y hasta puede ser menor. 

Además, el ministro de Economía, que en dos ocasiones dijo que ejercía su último cargo público, invitó a los legisladores a revisar las promociones fiscales y, sin mencionarla, advirtió que la ley de humedales podría complicar las inversiones mineras, una de las principales fuentes de ingresos de divisas a mediano plazo. 

También se cruzó con la izquierda por el paro del sindicato del neumático que paraliza la industria automotriz. 

Massa arribó al salón de pasos perdidos poco después de las 14 horas para exponer los detalles del presupuesto enviado hace 15 días, que el 26 de octubre llegará al recinto y la oposición avalaría en general. Sólo le pedirían retocar algunos artículos. 

«Llevo como una cruz ser el único presidente de esta Cámara al que le rechazaron un presupuesto», bromeó el ministro, en recuerdo del fallido debate de diciembre.

Con su exposición, intentó que este año la historia cambie. «El presupuesto es prudente y realista. Está planteado con una enorme responsabilidad respecto al rol que tiene el Parlamento a la hora de aprobarlo», confió.

Definió como pilares del presupuesto el orden fiscal, el superávit comercial, el crecimiento de reservas y el desarrollo con inclusión.

Y enumeró las metas que ya comprometió al FMI: un crecimiento de 2 puntos, una inflación del 60 y una devaluación del 62%, con un tipo de cambio promedio de 218,9. También un déficit fiscal de 1.9% del PIB, aunque aclaró que el Fondo cuenta el rojo de caja y no de programa, que llegará a 2.5.

Confirmó que el 7 de octubre habrá un board con el FMI para aprobar la revisión del segundo trimestre.

Ante una consulta de Margarita Stolbizer, Massa no descartó que la inflación pueda ser menor a la pautada. «No hay una medida que baje la inflación. No soy mago. Pero la combinación de la política monetaria, fiscal, de acumulación de reservas, de inversión pública y privada permiten construir en el desarrollo de las proyecciones económicas este escenario».

«Sentimos que una propuesta con 60% de inflación es conservadora. Si lo hacemos entre todos juntos y bien podemos bajarla aún más. Y que en tal caso todos tenemos que cumplir nuestra parte», invitó, ya al final de su exposición, en un breve intercambio de preguntas con autoridades de cada bancada. 

En una reunión con los diputados que hubo más tarde, el secretario de Programación Económica Gabriel Rubinstein contó que hay variantes para especular con una inflación del 40% en 2023, pero la «organización» de la economía no permitía poner ese número. 

Massa anunció que no descartaba una cláusula que obligue a revisar las variables si se modificaran los ingresos y egresos, como se hizo en 2020.  

Al inicio de su presentación, el ministro cuantificó en 20 mil millones de dólares las pérdidas del país por la invasión de Rusia a Ucrania.

Sumó el aumento del precio de la energía importada, que elevó 4900 millones de dólares el costo de su importación; la caída de líneas de créditos y los daños colaterales de la recesión europea.

Identificó varios sectores para sumar divisas y le pidió leyes para colaborar. En el caso de la agroindustria, reclamó sancionar el proyecto pendiente, cajoneado en comisiones. 

No aludió al paquete de leyes de telecomunicaciones que impulsa el kirchnerismo, pero anunció en febrero habrá una licitación de 5G, en la que participarán los principales actores del sector. 

Respecto a las inversiones energéticas confió en ser un «gran jugador a mediano plazo» si se aprovecha la reserva de Vaca Muerta, para lo que resta construir infraestructura que permita transportar el gas. Anunció un proyecto de ley para promocionar inversiones a 10 años de GNL, de hidrógeno verde, azul y gris.

Y destacó las oportunidades en la minería, no sólo en el litio sino en el cobre, «uno de los grandes jugadores de los próximos años».

Cecilia Moreau, Sergio Massa y Carlos Heller. 

Identificó 18 proyectos mineros vigentes y 95 presentados, con inversiones de 6 mil millones de dólares y exportaciones de 4500 que pueden escalar a 10 mil en 2026 y 30 mil en 2030.

Con sutileza, advirtió que todo puede caerse si avanza la ley de humedales que se dictaminaría este jueves. «Es importante encontrar el mecanismo que nos permita que aquellas provincias que están trabajando fuerte en el proyecto de desarrollo de cobre, litio y plata, tengan la oportunidad de trabajar en este Congreso en las eventuales herramientas que falten».

«Entiendo que lo deben hacer de manera sustentable, que es clave que cumplamos y controlemos el cumplimiento de las normas ambientales. Pero entiendo también que potencialmente hay un sector de desarrollo económico para Argentina que tenemos que mirar con atención», dijo el ministro. En la ronda de preguntas, ignoró una consulta específica de Ricardo López Murphy sobre la ley de humedales que está en debate.

Massa defendió la segmentación de tarifas y la consideró una posibilidad de «ahorro energético». Y le pidió a Carlos Heller, presidente de la Comisión de Presupuesto, convocar a los sectores favorecidos con beneficios fiscales para exponerlos.

Están identificados en un documento anexo del presupuesto que se llama «separata», con el detalle de exenciones vigentes hace tiempo como los régimen impositivos especiales por zona, las rebajas de alícuotas de bienes personales y las exenciones del impuesto a las Ganancias a los magistrados. 

Acumulan un 2.5% del PIB y hasta 5 si al costo fiscal se suman las partidas presupuestarias. «El objetivo es poner el debate sobre la mesa», propuso Massa y contó el caso de una empresa que tributa en una región favorecida (como Tierra del Fuego), tiene beneficios fiscales, importa con un dólar favorable y ni siquiera acepta discutir precios. No dijo cuál era. 

Massa describió las becas y beneficios sociales vigentes y negó que haya aplicado un recorte a sectores de discapacidad, una acusación que surgió por un reclamo de demoras en prestaciones. 

Destacó los subsidios financieros a pymes, para que no afronten las tasas altas que habrá, parte del compromiso con el FMI.

En la ronda de consultas Massa tuvo un fuerte cruce con la diputada del Partido Obrero Romina del Plá, quien se levantó junto a sus 3 compañeros de izquierda con pancartas contra la importación de neumáticos que anunció el ministro para suplir el faltante que ocasione el paro de los trabajadores del rubro.

«Yo dije que no tenía que haber inflexibilidad de ninguna parte y sentarse a negociar. Y no como pasó hoy que ninguno quiso ir si estaba el otra», aclaró el ministro y anticipó que pedirá revisar la variación salarial entre las empresas del rubro. 

«¡Miente!», respondió Del Plá. «Yo no miento. Miente (el sindicalista Alejandro) Crespo que dice que no lo recibió nadie y se reunió con el secretario de producción», gritó Massa.

El lilito Juan López reclamó incluir en la «separata» de potenciales recortes  a las empresas públicas.  Calculó que tienen un déficit de 0.8 del PIB, uno de los que más cuestiona Juntos. 

«Es un debate que propongo: revisar los beneficios fiscales. Son 5 puntos. La ayuda social es 1.7», respondió el ministro. «Vi un proyecto de la coalición cívica sobre hacer un holding con empresas públicas. Es una buena idea, pero el Estado se descapitalizaría. Porque tiene acciones», corrigió. Propuso evaluar un mecanismo con el Fondo de Garantías de Sustentabilidad (FGS).

El radical Mario Negri le reclamó detalles por un artículo de la ley que daba facilidades financieras a Aerolíneas Argentinas, la empresa más cuestionada por JxC. Massa prometió responderle. 

Martín Tetaz de Evolución radical le cuestionó el costo financiero de 100% que tienen los bonos argentinos, por encima de la inflación prevista. El ministro le reprochó las declaraciones de ex funcionarios sobre el futuro de los papeles si cambia del Gobierno. 

Cristian Ritondo, del PRO, le pidió saber en qué se habían ido los dólares de superávit comercial y Massa lo adjudicó a la «brecha» entre la cotización oficial y las paralelas. «Nos obliga a revisar cuestiones culturales, tenemos un funcionamiento con el dólar muy linkeada. Por eso colocamos tres artículos que se tomaron con blanqueo, pero son instrumentos de viabilización de dólares». 

El cordobés Carlos Gutiérrez, del bloque de Juan Schiaretti, reclamó por los subsidios al transporte de las provincias, que el presupuesto renueva pero sin actualizar partidas. Massa pidió que las provincias tengan Sube y no prometió más plata. «En el acuerdo fiscal de 2018 paso la responsabilidad de los subsidios a las provincias. El que está vigente es por el Covid, que se termina», se desentendió.Copyright La Politica Online SA 2022

0 Reviews

Write a Review

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nueve + doce =