Se presentó el Protocolo COVID-19 para Clubes de Barrio

 Se presentó el Protocolo COVID-19 para Clubes de Barrio

Siguiendo las pautas del Ministerio de Salud de la Nación, el Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación en conjunto con organizaciones y federaciones de clubes de barrio y pueblo elaboró el Protocolo COVID-19 para Clubes de Barrio.

Tiene como objetivo ser el instrumento organizador y orientador para la reapertura de los clubes de barrio y pueblo, estableciendo medidas sanitarias para estas instituciones, y ser aplicado en forma conjunta con aquellos elaborados por las federaciones deportivas para cada actividad.

La apertura de los clubes se encuentra sujeta a cada fase de aislamiento y jurisdicción. Este protocolo establece recomendaciones y sugerencias acerca de cómo hacer dicha apertura cuando esté permitida.

El director de Clubes Argentinos del Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación, Francisco Chibán, destacó durante la presentación “la importancia y el impacto de los clubes de barrio en el desarrollo de las comunidades a las que pertenecen, tanto antes de la pandemia como durante la situación actual. Algunas instituciones han articulado sus instalaciones como verdaderos centros de logística, de aislamiento o vacunación”. “Cada recomendación o sugerencia del protocolo tiene que ver con los recaudos y el esfuerzo necesario para seguir cuidando la vida y evitando la propagación del virus”, finalizó.

Cada actividad deportiva tiene procesos específicos que requieren interacciones entre deportistas, entrenadores y material deportivo, que serán desarrolladas en los protocolos específicos. Dichos protocolos serán elaborados por cada una de las Federaciones, aprobados por el Ministerio de Salud de la Nación y por cada una de las áreas de salud de las jurisdicciones. Participaron de la presentación los representantes de distintas organizaciones, federaciones y clubes de barrrio y de pueblo.

El protocolo contempla tanto las acciones a desarrollar antes de la apertura y el inicio de actividades (interacción con proveedores y pago de cuotas sociales) como durante la realización de las actividades deportivas. Asimismo, pauta usos preventivos y correctos del equipamiento, de los recursos materiales y las instalaciones.

Destaca el establecer de manera taxativa cupos máximos por actividad para mantener la distancia necesaria y la densidad máxima de ocupación (una persona cada 4 metros cuadrados de espacio efectivamente circulable). Se debe señalizar dicha capacidad y designar a una persona responsable de asegurar su cumplimiento. No se debe permitir el ingreso ni la permanencia de personas sin un tapabocas, a excepción del momento de desarrollo de la actividad física.

Evitar aglomeraciones es una de las tareas, por lo que se debe planificar la agenda de actividades en forma articulada con todas las disciplinas que se practican en el club. Por otro lado, la información sobre las medidas de seguridad e higiene preventivas y obligatorias requeridas antes, durante y después de practicar un deporte deben ser bien comunicadas.

Por último, es clave la implementación de las medidas de distanciamiento social, higiene de manos (con agua y jabón o solución a base de alcohol al 70%) y respiratoria, así como también la limpieza y desinfección del equipamiento, instalaciones e infraestructura.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 + 1 =