Massa recibió a Urtubey y a Bossio para abrir una nueva página en el PJ

 Massa recibió a Urtubey y a Bossio para abrir una nueva página en el PJ

La interna opositora. Reacomodamientos en el peronismo.

Fue anoche, en su casa de veraneo en Pinamar. Por el FpV también estuvo el senador Mera. Y varios massistas.

Por Guillermo Villarreal

“Acá arrancó el peronismo del siglo XXI”, dijo uno de los massistas presentes en el country La Herradura, al costado de la ruta 11, en una de las zonas más coquetas de Pinamar. Fue antes de la choriceada que sirvió de prólogo al asado que convocó el líder del Frente Renovador en su residencia veraniega para unir a referentes de su sector y del Frente para la Victoria que coinciden en la necesidad de recuperar al peronismo sin necesidad de ponerle palo en la rueda al gobierno de Mauricio Macri.

5691033f014c5

Estuvieron todos los que dijeron que iban a dar el presente. El gobernador salteño, Juan Manuel Urtubey, como invitado estelar. Y también el diputado Diego Bossio, un ex cristinista que dirigió la ANSeS hasta diciembre. Para alimentar el espacio de los que fueron candidatos del FpV, también se sentó a la mesa el ex vicegobernador y actual senador por Catamarca, Dalmacio Mera, primo de Urtubey.
Por el massismo estuvieron los diputados Graciela Camaño y Carlos Selva; además de los intendentes de San Miguel, Joaquín de la Torre, y de Miramar, Germán Di Césare. En representación del delasotismo asistió el senador Carlos Caserio.

Tras la ambiciosa definición con la que arrancó el encuentro, voceros del massismo aseguraron que se habló de ayudar a la gobernabilidad de Macri al mismo tiempo que de la necesidad ponerle límites. Más entusiastas se mostraron los comensales cuando se abordaron las estrategias para renovar el peronismo.

“Capacidad de gestión e ideas innovadoras”, coincidieron varios. “Sin vuelta al pasado”, remarcaron otros. Es decir, un peronismo sin sello K. De hecho, el asado de anoche marcó un primer paso de la rebeldía peronista hacia la conducción que ejerció Cristina Kirchner en los últimos años, definida por Massa como “del látigo y la chequera”.

Antes del arranque, en el entorno massista saliero al cruce de la supuesta pretensión del diputado del FR de retornar a la estructura del justicialismo. “La meta no es liderar el PJ sino mantener y ampliar el Frente Renovador”, aseguraron. “Pero Sergio sí va a buscar ayudar a armar un peronismo nuevo, más moderno y plural”, sostuvieron.

Hay otro dato llamativo. Massa tiene muy buena relación con Urtubey, pero sabe que es un competidor en las aspiraciones que ambos tienen de llegar a la Presidencia. El ex compañero de fórmula de Massa fue el ahora intendente de la capital salteña Gustavo Sáenz, rival de Urtubey en su provincia. Pero esa disputa se saldaría más adelante.

Antes del cónclave, Urtubey sostuvo que la reunión de Pinamar con Massa y Bossio estaba enmarcada en el objetivo de lograr un PJ “competitivo y funcional a lo que la Argentina necesita”. El gobernador comentó que había charlado del tema con el presidente del PJ, Eduardo Fellner.

“Vamos a conversar con dirigentes de distintos espacios. Lo voy a seguir haciendo en los próximos tiempos, porque lo que queremos es garantizar que a la Argentina le vaya bien, que haya gobernabilidad. Creemos que hay que romper ese viejo maleficio que dice que a otro gobierno que no sea peronista no le va bien”, le dijo a la agencia oficial Télam. Y agregó: “nosotros queremos que le vaya bien al Gobierno y nuestro desafío desde la política es ser mejores”.

Mientras se desarrollaba la reunión, desde el massismo aclararon que “no se trata de crear una nueva línea interna”.129389-la-nacion-editorializa-sobre-la-relaccion-de-massa-urtubey-y-saenz

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × 2 =