Por el temporal, De la Sota cuida su terreno y no va al #18F

 Por el temporal, De la Sota cuida su terreno y no va al #18F
LPO (Córdoba)Para el gobernador, es más rentable ponerse a la defensiva en Córdoba y evita críticas de la oposición.
54e477ac351a0_660_360!

José Manuel de la Sota decidió no participar de la marcha por la muerte del fiscal Alberto Nisman, en Buenos Aires, como tenía previsto, para quedarse cerca de la zona de la catástrofe climática ocurrida el domingo en las Sierras Chicas de Córdoba.

“Mañana estaré espiritualmente en la marcha”, escribió el gobernador en Twitter. Y explicó: “Hoy mi deber es permanecer en Córdoba hasta que el último evacuado pueda volver a su casa”.

El cambio en la agenda de De la Sota es una de las consecuencias políticas más visibles del temporal que causó un estrago en las Sierras Chicas, donde murieron siete personas y se busca desesperadamente una joven desaparecida.

De la Sota habrá tomado nota de las fuertes críticas que recibió en diciembre de 2013, cuando la huelga policial, y el descontrol delincuencial que desató en la madrugada del 4 de diciembre, lo encontró de viaje por Panamá.

Ahora, resolvió quedarse en Córdoba para mostrarse activo frente a la catástrofe, y sensible a los padecimientos de miles de vecinos.

El cálculo político le arrojó como más rentable ponerse a la defensiva en Córdoba, donde es el gran protagonista, que a la ofensiva en Buenos Aires, donde será uno más en la marcha del 18-F.

De la Sota elogió cuidar su terreno, pisado por el gobierno nacional con los fondos del Anses, y también por Daniel Scioli, quien después de que el cordobés rechazara su ayuda arregló punto a punto con los intendentes de las ciudades perjudicadas, como los peronistas Héctor Colombo, de Villa Allende, y Sergio Spicogna, de Río Ceballos.

La oposición radical-macrista-juecista le ha concedido una tregua a De la Sota. Desde el domingo pasado los principales dirigentes de la UCR, el PRO y el Frente Cívico se dedicaron a colaborar con el gobierno recolectando ayuda indispensable para los damnificados.

La semana que viene, sin embargo, llegarán las críticas. Al gobierno delasotista, en off the record todavía, los dirigentes opositores lo acusan de no realizar obras que hace mucho tiempo se reclaman en esa zona, como lagunas de contención, para frenar, o demorar, aluviones como los del domingo.

También se dirá que algunas rutas muy promocionadas en las Sierras Chicas se hicieron al costo de modificar el curso de los flacos ríos serranos, que cuando reciben una lluvia torrencial tienden a recuperar el cauce original. Por eso, muchas rutas y puentes fueron destruidos por el avance furioso de las aguas.

Otras observaciones serán los permisos otorgados a desarrolladores urbanos que, para realizar sus emprendimientos, han desmontado grandes porciones de bosques nativos. Lo mismo, para extender la frontera agrícola de la soja.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

once − nueve =