Randazzo en escena le quita 6 puntos a Scioli

 Randazzo en escena le quita 6 puntos a Scioli

En vez de consolidar sus mermadas fuerzas detrás de Daniel Scioli, el Frente para la Victoria envió al ruedo a Florencio Randazzo, ministro del Interior ex hombre de confianza de Felipe Solá en la Provincia de Buenos Aires. El resultado es que Randazzo le ha privado de 6 puntos porcentuales a Scioli, quien así quedó más atrás respecto de Sergio Massa, de acuerdo al estudio de investigación de tendencias de opinión pública de Raúl Aragón. Massa aparece hoy como el ganador neto de la próxima contienda electoral si esta se realizara el próximo domingo. Sin embargo esta victoria esta condicionada a la permanencia de la candidatura de Mauricio Macri ya que Massa y Macri se disputan sectores similares del electorado.

ImageProxy
Hoy día, los votos que recibe Florencio Randazzo le quitan aire a Daniel Scioli. Habría que ver si, pasadas las PASO, esos sufragios vuelven a consolidarse en 1 única opción.
Algunas conclusiones de Raúl Aragón:
> En el escenario de intención de voto Presidencial N°1 (1.201 casos efectivos a residentes en AMBA mayores de 18 años, con cuestionario cerrado el 26/03/2014, y un margen de error muestral +/- 3,8%%), Sergio Massa aumenta ligeramente su ventaja sobre Daniel Scioli, y ahora la brecha entre ambos aumenta 8.5%, para ubicarse en los 11 puntos porcentuales. Esta variación corresponde tanto a un ligero aumento en la intención de voto del diputado nacional como a una ligera disminución en la intención de voto del gobernador bonaerense. 
> La introducción de la figura del ministro del Interior, Florencio Randazzo, en la lista de candidatos (escenario Presidencial N°2) le resta a Scioli 6 puntos porcentuales sin modificar los guarismos de los otros candidatos.
> Considerada por segmentos de NSE (Nivel Socio Económico), Scioli aumenta su intención de voto a medida que aquel baja. Entre los votantes de menor poder adquisitivo registra el triple de adhesiones de las que registra entre los electores de clase media y el cuádruple de aquellos votantes del sector mas alto que lo votarían.
> La misma correlación se registra respecto de Massa pero de manera mucho mas discreta; entre los de clase alta y los de clase baja no llega a duplicarse la diferencia.
> Respecto de los motivos que los consultados manifiestan para votar uno u otro candidato, tomados aquellos en conjunto, el 35.1% dice hacerlo porque ese candidato “le inspira confianza… es honesto… le cree”. Otro 30.4% dice preferir ese candidato “por su buena gestión … por su capacidad… porque hace bien las cosas…”; solo el 12.5% dice votarlo “por sus propuestas… porque le gusta lo que dice…”. Así resulta la mayor parte de los electores define su voto en relación a atributos que no están relacionados con el aspecto discursivo en cuanto a los contenidos de estos.
> Considerados por segmentos de NSE, a medida que este aumenta, aumenta también el porcentaje de aquellos que eligen su candidato por su capacidad de gestión e, inversamente, a medida que el NSE desciende aumenta el porcentaje de aquellos votantes que deciden su voto en función de considerar que ese candidato “inspira confianza… es honesto…”.  
> Estas categorías, reagrupadas según correspondan a (1) atributos de gestión, (2) atributos de personalidad y (3) aspectos políticos; registran una clara preferencia por los atributos de personalidad y de gestión, y una preferencia significativamente menor por los aspectos políticos.
> Las “propuestas…” resultan más importantes a la hora de decidir el voto para los miembros de la clase media que a los de los otros dos sectores de la estructura social.
Sergio Massa
> La calificación de imagen de Sergio Massa registra una recuperación respecto de la medición realizada 30 días atrás que parecería atribuible a su rápida oposición a la reforma del Código Penal ya que en ese periodo no se registro ningún otro hecho significativo en relación al diputado nacional.
> Registra la calificación positiva más alta de todos los candidatos con una relación positiva/negativa de 3.27 y encuentra mejor desempeño entre los sectores de mayor poder adquisitivo mientras que desciende fuertemente a medida que aquel disminuye. En ambos escenarios su intención de voto registra 30.6% y marca una escasa variación respecto de mediciones anteriores. Sus electores dicen votarlo en el 27.4% por sus atributos positivos de gestión, en el 33.2% por atributos positivos de personalidad y el 35.7% por sus atributos relacionados con el aspecto político.
> Entre aquellos que no lo votan (el 60% del padrón considerando un 10% que dice no votar a ninguno o votar en blanco mas el 30% que lo vota); sólo el 16.4% dice no hacerlo por diferencias ideológicas o propositivas, otro 10% dice no saber por qué no lo vota y el 5.2% lo votaría como 2da. opción. Estas categorías suman 31.6% y las mencionamos porque parecerían ser las únicas sobre las que, campaña mediante, su candidatura podría avanzar. Recalculadas sobre el total padrón representan el 18.9 % de todos los electores. Así, sumado este potencial al 30.6% de intención de voto que ya registra podría obtener en un escenario de máxima el 49.6% de todos los votos validos afirmativos.
> Por ultimo, en este punto, la relación entre calificación positiva e intención de voto, 50% y 30% respectivamente indica que entre ese 20% que lo califica bien pero no lo  vota su juventud y su falta de experiencia resulta el principal motivo para no votarlo . Entre estos uno de cada cuatro menciona ese motivo para no votarlo.
Daniel Scioli
> Daniel Scioli registra una calificación positiva de 38.8% y negativa de 23.2 lo que resulta en un ratio positivo/negativo de 1.67 y resulta empatado en calificación de imagen con Hermes Binner que registra un ratio similar.
> Su desempeño mejora significativamente a medida que desciende el NSE. Entre los de menor poder adquisitivo el 41.8% lo califica “Muy Bien” “Bien”. Entre aquellos que dicen votarlo el 46% dice hacerlo porque “inspira confianza…”. Éste resulta su principal atributo positivo.  Los que perciben atributos de buena gestión son el 31.7% de sus votantes y otro 21.8% considera el desempeño político del gobernador como una razón para votarlo.
> La atribución de confianza guarda una correlación muy fuerte con NSE, mientras que entre los miembros del nivel mas alto de la escala social el 25% de sus electores menciona este atributo como determinante para otorgarle su voto. Entre los de clase media lo mencionan el 34.8% y alcanza el 50.6% entre los de menor poder adquisitivo.
> Los motivos que mencionan aquellos que dicen no votarlo resultan los más variados de todos los candidatos sin que prevalezca con una frecuencia dominante de ninguno de aquellos.  Los 3 principales resultan su cercanía con el Gobierno K (14.2%), su falta de carácter (15.3%) y un rechazo personal indefinido (14.1%). 
> Al mismo tiempo, la atribución descalificatoria de ser la continuidad K guarda una correlación inversa a la anterior: a medida que aumenta el NSE aumenta el porcentaje de aquellos que lo consideran así. Entre los de clase baja lo hacen el 12.2% , entre los de clase media el 15.3% y los miembros el sector mas alto mencionan esta condición en el 22.4% de las consultas.
> La relación entre calificación positiva e intención de voto, 38.8% y 19.6% respectivamente, deja un 19.2% que, a pesar de calificarlo “Muy Bien” o “Bien”, no lo votaria. Los motivos que aquellos mencionan para no favorecerlo con su voto resultan muy variados siendo el mas mencionado ser la continuidad del modelo Kirchnerista con 18.5% al interior del 19.6 que no lo vota; lo que representa apenas el 3.6% del total del padron.
Mauricio Macri
> Mauricio Macri registra 36.5% de calificación positiva y 30.4% de calificación negativa resultando un ratio positivo/negativo de 1.2 y es el cuarto mejor calificado.
> Su desempeño es parejo tanto considerado por segmentos de NSE como por segmentos de Rango de Edad. 
> La calidad de su gestión determina mas de la mitad de la adhesión de sus electores. Entre estos, el 52.7% dice que lo votaría por su “buena gestión…” y otro 4.1% “por su capacidad…”. Así sumados la categoría de mayor adhesión resulta la de sus atributos de gestión con 56.8% de las menciones. Esta categoría asciende a 64.7% entre los miembros de NSE mas alto pero aun en el mas bajo alcanza el 52.5%.
> Entre aquellos que dicen que  no lo votarían para Presidente la dispersión de motivos es aun mayor que en el caso de Daniel Scioli. Los dos motivos mas mencionados resultan su ideología (13%) y un rechazo personal expresado por “no me gusta…” (13.5%).
> Si consideramos que estos valores están referidos al 76.8% del electorado (restando al 100% del padrón 13.2% que lo vota mas 10% que no votara o lo hará en blanco)  aquellos que no lo votarían por su ideología son apenas el 9.98% de todos los electores.
Florencio Randazzo
> La imagen del ministro registra un alto grado de desconocimiento (30.4% de los consultados no pueden expresar una opinión respecto de el). Sus calificaciónes de imagen positiva y negativa son casi iguales arrojando un ratio positivo / negativo de 0.98, es decir apenas mas negativa que positiva.
> Su calificación positiva guarda correlación con NSE; a medida que este aumenta aquella tambien lo hace. Entre los de menor poder adquisitivo solo el 19.1% lo califica positivamente, entre los miembros de la clase media asciende a 24.3 y llega al 30.2% en el segmento mas alto.
Hermes Binner
La imagen del diputado nacional Binner resulta significativamente positiva y, como se señalo antes, registra una relación positiva/negativa similar a la del gobernador Daniel Scioli: 1.69.
Su perspectiva de crecimiento, sin embargo, resulta dudosa debido a que su nivel de conocimiento en la población disminuye drásticamente a medida que desciende el NSE. Entre los miembros del sector mas bajo, que represente mas del 70% del electorado, aquel desconocimiento alcanza el 44.5%.  Entre los de clase alta, por el contrario, su calificación positiva alcanza el 49.1% y el desconocimiento apenas supera el 12.5%. Esto lo señala claramente como un fenómeno del segmento de mayor poder adquisitivo  y de mayor nivel educativo.
Julio Cobos
> El ex vicepresidente registra una frecuencia de calificaciones positivas y negativas casi iguales; 28.4% y 28.7%, respectivamente resultando en un ratio positivo/negativo de 0.99.
> Considerado por segmentos de NSE su mejor desempeño se encuentra entre los miembros del segmento mas alto donde alcanza un 36.5% de las menciones.
> Considerado por rangos de edad, entre los mayores de 56 años el 43.4% lo califica positivamente.
> Resulta así una perspectiva de crecimiento condicionada ya que estos dos segmentos son los de menor peso poblacional.
Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 − tres =