México extraditó a «El Chapo» Guzmán a Estados Unidos

 México extraditó a «El Chapo» Guzmán a Estados Unidos

El capo narco fue entregado a las autoridades norteamericanas un día antes de la asunción de Donald Trump.

extradicion chapo

Mientras los ojos del planeta estaban puestos en el comienzo de los actos de asunción de Donald Trump, de manera silenciosa, casi imperceptible, en México comenzaba un operativo de magnitud mundial: la extradición del narcotraficante Joaquín «El Chapo» Guzmán a los Estados Unidos.

Guzmán, capo narco considerado el líder del cartel de Sinaloa, fue entregado a las autoridades estadounidenses un día antes de que Donald Trump asuma la presidencia. En efecto, fue cuando la ceremonia para su investidura había comenzado con algunos actos simbólicos.

La cancillería mexicana informó en un comunicado que un tribunal rechazó un amparo contra la extradición por lo que las autoridades decidieron enviarlo al país vecino, donde es buscado para ser procesado por narcotráfico.

«El Gobierno de la República el día de hoy entregó al señor Guzmán Loera a las autoridades los Estados Unidos», señaló el comunicado oficial.

Guzmán permanecía detenido en una prisión cercana a la localidad fronteriza de Ciudad Juárez. Según trascendió meses atrás, «El Chapo» había confesado a sus abogados que no aguantaba estar encerrado en prisión. «Me estoy volviendo loco», les dijo y afirmó que no sabía si iba a «llegar vivo a diciembre».

El abogado de Guzmán, Refugio Rodríguez, dijo que su cliente les pidió, en octubre, «atención psiquiátrica urgente».

En ese contexto, La esposa del «rey de las drogas», Emma Coronel, denunció ante la CNDH los malos tratos que dijo recibía en prisión su marido y aseguró que Guzmán «está muy mal», ha perdido «mucho cabello por tanto medicamento» que se le obliga a tomar y «vive en constante estrés físico».

«Queremos que tengan bien claro que él no se va a suicidar, el daño que pudiera sufrir es por la tortura y el aislamiento que le está provocando el Gobierno federal», dijo su abogado.

Lo concreto es que «El Chapo» siguió vivo y hoy, en medio del traspaso de mando en EE.UU., donde Donald Trump asumirá el poder bajo la promesa de construir un muro fronterizo, se lo extraditó a ese país.

La extradición cumple «las normas constitucionales, los requisitos establecidos en el tratado bilateral y demás disposiciones legales vigentes para su emisión», sostiene la cancillería en el comunicado.

Guzmán, el capo narco más poderosos de México, fue capturado por primera vez en 1993 en Guatemala, pero en enero de 2001 se fugó del un penal federal del estado de Jalisco (oeste).

Se inició entonces una cacería que duró hasta febrero de 2014, cuando fue recapturado en el puerto de Mazatlán (noroeste) y trasladado al penal de máxima seguridad de El Altiplano, en el Estado de México, vecino de la capital.

Pero Guzmán protagonizó una segunda espectacular fuga en julio de 2015 a través de un kilométrico túnel, lo que fue considerado una humillación la presidencia de Enrique Peña Nieto.

El 8 de enero de 2016 fue detenido por tercera vez en Los Mochis (noroeste), luego de lo cual el gobierno determinó entregarlo a Estados Unidos.

Estados Unidos acusa a Guzmán por los delitos de asociación delictiva por importar, poseer y distribuir cocaína, delincuencia organizada, narcotráfico, lavado de dinero, homicidio y posesión de armas de fuego, entre otras imputaciones.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − 7 =