Monaldi: “aspiramos a que el Plan Belgrano se convierta en una política de Estado que trascienda a este gobierno”

 Monaldi: “aspiramos a que el Plan Belgrano se convierta en una política de Estado que trascienda a este gobierno”

El coordinador del Plan Belgrano en Jujuy, Osmar Monaldi, explicó las implicancias y los alcances del plan estratégico de recuperación económica que ideó Mauricio Macri para las regiones del Norte Argentino, involucrando tanto al NOA como al NEA.

descarga-2
Osmar Monaldi Pte. del PRO Jujuy y Coordinador de la Provincia del Plan Belgrano ante la Nación

Ambas regiones tienen problemáticas, más allá de las particularidades de cada región y cada provincia, bastante similares.  Las problemáticas sociales y productivas son bastante similares.

Justamente, el Plan Belgrano se trata de un plan de reparación histórica que involucra a las 10 provincias del Norte Argentino: Santiago del Estero, Catamarca, La Rioja, Tucumán, Salta, Jujuy, Formosa, Chaco, Corrientes y Misiones.

En este sentido explicó que en cada provincia hay un coordinador designado por el Ejecutivo Nacional, y que todos responden al Dr. José Cano, titular del Plan Belgrano.  Dentro de esta organización hay dos nodos que centralizan cada uno una región; uno está en Corrientes para el NEA, y para el NOA está el nodo de Tucumán.

”Al Plan Belgrano se lo confunde con el tema del Ferrocarril Belgrano, por el nombre.  El Ferrocarril Belgrano está dentro del marco del plan”, señaló el coordinador de Jujuy y explicó “el Plan Belgrano está focalizado en el Norte, para darle todas las situaciones de posibilidad para que el Norte surja, en igualdad de oportunidades, con trabajo,  pero sobre todo yendo de la mano con el gran tema que es el educativo”

Inversión en infraestructura, tanto para reflotar industrias y promover competitividad, por un lado, y por el otro, para mejorar y adecuar los establecimientos educativos y generar de esta manera igualdad de oportunidades para el Norte Argentino.  De eso, básicamente se trata el plan anunciado por el gobierno nacional para poner en marcha estas dos regiones tan postergadas y rezagadas en el desarrollo nacional.

Para generar esta igualdad de oportunidades, “necesitamos conectividad, necesitamos ferrocarril, necesitamos rutas, necesitamos infraestructura hídrica, necesitamos luz, necesitamos viviendas, necesitamos salud, necesitamos educación, y todas esas necesidades que estuvieron postergadas durante todo este tiempo.  Esa es la esencia de lo que es el Plan Belgrano”, enumeró Monaldi.

“Aspiramos a que la sociedad lo tome como suyo y sea la base de lanzamiento de un Norte distinto”, expresó, a la vez que reflexionó sobre la naturaleza de largo plazo que tiene este proyecto de envergadura que podría llegar a exceder estos primeros cuatro años del gobierno del presidente Macri.  “Las expectativas estuvieron circunscriptas, quizás, a los primeros meses.  Las magnitudes de lo que se tiene pensado son a mediano y largo plazo, y hay cuestiones que van a exceder a este gobierno”

Por ello, desde el gobierno se aspira a que, más allá de la continuidad o no del actual equipo al frente del destino del país, el Plan Belgrano se convierta en una política de Estado que tenga continuidad.

El plan se puso en marcha casi simultáneamente a la asunción de las nuevas autoridades nacionales y, para Jujuy, ya ha dado frutos ostensibles, “en días pasados salió favorable para Jujuy una licitación fotovoltáica de 300 megas dentro de lo que es el plan energético”, apuntó.

“Hace un año atrás, ni nos imaginábamos que esto podría ser posible.  De repente nos dimos cuenta que tenemos excelentes condiciones, con respecto al resto del país, para la generación de energía solar, porque tenemos una de las mejores cuencas a nivel mundial, todo lo que es Quebrada y Puna; tenemos la situación del litio, en un mundo que está dejando atrás el motor a explosión por las baterías, con el que podríamos tener un rol importante en el mundo; y también el tema del bioetanol por medio de la caña de azúcar y el maíz”, ponderó y evaluó “así que nos dimos cuenta de que tenemos un potencial energético privilegiado”.

A estos conceptos añadió, “en este año se vislumbran $95 mil millones de pesos como fondo específico para la inversión en infraestructura para la producción, la educación, la salud, la conectividad, vivienda, electricidad, etc”.

Para Monaldi, el gran desafío es “transmitirle a la gente que tenemos un sello que se llama Plan Belgrano, que es único para el Norte, que tenemos que exigir que el gobierno de turno, y el que venga, siga focalizando como una situación imperiosa de restitución histórica para que podamos tener las posibilidades que tienen otras áreas del país.  Aspiramos a que esto sea una política de Estado, que trascienda a este gobierno”

“El Norte necesita desarrollarse y necesita tener igualdad de oportunidades”, concluyó

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 + 8 =