“ROMAROVSKY MINISTRO DE LA DESTRUCCIÓN” Temporal de escritorio

 “ROMAROVSKY MINISTRO DE LA DESTRUCCIÓN”  Temporal de escritorio

El Ministro sigue aferrado en diseñar programas asistencialistas para pequeños productores, dicha tarea insume todos sus esfuerzos y lleva meses en la misma, dejando de lado las gestiones ejecutivas para que los tabacaleros reciban el complemento de precio adeudado de manera regular (FET). Los almácigos están por vencerse, el trasplante para mantener un volumen adecuado a los compromisos de mercado están en riesgo, porque Romarovsky mantiene prioridades políticas ajenas al desempeño formal del sistema productivo jujeño.

0000750376

14.08.2015 || En los últimos tres meses el protagonista del sector tabacalero fue el Ministro Gabriel Romarovsky, quien actuó en conjunto con un grupo de agricultores de la economía familiar, que también cultivan tabaco, gestando protestas incomprensibles que caldearon los ánimos de la sociedad jujeña y erosionaron la posible recuperación del cultivo.

Usó a sus aliados para instalar supuestos desequilibrios distributivos, pero la realidad lo superó, dejando demasiados expuesto objetivos políticos ajenos al rol de un funcionario público responsable, al que la ley de ética pública reclama objetividad en los trámites pertinentes a la normalización del FET para elevar las condiciones socioeconómicas de todos los productores.

Romarorovsky sigue sin resolver el mecanismo por el cual asignará recursos a una franja vulnerable, a lo cual nadie se opone siempre y cuando se actué conforme a los límites que imponen las instituciones y la ley (19800); Romarovsky descuida la potencia de la mas importante economía regional, complicando al gobierno nacional que desespera por el ingreso de divisas, quitándole herramientas al intercambio comercial en la simbiosis que hoy mantiene la Argentina con la República Popular de China, donde Jujuy quedó en una posición de dependencia.

Sencillamente, los $30 millones de pesos que insumirá el Programa Operativo Anual que debe mitigar pasivos de varios agricultores (POA de Emergencia),  cuyo beneficio de características políticas, se asume con fondos ajenos; ya que Romarovsky no fue capaz de gestionar ningún programa crediticio agropecuario, de los varios que prometió durante los últimos años; se han convertido para la acotada mirada del ministro en el centro de la escena, pues necesita un salvavidas para preservar sus pretensiones políticas personales.

Sin embargo, su insistencia en recomponer su imagen ante una minoría, y salvar la recomendación del MiAgri para su pasaporte a la legislatura provincial; esta llevando a toda la producción al abismo, ya que descuida suspicazmente al productor tabacalero medio, quien sostiene 14.000 empleos directos en la zona de El Carmen.

Recordemos que en los últimos años, hubo 5.000 hectáreas menos en producción, con más de 6.000 empleo perdidos. El gobierno se apartó en la lucha por recuperar el precio del tabaco. Además los productores jujeños fueron ignorados en los programas productivos nacionales condenados a superar sus dificultades financieras desde su propia suerte; es decir sistemáticamente se ocupó Romarovsky de destruir al sector tabacalero jujeño.

Sería al menos discreto, que mientras se ocupa de cosechar votos, permita a tan noble producción con más de medio siglo de trayectoria internacional, contar con los recursos que le pertenecen para enfrentar con dignidad  la presente campaña, donde la variable de los fracasos proselitistas no se la busque en los hombres que trabajan la tierra, sino tras los escritorios del poder, de donde se desatan muchas veces calamidades mas aterradoras que el mal clima.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × uno =