Ministerio de Salud solo otorga 15 turnos diarios para electrocardiogramas en época de alta demanda

Si en algo ha fracasado estrepitosamente este gobierno es en la tan mentada reforma de Salud. Todo sigue igual o peor. No hemos cambiado en nada.

El Gobierno de la Provincia y el Ministerio de Salud han anunciado con mucha pompa y alharaca una serie de cambios estructurales tendientes a mejorar la atención al paciente. Se ha implementado un sistema de turnos telefónicos para facilitar el acceso a los servicios de salud, pero hay especialidades y servicios cuyos turnos se siguen dando «por ventanilla».

Justamente, en épocas de comienzo del año lectivo, los chicos necesitan presentar un electrocardiograma para sus legajos. Sin embargo el Ministerio solo otorga 15 turnos diarios, lo cual es verdaderamente poco siendo que el requisito fue impuesto como política de salud ppública en convenio con el Ministerio de Educación.

Las largas y penosas filas para llegar pronto a la ventalla siguen sucediendo en inmediaciones de hospitales públicos y del Ministerio de Salud. Es un fenómeno que no ha cesado a pesar de las promesas del Gobernador Gerardo Morales y el Ministro Bouhid. Todos los días se puede ver esta realidad inocultable y vergonzosa. Las personas, entre ellos pacientes niños y ancianos, llegan con la necesidad de obtener el carnet sanitario, o el electrocardiograma para presentar en los establecimientos educativos, pero los turnos que se dan son muy pocos. Todo parece indicar que esta práctica está pensada para desalentar el uso de los servicios de salud y orientar subrepticiamente a los pacientes a acudir a los servicios privados.

Desde esta redacción se ha consultado al Call Center del Ministerio de Salud por la posibilidad de sacar un turno para el electrocardiograma, y la operadora contestó que «esos turnos solo se dan por ventanilla, y solo se dan 15 por día». Aimismo hemos comprobado que aun obteniendo un turno en la especialidad de Cardiología, los cardiólogos se niegan a realizar el electrocardiograma.

Que se haya impuesto a los alumnos de todos los establecimientos el requisito de presentar electrocardiograma todos los años, a inicios de clases, para sus legajos escolares, parece un verdadero desproósito si solo se otorgan 15 turnos diarios. De la misma manera que parece una burla que exista un servicio de agenda de turnos telefónicos pero no estén cubiertos todos los servicios y especialidades médicas que los contribuyentes pagamos con nuestros aportes al erario público.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 − diez =