domingo 9 de agosto de 2020




Todas las crisis del mundo “Sector Tabacalero”


Las principales autoridades del sector intentan planteos ante los mismos organismos y siguen utilizando los mismos procedimientos, las mismas voces, por lo cual obtendrán los mismos resultados; poco y nada.

El reclamo del FET, en tiempo donde cayó nuevamente la recaudación fiscal (22,5% en mayo) por efecto de la cuarentena;  implica la caída colateral del FET por disminución de cigarrillos circulantes, y caída de la actividad minorista, frente a un nuevo parate en la fase 1 (julio) en el AMBA de Nobleza Piccardo por un caso de COVID en la Planta; mientras las otras fábricas se mantienen en producción restringida.

El dólar blue sigue condicionando los insumos para activar la campaña 2021, y la liquidación por exportaciones se realiza con la referencia del dólar oficial; por lo cual producir tabaco hoy, arroja un saldo negativo.

A su vez los principales competidores globales se lanzaron en carreras furtivas para dominar los mercados, con mayores volúmenes y en algunos casos mejorando la calidad de su producción, con lo cual el tabaco argentino se encuentra comprometido; pero aún en pié con una única esperanza, que el COVID también le abra nuevos mercados, como sucede con el resto de la producción primaria por el retroceso agrícola en el 30% de la superficie cultivable del planeta.

Además las arterias que interconectan la región productiva de los valles de Salta y Jujuy, donde se recuesta esta importante economía regional, padece interrupciones permanentes, por disposiciones provinciales y hasta de algunos intendentes audaces, que retrasan todo intento de normalización de la actividad en tiempo de pandemia.

El sector tabacalero, no tiene gestión, sus autoridades solo realizan diligencias rutinarias frente al gobierno (cadetes), quien representa sus intereses; por disposición legislativa (transferencia administrativa), y este solo esta alineado a la nación en sus intenciones de controlar la pandemia, por lo cual sin capacidad de definir objetivos productivos propios, el horizonte de los productores tabacaleros es oscuro (cooptados por la política).

Su principal Institución, acumula un nivel escandaloso de deuda con el estado, esta en default técnico, por lo cual desde el gobierno analizan la reestructuración del sector. Tan reducida se encuentra su capacidad de maniobra, que hoy el futuro de los mismos, ya no se decide en sus instituciones pioneras, sino en San Martín 450.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
👋Hola, ¿Puedo Ayudarte?