Plantines hortícolas bajo condiciones controladas

 Plantines hortícolas bajo condiciones controladas

Pequeños productores hortícolas de la zona del Valle de los Pericos -con un gran espíritu emprendedor- desarrollaron recientemente una empresa de alta tecnología para la producción de plantines de especies hortícolas bajo condiciones controladas que permitirá fortalecer el desarrollo de esta importante actividad productiva en la región.

segovia. tejerina y rodriguez

“La próxima semana se entregarán los primeros 80 mil plantines de tomate y pimiento a los pequeños productores de la zona para una superficie de aproximadamente cuatro hectáreas”, así lo hicieron saber a Pregón Campo desde el flamante emprendimiento rural.

Destacaron que estos plantines “le permitirán a los pequeños productores hortícolas de la zona contar con un material de buena calidad lo cual le asegurará un mejor desarrollo durante las diferentes etapas del cultivo y lograr de esta manera mayores rendimientos y una mejor calidad de producción”.

Revelaron que “la iniciativa nació ante la necesidad de superar las dificultades que conllevan el desarrollo de los plantines en forma convencional  tanto desde el punto de vista fitosanitario, de infraestructura como de manejo que provocan pérdidas significativas a la hora de hacer un balance sobre los resultados de la producción”.

Razón por la cual, explicaron “decidimos participar de una convocatoria realizada por el  MINCyT (Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación productiva) y el Consejo Federal de Ciencia y Tecnología (COFECYT) a través de su línea de Proyectos Federales de Innovación Productiva (PFIP), en el año 2009”; con la  idea “de iniciar un emprendimiento para desarrollar una MiPyme con el fin de producir plantines en bandejas”. Agregando que “la reconocida Fundación Jujuy 3000 funcionó como Unidad de Vinculación Tecnológica (UVT) y coordinó las acciones que se realizaron durante el desarrollo del proyecto. También se contó con el apoyo de técnicos del Programa de Cambio Rural de INTA”, indicaron.

Sobre el desarrollo del proyecto señalaron que “el PFIP subsidió la construcción de un invernadero, equipo de riego, la provisión de agroinsumos (sustrato importado y bandejas) y la capacitación de los beneficiarios en aspectos técnicos, gestión empresarial y desarrollo de RRHH, además de la difusión al medio de los logros obtenidos. Los beneficiarios aportaron trabajo, dedicación y los agroinsumos que faltaban (productos fitosanitarios, abonos, etc)”.

CON INGENIO Y ESFUERZO

Actualmente en las zonas productivas del Valle de Los Pericos, el abastecimiento de plantines hortícolas para una superficie de aproximadamente de 2.000 hectáreas, es realizado en forma individual por cada pequeño productor a través de la conducción de almácigos en las propias fincas. Esto conlleva una serie de dificultades fitosanitarias, de infraestructura y de manejo.

Como resultado de esta problemática: se obtienen plantines generalmente de baja calidad lo cual provoca una pérdida de un 10 y a un 30% de los mismos. Asimismo se transmiten plagas y enfermedades por deficiencias en los tratamientos fitosanitarios en los almácigos. También existe la utilización de recursos naturales no renovables como la tierra de monte, entre otras consecuencias.

Ante esta necesidad, un grupo de pequeños emprendedores de Aguas Calientes junto con la Fundación Jujuy 3000, decidieron cambiar esta realidad con ingenio y esfuerzo.  Para ello, los emprendedores, aprovechando la convocatoria realizada por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación productiva y el Consejo Federal de Ciencia y Tecnología a través de su línea de Proyectos Federales de Innovación Productiva, conformaron una empresa MIPyME asociativa para la producción de plantines bajo condiciones controladas aplicando tecnología de avanzada bajo el nombre de “La Plantinera SH”. Integran la misma: el Ingeniero agrónomo Sergio Rodríguez y  los productores tomateros de esta localidad: Héctor Tejerina y Juan Segovia.

El objetivo Principal fue el desarrollo de una empresa de alta tecnología para la producción de plantines de especies hortícolas bajo condiciones controladas. “Finalmente hoy, luego de un arduo trabajo, se consiguen los primeros frutos de este sueño para la zona”, aseguraron con satisfacción los emprendedores rurales.

En este sentido destacaron que “como resultado final se pudo desarrollar una micro-empresa cuyo objetivo es la provisión de plantines de bandeja, producidos con tecnología de punta y status sanitario de excelencia, para el pequeño productor hortícola de la zona”. Agregando que de esta manera “se consiguió el ajuste de tecnología (manejo de de la plantinera, manejo de la fertilización, tratamientos fitosanitarios, etc) adecuado para la escala del emprendimiento y el contexto socio-cultural  en el cual se encuentra inserto el mismo”.

Actualmente “la plantinera se encuentra produciendo las primeras tandas de plantines con marcado éxito, y de a poco, a medida que los productores vayan conociendo las bondades de la producción de almácigos en bandejas, se espera que la difusión y apropiación de este sistema sea total”, aseguraron. Al mismo tiempo adelantaron que “la próxima semana (a partir del 01 de marzo) se entregaran 80.000 plantines (4 hectáreas) de tomate y pimiento a pequeños productores de la zona”. Por último remarcaron que “seguramente, estos son los primeros pasos, para fortalecer el desarrollo hortícola de la zona”.

CARACTERÍSTICAS

Los plantines son producidos en bandejas especiales de poliestireno (EPS Isopor) de 228 celdas y con alvéolos de 22 cc de volumen; lo cual les permite un buen volumen radicular y estabilidad térmica para las raíces. El uso de sustrato importado de calidad, asegura un medio físico y químico apropiado para las raíces. Además tiene una ventaja ambiental destacable ya que no es necesario desinfectarlo (como se hace con el mantillo en el sistema tradicional) ni obliga a la depredación de un recurso natural no renovable como es la tierra de monte.

Por todo ello la producción de plantines en bandejas logra un crecimiento uniforme de los plantines (se maneja con precisión la fertilización y el riego), facilita el transporte y disminuye los daños en las raíces durante el trasplante (no se arrancan los plantines como en el sistema tradicional). Todo esto genera mejores prendimientos de la planta a campo, mejor arranque, precocidad, mejor sanidad, mejor desarrollo y finalmente mejores rindes

 

 

 

 

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *