Solo la mitad de las empresas cumplen el acuerdo de precios de gas envasado en el NEA-NOA

Región Norte Grande || Un estudio del CESPUP (Centro de Estudios Servicios Públicos y Privados) detectó sobreprecios que hasta duplican el valor de la garrafa en provincias del Norte Grande (NEA-NOA), donde es común que no exista servicio de red de gas natural domiciliario. De hecho, Chaco, Corrientes, Formosa y Misiones no tienen acceso al sistema troncal de transporte de gas natural.

«Más de la mitad de las empresas consultadas por medio de un relevamiento telefónico, realizado por CESPUP, cumplen con los precios pactados en el Programa Hogar, pero el resto de las empresas llegan a vender hasta un 107% más caras las garrafas con respecto a los precios máximos fijados generando un gasto adicional de hasta $2.900 anuales a las familias de bajos recursos», refirió el análisis.

CESPUP realizó el sondeo en empresas distribuidoras de Salta, Jujuy, Formosa, Chaco, Corrientes y Misiones, donde el 44% incumplía los precios dispuestos por el Ministerio de Energía.

Entre provincias la entidad encontró gran dispersión en el acatamiento de los precios al público del Gas Licuado de Petróleo (GLP). Según el estudio, el porcentaje de empresas relevadas en Chaco que cumplen el acuerdo de precios fijado fue de 50%; en Salta sólo el 25%, y en Corrientes, un 30 por ciento. En Misiones el 80% de las distribuidoras cumplen con los precios fijados, mientras que en Formosa y Jujuy el 100 por ciento de las compañías cumplen los precios establecidos.

El Programa Hogar es una política pública implementada en el año 2015 que se mantiene vigente y que «está destinada a subsidiar a los hogares de bajos recursos sin acceso a la red de gas natural y que consumen por lo tanto el gas envasado en garrafas» de 10, 12 y 15 kilogramos, detalló.

Mientras que la cartera que conduce Juan José Aranguren establece los montos y condiciones del beneficio, la ANSeS realiza el control de derecho y en los casos que corresponde deposita automáticamente el subsidio todos los meses en la cuenta bancaria del beneficiario, sin necesidad de realizar ningún trámite.

El Ministerio de Energía y Minería definió como beneficiarios del Programa Hogar a las familias con ingresos inferiores a dos salarios mínimo vital y móvil, que hoy representan 16.120 pesos mensuales. También son beneficiarios de la subvención los familiares de una persona con discapacidad e ingresos inferiores a tres salarios mínimos ($24.180).

«Al subsidiar la oferta se definió una cantidad de garrafas subsidiadas por familia y dicha cantidad varía en función de la cantidad de miembros del hogar, la ubicación geográfica y la época del año», explicó CESPUP. Para familias de hasta cinco miembros se subsidian 18 garrafas al año, y 20 para familias de más de cinco integrantes.

Por la disposición oficial, el precio para la garrafa de 10 kilos es de $135, IVA incluido, pero para los beneficiarios del subsidio se reduce a 20 pesos, lo que significa una disminución de $115 u 85,2% del precio final, diferencia que es cubierta por el aporte del Estado.

Desde el Ministerio de Energía indicaron a Infobae que son 4.000 los puntos de venta de gas envasado en todo el territorio nacional y que la cartera trabaja a la par de las distribuidoras y los municipios «con un gran esfuerzo de logística» para que el producto llegue al público al precio establecido, con la contribución de entidades de defensa del consumidor. Incluso señalaron que en algunos puntos se comercializa a un valor inferior a los $135 en los puestos de venta, como ocurre en varias localidades de Misiones.

Con este compromiso, el Ministerio de Energía pone a disposición un teléfono gratuito para obtener informes y realizar reclamos o denuncias: el 0800-666-HOGAR (46427), o por a través del mail [email protected]

Una situación diferente se produce con el servicios de entrega a domicilio de las garrafas. Los precios máximos de referencia son antes de impuestos y no incluyen el costo por el servicio de venta a domicilio, debido a que no hay un valor estipulado para el cobro del flete.

A partir de un relevamiento telefónico realizado por CESPUP entre 47 empresas distribuidoras de garrafas en Chaco, Misiones, Corrientes, Jujuy, Salta y Formosa, la consultora determinó que un 44% incumple el acuerdo de precios, mientras que un 56% sí lo cumple.

Con entrega en el local de expendio el precio mínimo verificado para la garrafa de 10 kilos fue de $135, mientras que el máximo fue de $280, con un sobreprecio en este último caso de 107 por ciento. Esto significa que el Estado aporta los $115 de subsidio, pero el usuario además de pagar los $20 correspondientes por el precio subsidiado, debe pagar $145 adicionales sobre el valor acordado por resolución oficial.

En ese aspecto, CESPUP advirtió que el costo adicional de comprar a los precios máximos en local (es decir sin costos extra por traslado a domicilio) para una familia de menos de cinco miembros (que puede consumir hasta 18 garrafas subsidiadas) es de $2.610 anuales. El sobreprecio para una familia de más de cinco miembros (que consume un máximo de 20 garrafas subsidiadas al año) puede llegar a 2.900 pesos.

El año pasado la cartera de Energía otorgó a través del Programa Hogar subsidios a 2.858.282 beneficiarios por mes a lo largo de todo el territorio nacional. Las provincias con mayor cantidad de beneficiarios fueron Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe, Chaco, Formosa y Misiones, mientras que las zonas de baja temperatura del país son las que recibieron mayor cantidad de garrafas subsidiadas en relación a las demás zonas.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro + dieciseis =