¿Quién le informa a Cristina el resultado?

 ¿Quién le informa a Cristina el resultado?

Si Máximo y Florencia Kirchner son quienes mantienen informada a la Presidente de la Nación, el domingo 27/10 ella no había tomado conocimiento de la derrota electoral del Frente para la Victoria en los distritos electores más importantes del país, ni del éxodo que ha comenzado en la Provincia de Buenos Aires, comportamiento que le permitió al Frente Renovador mejorar tanto su performance del domingo 11/08.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). La salud de la Presidente de la Nación en uso de licencia médica sigue provocando comentarios y especulaciones, aún cuando una obsesión del Frente para la Victoria en el día del comicio fue afirmar que Cristina Fernández de Kirchner está recuperándose para regresar «con más fuerza que nunca» porque «es una muy buena paciente», según el vicepresidente a cargo del Ejecutivo Nacional, Amado Boudou.
Si bien es conocido que la Presidente de la Nación debería regresar a sus funciones dentro de 10 días, también es cierto que existe una versión, que comenzó en el Frente para la Victoria, que desliza la posibilidad de una ampliación del período de licencia de Cristina Fernández de Kirchner.
Quienes así especulan lo hacen en base a la convicción de que los problemas médicos de la Presidente de la Nación no se circunscriben al hematoma que exigió una intervención quirúrgica en el Hospital Favaloro sino que habría otras cuestiones, y no solamente cardiovasculares, que habrían provocado interconsultas. Por ejemplo, con neurólogos.
Es cierto que la reiterada afirmación pública de los funcionarios acerca del desconocimiento informativo de la Presidente de la Nación ha conseguido quitarla (a ella) del escenario de derrota electoral del Frente para la Victoria. Pero también deberá reconocerse que esa situación de ausencia alimenta los rumores sobre crisis de gestión y hasta acefalía, instalando una idea contra la que Néstor Kirchner luchó hasta su muerte: la fragilidad en el ejercicio del poder (coyuntura que le provocaba temor y por eso decidió no aceptar los consejos médicos de prudencia en su desempeño cotidiano).
Sin quererlo, probablemente sólo consecuencia de una torpeza política considerable, producto de la obsesión por marcarle el territorio a Amado Boudou, el ministro Florencio Randazzo contribuyó a las expectativas negativas cuando afirmó que había decidido que el Estado se hiciera cargo de la operación de la línea ferroviaria Sarmiento «sin consultarlo con nadie» porque no había podido hablarlo con la Presidente de la Nación. ¿Cómo un ministro tomará semejante decisión en forma inconsulta? Así Randazzo contribuyó a la idea de «Cristina enclenque» que predomina.
En ese contexto, cabe preguntarse ¿quién habla con Cristina y quién le mantiene informada acerca del devenir de su Administración? La simple existencia de ese interrogante confirma el temor colectivo a una Presidente imposibilitada.
Si nadie habla con Cristina, o quienes hablan no la informan, y Boudou enfrenta resistencia dentro del Frente para la Victoria, pero ¿quién gobierna? La idea del control remoto provoca pavor.
¿Cristina volverá, en caso de regresar a sus funciones, de golpe o acaso necesitará de un progresivo período intermedio? En este caso, aún cuando fuese necesario para la salud de la mandataria, es inútil ocultar las consecuencias, en especial dentro del propio Frente para la Victoria, que expulsa recursos humanos hacia el Frente Renovador.
Máximo, contrariamente a lo que venía sucediendo, lució con varios kilos menos y más atento a los medios de prensa, contestó algunas preguntas, dijo extrañar mucho a su padre en esta fecha tan triste para la familia y sobre Cristina, cuando le preguntaron por la recuperación de su madre, expresó que él no era médico para establecer con precisión cómo evoluciona su salud, pero que está bien y no sabe cuándo podrá volver a las funciones ejecutivas.
Luego de que un periodista de TN preguntará a Máximo Kirchner en Río Gallegos si estaba enviando señales de su ingreso en la política, éste le respondió “que no se puede hacer futurología”, antes de explicar que no podía decir cuándo su madre regresará a sus funciones y que eso era un capítulo de los médicos.
Es evidente que falta información acerca de lo que ocurre dentro. Pero éste es un dato preocupante por sus consecuencias.
Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × cuatro =