Temer no nombrará por ahora al reemplazante del juez de la Corte muerto

 Temer no nombrará por ahora al reemplazante del juez de la Corte muerto

El presidente brasileño dijo que primero se elegirá, por sorteo, qué juez seguirá con el caso Odebrecht. Y luego se decidirá quién ocupa el lugar en el Tribunal Supremo.

temer 2

En medio de las dudas por la sucesión del juez de la Corte Suprema de Brasil, Teori Zavascki, que murió el jueves en un accidente aéreo, el presidente Michel Temer indicó que irá a preservar las formas. En un breve contacto con la prensa, durante el velatorio en Porto Alegre, el mandatario indicó que esperará a que la titular de la Corte, Carmen Lúcia, defina, por sorteo, el juez que debe continuar con el caso Odebrecht. Y el futuro ministro del más alto tribunal, que deberá ocupar el cargo dejado vacante “solo será elegido” después.

El jefe de Estado escuchó algunas recomendaciones. Especialmente las que provinieron de la ex titular del Supremo Tribunal Federal Ellen Gracie. Ella se reunió el viernes con Temer. Y, por sus declaraciones posteriores en la puerta del Planalto –la casa de gobierno en Brasilia- surge que ella aconsejó al gobernante que dejara manos del máximo tribunal la elección del juez del STF que deberá seguir con el Lava Jato: “Creo que la propia institución encontrará la fórmula más adecuada” para el traspaso de esa causa.

El desafío pasa ahora para Cármen Lúcia Antunes Rocha, de 62 años, quien asumió la jefatura de la Corte en septiembre del año pasado. Cae sobre su figura el destino del Lava Jato, la investigación sobre el esquema de corrupción que esquilmó a Petrobras durante 15 años. De las arcas de la petrolera estatal salían los fondos que utilizó la constructora Odebrecht para sobornar a la élite política brasileña. Delaciones como las de un ex ejecutivo del holding, Claudio Melo Filho, que trascendieron a la prensa en su integridad, pusieron en evidencia cuánto de comprometido se encuentra buena parte del actual gobierno brasileño.

El arrepentido Melo Filho relató una cena que tenía como como protagonistas al entonces vicepresidente Temer y el ex Ceo de la constructora, Marcelo Odebrecht. En ese encuentro, ocurrido en mayo de 2014 en la residencia oficial de los vicepresidentes brasileños (el Palacio de Jaburu), Temer le pidió 10 millones de reales, equivalentes entonces a casi 4 millones de dólares. Entre los comensales se encontraba Eliseu Padilha, quien revista en el actual gobierno como ministro jefe de la Casa Civil (coordinador del gabinete).

Fue este político, que también revistó como ministro de Aviación Civil en el segundo gobierno de Rousseff, quien afirmó el viernes último en Porto Alegre, en una conferencia con la prensa transcripta por el diario Folha de Sao Paulo: “La muerte (de Teori Zavascki) nos va ayudar por cierto a que tengamos ahora, en relación al Lava Jato, un poco más de tiempo para (que se homologuen y se difundan) las llamada delaciones”. Semejante pronunciamiento deja en evidencia el ánimo del colaborador de Temer respecto del accidente aéreo que mató a Zavascki. Lo dijo luego de una reunión con el gobernador de Río Grande del Sur José Ivo Sartori en el Palacio de Piratini.

Las expresiones de Padilha, que estuvo en el velatorio del magistrado, revelan cuanto menos un alivio para el gobierno de Temer. Como consignaron los medios periodísticos, todo lo que esté relacionado con la causa de Odebrecht, sufrirá un singular atraso. En el plan de Zavascki, los 800 testimonios de los 77 ejecutivos del holding, debían ser homologados esta semana. Luego de ese procedimiento, vendría el momento de la publicidad. No era un detalle menor. De acuerdo con los peritos que intervienen en ese procedimiento hay más de 200 políticos de primera línea, incluidos numerosos ministros de Temer, que están acorralados por haber recibido fondos ilegales, aun si fuera para financiar sus campañas.

Para el actual procurador del gobierno federal, el fiscal Rodrigo Janot, habrá ahora una demora de más de tres meses en toda la operatoria que implicaba legalizar las denuncias de los ejecutivos de la empresa. Janot confirmó ese “retraso” durante el velorio del juez Zavascki. Vale señalar que este número uno de los fiscales aspira a ser reelecto en ese puesto en septiembre próximo.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince − catorce =