Tras 9 meses de emergencia, no puede gestionar el nuevo cementerio

 Tras 9 meses de emergencia, no puede gestionar el nuevo cementerio

Cuando llegó a la intendencia el Lic. Luciano Demarco, electo concejal dos veces, conocía las ordenanzas que facultaban al anterior intendente a gestionar un nuevo cementerio, debido al colapso del actual que cuenta con 104 años de existencia.

Los instrumentos que habilitaban al mandatario a realizar la gestión estaban aprobados, sin embargo Demarco se ocupó de declarar la emergencia, tras la cual sobrevino la pandemia. Los escándalos que sucedieron por falta de espacio para las inhumaciones en tierra, llevaron a Perico a la prensa nacional –por cobros a dolientes que debían además cavar tumbas y por sepulturas en los pasillos-.

De inmediato responsabilizaron al Concejo Deliberante, cuerpo que sacó otra ordenanza ratificando las anteriores y encomendando la firma con La Administración Finca El Pongo, donde por recomendación del gobernador de la provincia, se dispuso un terreno, previo ordenamiento de las deudas del municipio con la institución que administra el legado del Hospital Arturo Zabala.

El intendente, se negó a refinanciar la deuda, aduciendo que el hospital es de los periqueños, y que de ninguna manera pagará; sin embargo envió una carta al CD donde aclara que el municipio no cuenta con recursos en estos momentos para afrontar deudas.

Subrayamos que semanas atrás, el Intendente acusó a 12.000 periqueños y a las principales empresas e instituciones de la comunidad –le robaron a la Finca el Pongo- por poseer terrenos que fueron desmembrados del legado para usos urbanos y edilicios productivos, como con fines sociales; siendo desde luego el municipio uno de los deudores de la administración del legado, como también otras comunas y el propio estado provincial.

Aclaremos, que el legado posee una carga “mitigar el dolor de los pobres y afligidos” y es del Hospital Arturo Zabala; no de la comunidad; establecimiento sanitario que pertenece a la provincia.

Es responsable entender los alcances del legado, como las limitaciones de la Carta Orgánica Municipal que no puede crear un organismo que  administre un bién regido por otra jurisdicción, si el hospital hubiera sido municipal, como sucede en otras provincias, tendría las facultades legítimas de control y la administración.

Pero, el tema central, es que ya ingresó al CD un proyecto de ordenanza para ponerle nombre al Nuevo Cementerio, pero de este edificio absolutamente necesario, declarado en emergencia por el propio Intendente; no hay ni un metro cuadrado.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *