Obama: Vamos a destruir al Estado Islámico

 Obama: Vamos a destruir al Estado Islámico

El presidente estadounidense se dirigió a los estadounidenses este domingo y los exhortó a no dejarse llevar por el miedo. Aseguró que las Fuerzas Armadas continuarán “cazando conspiradores terroristas” en donde sea necesario.

Por Redacción La Voz y Agencias AP y EFE

El presidente de EEUU, Barack Obama, apeló este domingo a la noche a los valores estadounidenses para combatir el terrorismo, en un inusual discurso desde el Despacho Oval de la Casa Blanca en el que defendió su plan para destruir al Estado Islámico (EI).

En horario de máxima audiencia, el mandatario se dirigió a la nación para informar sobre los últimos detalles del tiroteo ocurrido esta semana en San Bernardino (California), y para explicar a los estadounidenses su estrategia antiterrorista ante esta tragedia y los recientes ataques yihadistas ocurridos en París.

El mandatario aseguró que Estados Unidos continuará “cazando conspiradores terroristas” en donde sea necesario. “Hay que autorizar el uso de fuerza militar contra ISIS”, indicó el mandatario, al tiempo que aseguró que el país está trabajando junto a los estados aliados para detener al grupo extremista.

Obama reconoció la amenaza terrorista como “real” pero aseguró que el país la va a superar.

Ante las amenazas

Obama recordó el camino andado por Estados Unidos para defenderse de las amenazas terroristas tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 en EEUU, pero advirtió de que, en ese trayecto, el país ha sido testigo de cómo el terrorismo «ha evolucionado» y entrado «en una nueva fase».

En ese sentido, el presidente delineó con más profusión su estrategia para acabar con los grupos radicales, en una descripción que, sin embargo, no contó con ninguna línea nueva de actuación.

Obama reiteró su plan de bombardeos aéreos contra los objetivos del EI en Siria e Irak, el despliegue de fuerzas especiales y el entrenamiento y asesoramiento a las fuerzas locales que combaten a los yihadistas, así como la colaboración con la comunidad internacional en materia de inteligencia, e insistió en que no enviará soldados a luchar contra los extremistas sobre el terreno.

Una alocución desde la Oficina Oval en horario estelar es una herramienta extraordinaria que el presidente ha usado muy pocas veces. La última vez fue en el 2010.

Sobre el tiroteo

El discurso del presidente se da después del tiroteo en San Bernardino, California, en el que murieron 14 personas y 21 más resultaron heridas. Las autoridades señalan que una pareja perpetró el atentado y que la esposa prometió alianza al grupo Estado Islámico y su líder mediante un mensaje en Facebook.

Obama dijo que aunque no hay evidencia de que los atacantes estuvieran vinculados directamente a la red terrorista o fueran parte de un plan más extenso, «los dos habían transitado el oscuro sendero de la radicalización».

“El ataque en San Bernardino fue un acto de terrorismo diseñado para matar a civiles inocentes”, definió.

En medio de críticas

La alocución surge en medio de críticas de que subestimó la amenaza del grupo que se atribuyó la matanza ocurrida el mes pasado en París.

Una mujer considerada responsable por el ataque de la semana pasada en San Bernardino, California, había usado un alias en Facebook bajo el cual juró lealtad al EI y a su líder, dijo una fuente oficial que pidió no ser identificada. Un funcionario de Facebook dijo que el mensaje fue colocado aproximadamente al mismo tiempo en que la pareja atacó el centro de servicios sociales de San Bernardino.

Las autoridades sostienen que la mujer – de 29 años y nacida en Pakistán – perpetró la masacre junto con su marido, de 28 y nacido en Estados Unidos, matando a 14 personas y dejando heridas a 21. Los dos murieron en un tiroteo con la policía horas después del asalto.

Las autoridades creen que las armas obtenidas por la pareja habían sido compradas legalmente.

El FBI sospecha que se trató de un ataque terrorista y de confirmarse ello, sería el peor ataque terrorista en suelo estadounidense desde el 11 de septiembre del 2001.

El director del FBI James Comey ha declarado que no hay indicio alguno de que se trató de un complot de un grupo terrorista extranjero, aunque no descartó la posibilidad.

Obama inicialmente dijo que el ataque pudo haber sido terrorismo o basado en una disputa laboral. Dos días después, en su alocución radial y por internet, el presidente declaró que es «totalmente posible que estos dos atacantes fueron radicalizados y convencidos para que perpetren este acto de terrorismo. Y de ser cierto, subrayaría una amenaza de la cual hemos advertido durante años: el peligro de gente que cae bajo ideologías extremistas y violentas».

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *