Obama exige un mayor control en la venta de armas

 Obama exige un mayor control en la venta de armas

Denunció un lobby que presiona al Congreso.

tmb1_667093_201601060049070000001

WASHINGTON.- El presidente, Barack Obama, anunció ayer más controles en la venta de armas y dijo que se exigirá mayores revisiones de antecedentes criminales para evitar nuevas matanzas en el país. “El lobby de las armas puede mantener como rehén al Congreso, pero ellos no pueden mantener como rehén a Estados Unidos”, dijo Obama, que anunció un paquete de medidas para controlar las armas, frustrado ante la inacción del Congreso, controlado por los republicanos, en la materia.

“No vamos a aceptar que la masacre sea el precio de la libertad”, añadió el mandatario, quien defendió la urgencia de actuar, ya que cada año mueren 30.000 personas en EEUU en incidentes con armas de fuego, ya sea por suicidio, violencia doméstica, tiroteos callejeros o accidentes. Obama aseguró que no está estableciendo más controles en la compraventa de armas por razones electoralistas -en enero de 2017 termina su mandato-, sino porque quiere evitar más matanzas como la de San Bernardino, Aurora o Newtown, “a las que lamentablemente los estadounidenses se han acostumbrado”. “Cada vez que pienso en esos niños me enfurezco”, dijo Obama, con lágrimas en los ojos, al recordar la matanza en diciembre 2012 en la escuela Sandy Hook en Newtown (Connecticut), donde fueron asesinados 20 niños y seis adultos.

El mandatario aseguró que la extensión de la exigencia de las revisiones de antecedentes penales de los compradores de armas “no es un complot para quitar las armas a todo el mundo”, como sostienen algunos políticos republicanos y el lobby de las armas. “Creo en la segunda enmienda (de la Constitución). Está ahí, escrito en papel. Garantiza el derecho a portar armas”, dijo Obama, que recordó que sabe de lo que está hablando porque antes era profesor de derecho constitucional.

“Pero también creo que podemos encontrar maneras para reducir la violencia en consonancia con la segunda enmienda”, añadió Obama, rodeado de víctimas de la violencia de armas de fuego. “Si pasan la revisión de antecedentes penales, pueden comprar un arma”, dijo Obama, quien anunció una medidas para tapar los agujeros que había en la legislación y que permitían que un criminal violento pudiera hasta ahora comprar un arma en internet o en una feria de armas sin que se revisaran sus antecedentes criminales. En las tiendas de armas sí lo exigían. Dijo que cualquier persona que venda armas deberá obtener una licencia y llevar a cabo revisiones de antecedentes penales de sus clientes, o en caso contrario, podría ser condenado.

También adelantó que pedirá fondos al Congreso para contratar a 200 nuevos agentes e investigadores de la Agencia de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos para garantizar que se cumpla la legislación en material de armas. Y también pedirá una partida de 500 millones de dólares para invertir más en servicios de salud mental. Además, anunció que se exigirá a los vendedores de armas que den parte con más frecuencia cada vez que un arma se pierde o es robada. Y recordó la necesidad de mejorar la tecnología de seguridad de armas.

“Si no puedes desbloquear tu teléfono si no tienes la huella dactilar correcta, ¿por qué no podemos hacer lo mismo con las armas?”, se preguntó el Presidente. Mañana, Obama participará en Virginia en un foro con ciudadanos, organizado por la cadena de televisión CNN, sobre cómo reducir la violencia causada por las armas. (DPA)

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 − 12 =