No se trata de PRO-Massa, sino de quitarle al FpV el control en Diputados

 No se trata de PRO-Massa, sino de quitarle al FpV el control en Diputados

Una de las lecciones que le dejó a la oposición el fracaso que protagonizó en el Congreso a pesar de haber logrado imponerse en las legislativas de 2009, es no haber podido acordar entre ellos para quedarse con la presidencia de la Cámara de Diputados, a pesar de contar con la mayoría necesaria para hacerlo. Su negligencia terminó encumbrando un período más a Eduardo Fellner y preservando la línea de sucesión presidencial para el kirchnerismo. Ese es el dilema central de la oposición en estas elecciones, pero también lo es para el Frente para la Victoria. No se trata de la posibilidad o no de un acuerdo legislativo entre Sergio Massa y el PRO como intenta distraer el kirchnerismo, sino que esta vez los partidos de la oposición -que se calcula que podrían tener mayoría como en 2009-, aprendan de los errores de 4 años atrás y acuerden el manejo del cuerpo.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24).- El gran tema de la oposición en estas elecciones no pasa por el acuerdo legislativo que puedan o no sellar el PRO de Mauricio Macriy el Frente Renovador de Sergio Massa, como pretenden instalar los medios paraoficialistas del Gobierno nacional. Lo que en verdad importa es si esta vez habrá acuerdo entre los partidos opositores con representación parlamentaria para quitarle el control de la Cámara de Diputados al Frente para la Victoria, de confirmarse las estimaciones actuales sobre el resultado de los comicios de octubre.

Más allá de la buena voluntad que tengan o hayan tenido tanto el actual titular de la Cámara baja, Julián Domínguez, como antes el jujeño Eduardo Fellner, lo cierto es que ambos responden –y respondieron- a los caprichos presidenciales que suelen exceder las reglamentaciones y prácticas parlamentarias.

Fellner supo sobrevivir a una cámara con mayoría opositora desde 2009 y hasta 2011, tuvo momentos de tensión y de fuertes cuestionamientos pero finalmente la oposición se descargó con la ex vicepresidenta 2da de cuerpo, Patricia Fadel, por una recordada sesión que dio por levantada en pleno debate. De hecho Fellner fue reelecto tras los escándalos.

A Domínguez le pasa algo similar, la oposición se quejó mucho de la falta de cumplimiento del reglamento, el manejo discrecional que hace el bloque oficialista de las sesiones y temarios, y el vaciamiento o inacción de las comisiones. Pero no pidieron el sillón de Domínguez porque hasta ahora no habían tenido número para hacerlo, eso podría cambiar desde el 27 de octubre, mucho tiene que ver lo que ocurra en territorio bonaerense y si la oposición aprendió de la lección de 2009 y podrá articular para reclamar la Presidencia de la Cámara baja, para eso solo necesitan mayoría simple (la mitad más uno).

La idea de aspirar a la Presidencia de la Cámara de Diputados surgió en octubre de 2010, con la integración del pleno con mayoría opositoras tras el recambio por los comicios del 2009 dondeNéstor Kirchner perdió frente a Francisco De Narváez.

El cuerpo reflejaba la nueva integración mayoritaria de la oposición en lo numérico, porque que no lograba articularse. Pero si bien en diciembre de 2009 había ratificado a Eduardo Fellner en la presidencia y por añadidura en la línea se sucesión presidencial, el kirchnerismo en minoría logró paralizar al Congreso gracias a la impericia opositora en buena parte, muchas veces con maniobras cuestionables.

En octubre de 2010 la oposición volvió a pensar seriamente en quitarle la presidencia del cuerpo al kirchnerismo. Lo haría en diciembre y contaría con el apoyo de la Coalición Cívica y Proyecto Sur, de Pino Solanas, que se habían opuesto anteriormente.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *