Silvana Brezina le ganó al intendente Lara Gros en la Corte de Justicia

 Silvana Brezina le ganó al intendente Lara Gros en la Corte de Justicia

 Un cross contra Lara

/Por Héctor Alí/

Casi a fines de 2009, el Senado de la Nación convirtió en ley la derogación de las penas de prisión para los delitos de calumnias e injurias. La iniciativa no fue una graciosa concesión del Gobierno nacional, como se arrogó posteriormente la presidente Cristina Fernandez de Kirchner, sino la adecuación a las normas internacionales de libertad de expresión y a un fallo condenatorio de la Corte Interamericana de Derechos Humanos contra el Estado argentino. La reforma aprobada en el Congreso mantuvo sin embargo las multas económicas estableciendo que no serían aplicadas cuando se trate de expresiones referidas a asuntos de interés público ni configurarían delito de injuria los calificativos “lesivos al honor” cuando tuvieran relación con dichos asuntos.

Brezina-vs-Lara-Gros-300x135

A pesar de esta normativa, a mediados de 2012, intendente de San Ramón de la Nueva Orán, Marcelo Lara Gros, denunció penalmente por calumnias e injurias a la periodista Silvana Brezina, por una publicación que según afirmó, le ocasionó un “grave daño al honor”.  Se trataba de una profusa investigación publicada en la revista lugareña Estado de Cosas, que cuestionaba principalmente la política de obra pública de la gestión municipal y el presunto enriquecimiento ilícito del jefe comunal y varios de sus funcionarios, entre ellos el actual secretario de Gobierno, Luis Sare. Dos años después, la Corte de Justicia de Salta rechazó un recurso de casación presentado por Lara Gros cuestionando un fallo absolutorio de primera instancia a favor de la periodista.

“Siento un gran alivio –le dijo a Aries la profesional. Me había preocupado mucho que aun siendo abogado y teniendo el patrocinio de una ex defensora de la Justicia Federal, Lara Gros presentara esta denuncia cuando ya se habían derogado esos delitos. Yo creí que eran ignorantes del derecho o pensaban usar el poder político para obtener la connivencia del Poder Judicial”.

Brezina contó que se sintió más intimidada aún cuando, según narró,  el juez Fernando López le dio curso a la denuncia. “Estoy en el horno- dijo haber pensando la periodista. Aunque después corrigió el proceso y me sobreseyó”.

En su fallo del pasado 31 de julio, la Corte de Justicia, luego de un profundo juicio valorativo a favor de la libertad de expresión, resaltó la “eminente función de control político, social y democrático que debe asignarse a la libre, irrestricta e incensurable expresión de ideas, críticas y disidencias referidas al manejo de los asuntos que interesan a la comunidad toda y que revisten por ello, interés público”. En ese sentido agregó que “en ningún caso configuraran delito de calumnias o injurias las expresiones referidas a asuntos de interés público, aún cuando las expresiones vertidas pudieran resultar más o menos ofensivas o agraviantes respecto de la persona o la honra de los funcionarios públicos cuestionados”.

La denuncia que presentó Lara Gros, según recuerda Brezina en su diálogo con Aries, “fue la tercera estrategia que usó el intendente para silenciar mis investigaciones”. Según contó, el jefe comunal que ahora se postula para la vicegobernación de la Provincia, anteriormente la había amenazado en persona y a través de enviados “que vinieron directamente a patotearme”. Hay denuncias policiales que dejan constancias de aquellas amenazas.

El siguiente paso para censurar su publicación, según su razonamiento, fue la quita total de la pauta oficial a su revista Estado de cosas. “No sólo me quitó la pauta de la revista sino que además persiguió a los otros anunciantes causándome un perjuicio económico enorme como podrán imaginarse”. Pese a todas esas presiones, la comunicadora decidió seguir adelante con sus publicaciones.

“Lo que más le molestó a Lara Gros –rememora- fue que derrumbé el mito de su campaña de haber sido el intendente que mas obra pública construyó en la historia de Orán. Nosotros logramos comprobar con documentación fehaciente que Lara Gros construyó cuatro veces menos que lo que había realizado el anterior intendente, a pesar de tener un presupuesto cuatro veces mayor. Por ejemplo, logramos documentar que la anterior gestión había construido un promedio de 200 casas por año y Lara Gros apenas 50”, concluyó.

Las denuncias de Brezina parecerían tener su correlato en un lapidario informe técnico de la Auditoria General de la Provincia de marzo de este año en el cual se detectaron 205 irregularidades en la gestión administrativa de Lara Gros, entre ellas la no presentación de su declaración jurada de bienes ni la de alguno de sus funcionarios. “El informe –dijo la periodista- es espeluznante y no se entiende como aún no se iniciaron causas penales de oficio por malversación de fondos públicos contra el intendente. El propio presidente de la Auditoría, Oscar Salvatierra, debería hacer la denuncia”, afirmó.

Una causa abierta por la supuesta comisión de esos delitos que llevaba la ex jueza Norma Vera, quedó inconclusa luego de que la magistrada pasara a ocupar un tribunal de alzada en Salta. “La jueza –narró Brezina- había ordenado el allanamiento de la Municipalidad entre otras medidas. También pidió el apoyo de la Auditoría para incorporar el informe a su investigación, pero la causa quedó trunca cuando se fue a la capital”.-

Publicado en FM Aries

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × dos =