Renuncia jefe de la misión de la OEA que audita elecciones de Bolivia

 Renuncia jefe de la misión de la OEA que audita elecciones de Bolivia

El Tribunal Electoral de Bolivia (TSE) también aprobó el acta final del cómputo de las pasadas elecciones, en la que ratifica la victoria del presidente Evo Morales en primera vuelta, sobre el opositor Carlos Mesa.

El jefe de la misión de la OEA que audita las cuestionadas elecciones de Bolivia, el mexicano Arturo Espinosa, renunció sorpresivamente este viernes (01.11.2019) en la noche, levantando más incertidumbre sobre esta verificación acordada con el presidente Evo Morales pero rechazada por la oposición boliviana.

«He decidido retirarme de la auditoría para no comprometer su imparcialidad. Debí informar a la OEA sobre manifestaciones (declaraciones) públicas previas acerca del proceso electoral de Bolivia», escribió Espinosa en su cuenta de Twitter, a solo un día de iniciar la verificación del cuestionado escrutinio de los comicios del 20 de octubre.

Más tarde, el Tribunal Electoral de Bolivia  (TSE) aprobó el acta final del cómputo de las pasadas elecciones, en la que ratifica la victoria del presidente Evo Morales en primera vuelta, pero el opositor Carlos Mesa dijo que el organismo «agrede» a la comunidad internacional.

Cierre en medio de cuestionamientos

Un funcionario dio lectura al acta con los datos generales de los inscritos, los votantes y el total de sufragios recibidos por los nueve partidos que participaron de las elecciones. «Con esta actividad estamos cerrando la sesión (audiencia pública)», dijo la presidenta del TSE, María Eugenia Choque, quien dio por concluido el proceso electoral boliviano de acuerdo al cronograma fijado.

Morales venció, según el acta aprobada, con el 47,08%, frente a Mesa, con el 36,51%. La ley dice que por la diferencia de más de 10 puntos con el postulante opositor, el mandatario, en el poder desde 2006, gobernará hasta 2025.

El cierre de los comicios se declara en medio de cuestionamientos por un supuesto fraude electoral denunciado por la oposición que ha generado protestas en diferentes ciudades bolivianas desde hace más de dos semanas, las cuales continuaron este viernes.

Los violentos choques entre opositores y policías en Bolivia a causa de las protestas por la reelección del presidente Evo Morales dejaron casi 200 detenidos y 60 policías heridos, informó un jefe de los uniformados. «Hubo 191 arrestados», que fueron llevados a unidades de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen en diferentes departamentos, afirmó el director de esta oficina policial, Julio Cordero.

mg (afp, cnn)

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *