Perico empantanada en argumentos de doble moral

 Perico empantanada en argumentos de doble moral

Este jueves 11 esperan en el CD al Secretario de Gobierno para que evacue definitivamente las sospechas de irregularidades en la contratación de obra de energización del PIP. Marcos Cabrera se sentará por tercera vez en el banquillo, donde  independientemente de su exposición, quedará reprobado vía informe de la Comisión de Asuntos Institucionales, que seguramente recomendará su renuncia.

Jujuy  || 03.02.16 ||   El en CD ya hay una decisión tomada, el hilo se corta por lo mas delgado; Marcos Cabrera no podrá ingresar con los profesionales que pueden dar repuestas al proceso inquisidor que desató el CD sobre su persona, la cual posee responsabilidad en el acto de contratación de obra donde participó desde un plano administrativo; pero ante el sentido común queda excusado de aportar detalles técnicos, ya que se lo interpela por una acción que demanda la convocatoria de otros actores, los cuales fueron evitados, dejando sobre Cabrera el peso de todo el interrogatorio.

El CD posee la facultad de llamar a todos los funcionarios involucrados, sin embargo encontró en Cabrera la generación de escenas que promueven la moral de los concejales, hoy devenidos en férreos defensores de la institucionalidad, cuando algunos de ellos, sus bloques y/o partidos supieron tomar posiciones por otras acciones a todas luces cuestionables, pero que hoy miden con otra vara.

Por su parte el Municipio de Perico; señalado hasta el infinito de carecer de transparencia, acaso la única  acusación incuestionable, ya que sin sonrojarse continúan sin dar señales de un plan de gobierno que garantice  transparencia para sustentar una gobernabilidad acordada con la oposición y la sociedad civil.

Desde el ejecutivo describen las maniobras del CD como desestabilizantes, sin hacerse cargo que el oscurantismo administrativo en democracia tiene un límite.

Es decir de ambos lados disparan pirotecnia, presuponiendo que la ciudadanía es incapaz de percibir la doble moral de sus discursos. Hay palabra empeñada, metas de gobierno y promesas de campaña realizadas tanto por el ejecutivo, como por los concejales, sobre todos aquellos que fueron candidatos a intendentes, sin dar excepción a los reemplazos que cargan con las banderas de sus ex titulares, con lo cual el descuido de esas promesas comienzan a socavar sus posiciones políticas.

Jugar al desgaste del ejecutivo para colonizar el poder mas adelante, puede resultar en una tarea beneficiosa para quienes están desbordados de intereses particulares, siendo generosos –sectarios-; pero a quienes se deben, tanto el legislativo, como el ejecutivo, es al pueblo; al cual le pesa la energía inútilmente gastada en arrojar la primera piedra, cuando hay  acciones positivas que podrían haber encarado mancomunadamente dando repuestas contundentes a las problemáticas que permanecen en la comunidad.

Días pasado Manuel Urtubey recomendó a los opositores a comportarse como espacios  complementarios en  políticas útiles, siendo constructivos, sin abandonar el espíritu crítico; Urtubey señaló que los peronistas sobre todo deben aprender a acompañar, dejando en el pasado los palos en la rueda, poniendo responsabilidad en garantizar la gobernabilidad.

Sin dudas hay objetivos que la política debe plantearse, como por ejemplo la recuperación de la Feria Mayorista para el Municipio. La sesión de la misma hoy representa al menos 20 millones de pesos anuales que se pierden por no poseer el control de la misma.

Si todos en campaña proponían la municipalización de la misma, no entendemos ahora porque no cumplen con sus promesas y buscan la estatización de la misma, rodeándola de programas participativos para beneficio de la sociedad civil, además de generar la apertura de la misma a unos 500 pequeños productores que hoy carecen de espacio en el predio privatizado, de esta manera habría un apertura comercial de mayor distribución de riquezas, generando empleos de calidad y mayores recursos públicos.

Si la política se reconcilia con sus principios, muy pronto se podrán observar cambios significativos en el paradigma de gestión. Es penoso saber que el costo fijo administrativo del municipio se elevó por encima de los 5 millones de pesos, siendo ese recurso solo una mera transferencia para un municipio de servicios básico, sin capacidad productiva.

Más doloroso aún es el costo de oportunidad que pierde el pueblo de Perico, ya que la disputa estéril no lleva a la comunidad a ningún estadio superior de calidad de vida; juegan a ser personajes inmaculados, por eso se creen habilitados para arrojar “la primera piedra”, la cual lanzaron sin piedad, sin atender sus conciencias, siendo el único sujeto lapidado, el pueblo de Perico.

 

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 − diez =