Paro azucarero con sabor amargo

Cinco policías heridos, “uno de ellos con pérdida de piezas dentarias y el resto con cortes en el cuero cabelludo”, fue el saldo hasta el momento, tras el intento de la policía de liberar la ruta por orden del Juzgado Federal N° 1. Así lo confirmó a los medios de prensa el Jefe de la Policía Guillermo Corro.  “En cuanto a civiles aún no se registraron heridos o demorados, momentáneamente se suspendió la medida judicial emanada por el juzgado Federal”, explicó.

Los integrantes del SOEAIL acompañados de organizaciones políticas, haciendo caso omiso a la notificación legal, respondieron violentamente contra el avance del cuerpo de infantería munido solamente de escudos para neutralizar agresiones y despojados de armas de autoprotección.

Tras la brutal pedrea contra personal policial, que puso en serio peligro la integridad física de los efectivos y de particulares que se encontraban transitando por el lugar, se ordenó replegar y se recurrió a dispositivos de gas para disipar a los agresores, contener el ataque y retirar a los uniformados que se encontraban heridos y tendidos en el piso. Con el retroceso de la Policía, la agresión se intensificó, afectando inclusive a domicilios particulares

El corte total de la ruta nacional 34 a la altura del río san Lorenzo, generó una gran perjuicio a cientos de vehículos y transportes de cargas que se vieron impedidos de llegar a sus destinos, y a los vecinos de Libertador y Calilegua que no pudieron cumplir con sus obligaciones laborales.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

9 + dieciseis =