Tabaco Barato, Productores Pobres

 Tabaco Barato, Productores Pobres

El tabaco fuera de los beneficios de la devaluación en el 2014

Mientras Carlos Casamiquella festeja la recuperación de las economías regionales en todo el país, tras la devaluación. El tabaco em Argentina se quedó relegado por el desatino de dirigentes, gobierno e industria.

Jujuy. 01.01.2014

El Ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación; el Ing. Carlos Casamiquella, recorre estudios de televisión y concede cuanta nota es solicitada para amplificar los beneficios de la devaluación, haciendo pié en la recuperación de las economías regionales en el interior del país, las cuales admite, estaban ahogadas por el retraso cambiario.

Sin embargo la devaluación no afectaría positivamente, al menos en esta etapa a los productores tabacaleros del país ubicados en siete provincias, en particular a los de Jujuy, ya que los de Salta asisten a una transferencia regular del FET, recurso que mitiga las variables negativas que viene afectando a la actividad, según se deduce por la pronta liquidación de 70 millones de pesos a esa provincia.

En Jujuy, el silencio del Gobernador en su discurso de apertura de sesiones ordinarias, hace mas de un año, donde omitió al sector tabacalero, con quien había cerrado su campaña proselitista en el 2011, dejó en claro que desde la gobernación le soltaban la mano, pues ese gesto de indiferencia  contribuyó a profundizar el descalabro en el sector, el cual no logró regularizar la transferencias del FET, objetivo que fue el emblema de campaña de la Cámara del Tabaco de Jujuy, llegando a asegurar que habría depósitos del 1 al 5 de cada mes, anunció que sucumbió en el voluntarismo, ya que un solo adjetivo le cabe a la gestión del  FET en Jujuy, -la discontinuidad absoluta-.

La Cámara del Tabaco también ocupó las ediciones de diarios y medios con el discurso de haber lanzado en Plan Estratégico que permitiría proyectar la actividad hacia la calidad total, permitiendo que las nuevas generaciones de productores tengan un horizonte prometedor, por garantías en responsabilidad ambiental, técnicas agropecuarias amigables con la salud, manejo eficiente del agua y un mecanismo eficiente de gestión de recursos; libreto aplaudido en Misiones por el Lic. Sergio Boscariol, apuntando que Jujuy era un ejemplo por adelantarse a los embates de las políticas antitabaco desplegadas en el mundo.

Pero aquel plan cayó en saco roto, ya que el sector demostró no poseer ninguna planificación estratégica que impulse el agregado de valor, la migración parcial a estándares orgánicos; y la aplicación de estudios de costos y evolución de mercados, como además mejoras en  metodologías  de negociación; todas referencias a políticas preventivas, como parte central de una actividad encajada en el área de reconversión tabacalera.

Los tabacaleros jujeños están sumidos  en un mar de incertidumbre, ahora que, la implorada devaluación llegó, se encuentran rehenes de las acopiadoras, las cuales despliegan políticas particulares de persuasión para tomar el tabaco retenido en los galpones de los productores, consolidando un mercado de compra a precios diferenciales, ya que no hay precio acordado, y existen ofertas diferentes en cada boca de acopio.

Situación que ahora denuncia el Dr. Pedro Pascuttini, señalando a Alliance One y a Massalin Particulares como desleales al no respetar las condiciones del acuerdo en cuanto a respetar el patrón tipo, aconsejando en una clara intervención, que los productores acudan a cooperativa, ya que allí se respeta el patrón tipo; manifestaba Pascuttini en declaraciones televisivas.

Sin embargo, no resulta coherente la postura que hoy adopta la Cámara del Tabaco de Jujuy, la cual esta pidiendo la B1F de tabaco a U$S 3,78 dólares,  pero admitió acordar un aumento de precio tomando la referencia del año pasado en pesos, la cual por la devaluación se licuó a menos de un 9% , con lo que la explosión inflacionaria del año 2013 que cerró por encima del 28% hacen incomprensible el acuerdo.

El año paso el precio del Kilogramo de Tabaco B1F fue de  U$S 3,78 dólares, pero ahora se pagaría U$S 2,90 dólares en el mejor de los casos, es decir, habría un tabaco demasiado barato, con el precio más bajo del mercado de compra en el planeta en estos momentos, lo cual no es bueno para Jujuy que exporta casi el 85% de su producción.

Solo queda una explicación,  todo apunta a que Cooperativa pueda recuperarse del millonario pasivo enraizado en su ADN, ya que tiene la oportunidad de realizar una operación internacional a precio FOB con alentadores márgenes.

Ya hay un grupo de tabacaleros que se dieron cuenta de la magnitud de una exitosa colocación de tabaco en el exterior, que podría dejar una diferencia neta cercana a los 200 millones de pesos, si es que logran captar mas de 22 millones de kilogramos de tabaco en las puertas de acopio, por lo cual están haciendo pesar la calidad de asociados, ya que en Salta el dirigente Esteban Amat, como argumento de persuasión advirtió que en este año cooperativa podría tener una recuperación histórica, lo que implicaría dividendos para los asociados, mas allá del precio que se paga en acopio, claro que cooperativa intentará atender el saneamiento de sus pasivos, pero los frutos que traerá la devaluación deberán quedar en varias canastas, de lo contrario las internas y disputas recrudecerán.

La pregunta del millón sigue siendo, porque el gobierno, los dirigentes de Cooperativa y Cámara cerraron un acuerdo tomando un aumento en pesos respecto de la referencia de la campaña pasada. 

¿Por qué ahora salen por todos los medios a decir que se plantan en U$S 3,78?, pero ya rubricaron otra referencia; ¿acaso habrá un giro en las negociaciones?; ¿la industria es la responsable del deterioro del precio?, o es un error de la entidad gremial, si es así, su conductor habrá concluido su ciclo, ya que al no levantar el valor de la B1F y terminar como hoy se registra en algunos acopios con cierre aproximados de 2,78 U$S promedio, pero en pesos, en una producción de casi 40 millones de kilogramos habría una pérdida respecto de la campaña anterior de mas de 320 millones de pesos, lo cual es un lujo que el sector no se puede permitir. Menos ahora que los insumos fueron remarcados por su alto componente importado, además de enfrentar en breve paritarias atadas a una inflación que cerró enero por encima de los 5 puntos, con una proyección del 60% anual, situación que hizo imposible la toma de crédito para encarar la recta final de la cosecha, ya que la plaza bancaria puso tasas superiores a los 55 puntos y el Banco Nación sencillamente bajo la persiana de la orferta de crédito hasta nuevo aviso, con lo cual los tabacaleros quedaron abandonados a su propia capacidad financiera, la cual en la mayoría de los casos hace tiempo fue reducida a plegarias desesperadas.

También merece una reflexión la firme postura del vice gobernador en reclamar a la industria un tabaco cotizado al mismo precio de la campaña pasada: -«que no se hagan los vivos»- había manifestado. Pero tampoco se entiende como el gobierno de la provincia no sale al rescate de cooperativa con un crédito que le permita imponer un precio justo sin depender de la postura de la Industria, como lo hizo el gobierno de Salta mas de una vez, ya que la tasa de retorno por la devaluación asegura una interesante recuperación, evitando el derrotero de cooperativa en la búsqueda de crédito, autorizada a endeudarse en U$S 80 millones de dólares.

Con el tabaco entregado en su existencia mayoritaria hacia el 18 de febrero, a los productores les quedará poco margen para alimentar sus expectativas, sin tabaco no tendrán ventajas para negociar, por lo cual deducimos que Jujuy producirá tabaco barato, con lo cual tendremos productores pobres, quienes recién advertirán su vulnerabilidad cuando tomen la lapicera para hacer cálculos para encarar los almácigos de la campaña 2014/15…; pero ya será tarde.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete − ocho =