NEA: Caída de ventas afligen a las pymes comerciales

 NEA: Caída de ventas afligen a las pymes comerciales

Ventas estancadas, costos crecientes y competencia dividida entre las grandes superficies y comercio ilegal, marcan un panorama angustiante para el comercio minorista regional. Rechazan mejora difundida por la CAME.

El sector de pymes comerciales formales del Nordeste argentino (NEA) haber transcurrido un mal año, en el que las ventas generales cayeron un 20% en volumen de unidades en comparación con los diez primeros meses del 2012.

El retroceso de las ventas a crédito en Resistencia y Corrientes completa un coctel en el que el aumento de costos disminuyó la rentablidad de las pymes comerciales.

Las mediciones nacionales reflejan el promedio de mercados y realidades comerciales muy diferentes a las de Chaco y Corrientes”, señala el gerente de la APICC, Carlos Vasallo.

“Nuestra realidad no se explica en el índice de CAME”, resume Elian Jovanovich pulsando la sensación de la situación del movimiento comercial local que recibe de sus colegas y empresarios, respecto de la medición de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) que difundió una mejora del 2,5% en octubre pasado.

La medición de CAME promedia datos de un grupo de ciudades que colectan entidades gremiales empresarias adheridas a esa organización nacional. Sin embargo, la media nacional, suele estar alejada aún del promedio de las provincias del NEA.

“Entre la competencia marginal, las grandes superficies, las ventas paradas y la suba permanente de costos, la rentabilidad comercial pyme está muy comprometida” señala Jovanovich.

“Se promedian lugares y mercados lugares muy diferentes a la realidad de nuestras capitales”, coincidió Vasallo.

Sueldos agotados

“La gente paró de comprar porque se redujo el poder adquisitivo por la inflación”, define contundente la contadora Alejandra Bisordi, dueña de un comercio con sucursales en Resistencia y Corrientes. “Se deterioró la capacidad de pago de la gente y la morosidad aumento un 10%”, reveló al diario Norte.

El círculo de endeudamiento comercial que centralizan hoy las tarjetas de crédito parece hacer llegado a un punto de tensión. Las campañas de ventas sin interés que recibieron Chaco y Corrientes este año lograron mantener el consumo promedio en el año, pero agotaron cupos de crédito de los consumidores, mayoritariamente asalariados del sector público.

“Mucha gente tiene problemas para pagar y se redujo incluso la cantidad de préstamos. La gente compra con tarjeta hasta que no puede más, luego sigue tomando créditos para pagar lo que debe y se nota el alto endeudamiento de la gente que al final no puede pagar nada”, plantea para coincidir en un crecimiento del 10% en la morosidad y recomendando mayor cautela y selección a la hora de financiar nuevas ventas.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × uno =