Pelea termina a puñaladas en Art Basel Miami Beach

 Pelea termina a puñaladas en Art Basel Miami Beach

DANIEL CHANG, NICK NEHAMAS AND JORDAN LEVIN

[email protected]

Una sección de Art Basel Miami Beach se transformó en escena de un crimen cuando una pelea entre dos mujeres terminó en puñaladas en el evento principal de la feria dentro del Centro de Convenciones de Miami Beach en la noche del viernes, dijo la policía.

La detective Kathleen Prieto, agente de información pública del Departamento de Policía de Miami Beach, dijo que una mujer sacó una cuchilla X-Acto y apuñaló a la otra en los brazos y el cuello.

“Las heridas no son mortales”, dijo Prieto. La víctima fue transportada al Jackson Memorial Hospital en Miami. La supuesta asaltante fue arrestada en la escena de los hechos.

Ambas mujeres eran visitantes de la feria, no expositoras. Pero el incidente causó cierta confusión entre los visitantes de la feria el viernes. Algunos pensaron que el acuchillamiento era un performance artístico. Otros creyeron que la cinta policial que acordonaba un área del centro de convenciones era parte de una instalación artística.

El incidente tuvo lugar en un corredor cerca de una instalación titulada “The Swamp of Sagittarius” (“La ciénaga de Sagitario”) de la artista miamense Naomi Fisher.

Fisher dijo que ella estaba en su exposición cuando escuchó un forcejeo y vio luego que a una mujer se la llevaban en camilla los paramédicos a eso de las 5:30 p.m.

“Un hombre se me acercó y me dijo: ‘Yo creí que había visto un performance, y creí que era sangre falsa, pero era sangre de verdad”, dijo Fisher.

Ella añadió que otro artista llamado Rudy Pérez le mostró una foto del incidente que sacó en su teléfono celular, la cual mostraba a una mujer vestida de blanco con manchas de sangre en sus ropas.

Fisher dijo que el acuchillamiento tuvo lugar frente al puesto N29, ocupado por la Galería Freedman Fitzpatrick de Los Angeles.

La policía acordonó un área cerca de la entrada de Washington Avenue al centro de convenciones, en una sección de la feria llamada NOVA dedicada a promover artistas jóvenes.

“Es horrible… Estoy muy alterada”, dijo Fisher. “Tengo ganas de vomitar”.

Representantes de galerías de arte que fueron testigos del incidente no quisieron dar sus nombres, pero dijeron haber visto a una mujer con lo que parecía un boligrafo clavado en el cuello. Una galerista del área dijo que había escuchado un grito, vino corriendo y vio a una muchacha tirada en el suelo con sangre saliéndole del cuello.

Sara Fitzmaurice, portavoz de Art Basel, publicó un comunicado que decía en parte: “El ataque fue un incidente aislado que fue puesto de inmediato bajo control. La sospechosa fue arrestada por la policía, que estuvo en cuestión de segundos en la escena de los hechos… La víctima está en nuestros pensamientos”.

Dentro del centro de convenciones, guardias de seguridad y organizadores del evento se esforzaron por limpiar rápidamente la escena de los hechos y mantener la atención del público en el arte y no en el crimen.

Un visitante dijo que preguntó a un guardia de seguridad qué había pasado, y le dijeron que una estatua muy cara había caído encima de alguien.

Una vez que los visitantes se enteraron de lo ocurrido, sin embargo, sus reacciones fueron del asombro a la consternación.

Dos mujeres de Coconut Grove que sorbían sus copas de champán se acercaron al cordón policial. Cuando un reportero les contó lo ocurrido, se mostraron estupefactas.

“Es un lugar muy extraño para que pase algo así”, dijo Amanda DeSeta.

“Esto me pone muy nerviosa”, dijo Sune Smith.

Ambas mujeres dijeron que les habían registrado los bolsos a la entrada del centro de convenciones, pero sin mucho esmero.

Gregg Hill, escultor de visita de Nueva York, dijo que vio cuando se llevaban a la víctima en una camilla, pero que nunca sospechó que había sido víctima de un acto de violencia.

“Yo creí que le había caído una obra de arte encima”, dijo. “Nunca me hubiera imaginado que habría un apuñalamiento en Art Basel… La gente no sabía qué había pasado. Había tranquilidad, y todo el mundo conversaba y se paseaba de un lado a otro”.

Los redactores del Miami Herald Jane Wooldridge, Andres Viglucci y Ricardo Mor contribuyeron al reportaje.


Read more here: http://www.elnuevoherald.com/noticias/sur-de-la-florida/article48091520.html#storylink=cpy

 

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 + seis =