Obama apunta a la complicidad rusa en el derribo del avión en Ucrania

 Obama apunta a la complicidad rusa en el derribo del avión en Ucrania

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, apuntó el viernes a los rebeldes prorrusos —e indirectamente, a sus patrocinadores en Rusia— por el derribo de un avión comercial de Malaysia Airlines derribado con un misil tierra-aire.

Internacional.elpais.com | Obama evitó culpar directamente a nadie y pidió cautela antes de sacar conclusiones. Pero señaló que el misil partió de una zona controlada por separatistas entrenados y armados con material procedente de Rusia, «incluidos sistemas antiaéreos». A la par que recordó que «no es la primera vez» en los últimos meses en que se derriba un avión en esta zona.

«En las últimas semanas, separatistas apoyados por Rusia han derribado un avión de transporte y un helicóptero ucranios, y también se atribuyeron el derribo de un avión de combate«, recordó el presidente estadounidense en una rueda de prensa en la Casa Blanca.

“La violencia que existe allí la facilita en gran parte el apoyo ruso”, afirmó. «No es posible para estos separatistas actuar como actúan, tener el equipamiento que tienen -más allá de lo que ha ocurrido con Malysian Airlines- un grupo separtistas no puede derribar aviones de transporte o, como dice, derribar aviones de caza sin un equipamiento sofisticado y un entrenamiento sofisticado, y esto viene de Rusia”, insistió.

Foto desastre de avión  Malaysia Airlines

“Nos aseguraremos de que la verdad acabe conociéndose”, prometió Obama.

Para ello, el presidente exigió un alto el fuego en Ucrania «inmediato» y pidió el acceso de investigadores internacionales a la zona donde se estrelló el avión. También subrayó el papel clave de Rusia para que la región vuelva a la calma y acusó a Moscú de «haberse negado a dar los pasos concretos necesarios para reducir la tensión» entre Kiev y los separatistas.

“Si el señor Putin decide que no permitirá la entrada de armamento pesado y la entrada en combatientes en el este de Ucrania, [la violencia] parará”, dijo. “Él es quien tiene más control sobre esta situación y hasta ahora no lo ha usado”.

Obama, que el miércoles impuso una nueva ronda de sanciones a Rusiapor el papel de este país en la desestabilización de Ucrania, ofreció al presidente ruso, Vladímir Putin, la posibilidad de relajar la presión si retira el respaldo a los rebeldes prorrusos y acepta el diálogo con el Gobierno de Ucrania. Pero también avisó de que EE UU todavía dispone de margen para reforzar las sanciones.

Obama descartó una intervención militar más allá del compromiso de defender a los aliados de la OTAN de la región, entre los que no figura Ucrania.

Las reticencias de la Unión Europea a endurecer las sanciones impacientan a EE UU. “Europa se juega mucho, no sólo el pueblo ucraniano”, dijo el presidente.

“Son los europeos quienes deben liderar en esto”, dijo en una entrevista a la cadena PBS Hillary Clinton, exsecretaria de Estado y posible candidata a la Casa Blanca en 2016. «Era un vuelo de Amsterdam a Kuala Lumpur sobre territorio europeo. Debería haber indignación en las capitales europeas”.

En el Consejo de Seguridad de ONU, que este viernes reclamó una investigación «internacional completa, exhaustiva e independiente», la embajadora de EE UU, Samantha Power, ya había apuntado a los separatistas ucranios como los responsables del derribo del avión y extendió la responsabilidad a Rusia por su presunta “ayuda técnica” en el manejo del sistema de misil usado supuestamente por los rebeldes.

El avión malasio “fue probablemente derribado por un misil tierra-aire, un SA-11, operado por una localidad en manos de los separatistas en el este de Ucrania”, dijo Power durante una sesión del Consejo de Seguridad centrado en la catástrofe aérea.

“Debido a la complejidad técnica del SA-11, es poco probable que los separatistas pudieran operar el sistema sin la ayuda de personal experto”, continuó Power. “Por lo tanto, no podemos descartar una ayuda técnica de personal ruso en el uso de los sistemas”, agregó.

En la misma línea, el portavoz del Pentágono John Kirby dijo que sería “extraño” que los separatistas pudieran emplear ese tipo de misiles “sin algún tipo de apoyo y asistencia rusa”.

La representante estadounidense ante la ONU reconoció por su parte que Ucrania también posee este tipo de misiles tierra-aire, pero subrayó que a Washington “no le consta” que el gobierno de Kiev tenga desplegado este sistema “en la zona del derribo”.

“Y más importante aún”, subrayó Power, “desde el comienzo de esta crisis, la defensa aérea ucrania no ha disparado un solo misil, pese a las numerosas violaciones de su espacio aéreo por la fuerza aérea rusa”, acusó.

Rusia responsabiliza a Kiev por no haber cerrado el espacio aéreo

En el Consejo de Seguridad de la ONU se ha evidenciado el cruce de acusaciones entre Rusia y Ucrania. El representante de Moscú, Vitali Churkin, ha cargado las tintas sobre la responsabilidad de Kiev en el derribo del avión malasio por un misil. «Cualquier persona normal se preguntaría por qué los operadores ucranianos han mandado un avión a una zona de combate, donde hay funcionamiento sistemas de vigilancia antiaéreos», ha expuesto, antes de remachar que «la seguridad es responsabilidad del Estado, que debe ofrecer información de navegación aérea y seguridad».

«Hay que investigar también la medida en que las autoridades ucranianas no han cumplido con sus obligaciones», ha continuado Churkin, que ha acusado a Ucrania de «no hacer todo lo posible para que la campaña militar, desencadenada por Kiev, terminase con esta tragedia». «¿Por qué no se ha cerrado antes del espacio aéreo», ha insistido tras responder a las declaraciones de EE UU: «No hay que presionar a los investigadores con insinuaciones».

La intervención del representante ruso ha encontrado respuesta en el embajador ucranio ante la ONU, Yuri Sergeyev, que ha acusado directamente a los prorrusos de derribar el avión y a Rusia de facilitarle el material militar. «Derribar un avión que vuela por encima de los 10 km necesita un sistema sofisticado, como los misiles Buk». «Los terroristas tienen ahora dos sistemas, al menos, SA. ¿De dónde lo sacaran? Las llamadas interceptadas y las confesiones de los terroristas detenidos pudieron afirmar que venían de Rusia. Otros materiales también apuntan a esa hipótesis. Esta tragedia no se habría producido si Rusia no hubiera apoyado a los terroristas y les hubiera facilitado un sistema antiaéreo tan sofisticado».

«La aeronave fue derribada en territorio controlado por terroristas. Y dos días antes dos cazas fueron derribados y los terroristas reivindicaron su autoría. Además, justo después del derribo del líder de los separatistas celebró el derribo de lo que pensaba era un caza ucranio», ha continuado el embajador ucranio, que espera que «una investigación imparcial arrojará luz y todos los responsables serán castigados».

Antes, representantes occidentales no habían apuntado directamente a los prorrusos como autores del derribo del avión malasio, aunque el embajador de Francia en la ONU ha señalado a Rusia como responsable de la escalada en Ucrania, con armas cada vez más «sofisticadas». Angela Merkel, por su parte, ha asegurado que existen indicios de que los separatistas cuentan con «armas procedentes de la frontera con Rusia».

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 + dos =