Impunidad en el FPV y silencio en la iglesia

 Impunidad en el FPV y silencio en la iglesia

Consumo de alcohol en Corsos de la familia

Perico|| El Intendente de la ciudad de Perico Pascual Ficoseco decidió promover el consumo de alcohol durante los corsos de la familia, violando la ordenanza de emergencia que impide la venta de alcohol entre las 20 y las 08 hs.

06.02.2015 ||  En la ciudad de Perico en horas de la mañana pudo constatarse el rechazo de gran parte de la comunidad a la disposición municipal de vender alcohol en los corsos denominados “De la Familia”.

Las manifestaciones se llevaron adelante en los medios radiales, donde la expresión generalizada refería a las contradicciones en que incurre el Intendente que lleva adelante esta iniciativa.

am_48124-media

Ficoseco  tras el registro histórico de hechos delictivos, asociados al consumo de alcohol,  decidió acompañar al Concejo Deliberante, que redactó la prohibición de la venta de alcohol después de hs 20 hasta las 08 hs, ordenanza que permitió reducir significativamente el números de episodios de violencia, lo cual aún sucede pero en niveles menores.

Resultan inútiles los esfuerzos que declara el municipio en cuanto a combatir las adicciones, protegiendo la formación de los adolescentes y niños, al promover impunemente una medida que fomenta el consumo de alcohol.

El carnaval no justifica de ninguna manera la reducción de políticas destinadas a la protección ciudadana, apenas un 10% de la población participa de las fiestas de carnaval. Otro de los puntos indignantes es el hecho que tras violar la disposición de emergencia, ningún funcionarios será sancionado,  exhibiendo impunidad, es decir la ley es solo para los vulnerables..

Resulta incomprensible, la postura del municipio, ya que no puede argumentar tradiciones carnestolendas, dando lugar a sospechas de negocios espurios con la venta de alcohol.

El jolgorio de los corsos, no podrá evitar la erosión del FPV, el cual pivotea solo desde los intereses económicos, amparados en la impunidad de un poder que a cooptado todas las estructuras institucionales.

Hubo un llamado de atención por parte del concejal Walter Cardozo, quien enfáticamente hizo responsable al Secretario de Gobierno Carlos Caliva, quien autorizó el evento.

Pero llama poderosamente la atención, la postura pasiva de la iglesia de la ciudad, que fomenta todo el año los valores familiares y lucha contra conductas nocivas para la convivencia social, pero en estas circunstancia se llama a silencio a pesar que posee un ordenanza de emergencia en plena vigencia, que fue creada para proteger a la familia.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 − 6 =