Ruptura en Salta: Miguel Isa enfrentará a Urtubey

 Ruptura en Salta: Miguel Isa enfrentará a Urtubey
Ex vendedor ambulante, luego empresario, ex presidente del Club Juventud Antoniana, el intendente de la capital provincial, Miguel Ángel Isa, nació el 06/05/1960 en Colonia Santa Rosa, en el norte de la provincia de Salta. Peronista de cuna (sus padres, Daniel Isa Maza y Nélida Isabel Ramos, eran activos militantes), es hermano de Daniel Isa, periodista, analista político, ex colaborador de Julio Mera Figueroa y luego de Carlos Menem, fallecido a fines de 2011. Discípulo político de Roberto Romero, el padre del senador nacional Juan Carlos Romero, es intendente de la capital provincial desde 2003, y ahora enfrentará a su ex aliado, el gobernador Juan Manuel Urtubey, quien no termina de explicitar su juego para el 2015. La ilusión presidencial quedó guardada y, por ahora, deja su campaña en base a la promoción de las iniciativas de gobierno, tara de la que se encargan sus ministros con un discurso que redunda en las consignas de «políticas públicas, inclusión y trabajo duro». El intendente Miguel Isa se entusiasmó con la candidatura a gobernador y reta a Urtubey a un duelo que ya no tiene vuelta: las PASO del PJ. A diferencia del «impuestazo» de 2012, Isa vuelca todos los esfuerzos en publicitar las acciones oficiales del municipio y en imponer agenda con iniciativas como la reforma de la Carta Municipal y el control de alcoholemia.
Miguel Isa (foto) dijo que es una respuesta al «mensaje de las urnas. Escuché los reclamos de la gente, salí a hablar con todos los sectores y me permití superar mis errores.»
por FRANCISCO SOTELO
SALTA (El Tribuno). El intendente Miguel Isa ratificó sus intenciones de ser el impensado sucesor de Juan Manuel Urtubey. No será, sin embargo, el «delfín», como se insinuaba a mediados del año pasado, cuando uno y otro se jactaban de mantener una relación armónica y afinada. Hoy, ni se llevan bien ni el oficialismo se siente ganador.
Ayer (25/08), sin que le temblara la voz, Isa confirmó que será precandidato a gobernador y adelantó que si debe ir a internas con Juan Manuel Urtubey lo hará. «El que decide es el pueblo»,dijo, y la frase sonó fuerte a divorcio definitivo. La candidatura de Isa parecía una quimera alentada por Urtubey cuando este alimentaba otra fantasía: la proyección presidencial.
Hubo dos razones para que Urtubey alentara ese juego.
Una consistió en recuperar la iniciativa y manejar la agenda luego de la sombría elección del PJ en toda la provincia -donde necesitó de diversas muletas según el departamento- y especialmente, del naufragio en la capital.
La otra, menos conocida, es que la gran aspiración de Juan Manuel sería «sentarse a la mesa de las grandes decisiones», que supone construir poder sin necesariamente ser Presidente. Ambas perspectivas pueden corroborarse en la importancia que asignó a los vínculos nacionales, entre otras cosas, tratando de proyectar a su hermano José en la Unión Industrial Argentina y enviando a Federico Posadas a tender lazos con esa «mesa» tan deseada.
Algo falló: la estrategia o sus ejecutores.
En el medio, Miguel Isa llegó a la conclusión de que llegó su momento. Y a despecho del cuarto puesto del PJ en la capital, planteó su candidatura más que como un acto de voluntad, como un destino. Hoy sabe que ya no podrá volver a ser intendente y está resuelto a pelear por el ascenso.
Basta una mirada sobre el gabinete provincial para comprender que Urtubey no tolera que le hagan sombra y que, si pudiera -hoy no puede- elegir un sucesor, no sería ninguno de los dos que desde hace ocho años se prueban la banda: Isa y el vice Andrés Zottos.
Urtubey no desistió de su tercer mandato. Es más, tiene la certeza de que Miguel Isa jamás podría ganarle, porque sigue confiando en el aparato del Estado como herramienta de control de los intendentes, incluido el de la capital.
Isa recordó ayer que «cuando era candidato a Intendente me decían que estaba especulando y que en realidad iba a ser concejal, y ahora ya estoy terminando mi mandato». Al comentar encuestas y sondeos que considera alentadores confesó la alegría que experimenta por «estar sano y con mucho trabajo, siempre a la par de la gente con proyectos e ideas nuevas». Campaña lanzada y sin vueltas.
Para el intendente, su gestión después de las elecciones, es una respuesta al «mensaje de las urnas. Escuché los reclamos de la gente, salí a hablar con todos los sectores y me permití superar mis errores.»
Urtubey guarda silencio y su respuesta visible al lanzamiento interno de su antiguo aliado es meramente gestual, pero hay otros mensajes de desagrado, que Isa comprende. Ambos tienen dificultades con las localidades del interior. El PJ no garantiza territorio y los aliados, el Partido de la Victoria y el PRS ponen condiciones.
Isa intenta una avanzada hacia los municipios que le permitieron algún éxito en su pelea con el Indio Godoy.
Urtubey, entre tanto, mantiene su estrategia mediática. Ayer, una autodenominada «Juventud Peronista» reclamó un nuevo mandato del gobernador invocando «el boleto gratuito». La otra campaña.
Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 − 5 =