Triaca relativizó el acatamiento al paro: «Se sintió donde no hubo transporte»

 Triaca relativizó el acatamiento al paro: «Se sintió donde no hubo transporte»
LPO || Por el contrario, para la CGT, el paro tuvo un acatamiento mayor al 90%y no hubo impedimentos para los que quisieron trabajar.
«Cuando empezamos a recuperarnos, esta medida resulta inoportuna e innecesaria», resumió el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, sobre el primer paro nacional contra el Gobierno de Macri. Con la clara intención de no entrar a polemizar con los gremios sobre el nivel de acatamiento, el ministro aseguró que «El paro se sintió más donde paró el transporte».

«Hubo mucha gente que se acercó a trabajar por otras vías. En muchos sectores del interior donde no se afectó el transporte, hubo actividad prácticamente normal. Pero más allá del acatamiento del paro, nuestra voluntad es seguir dialogando», dijo el ministro.

La postura del Gobierno es que el número es irrelevante porque se vio altamente afectado por el paro de transporte que no dejó ir a trabajar a los que querían hacerlo. Por el contrario, para la CGT el nivel de acatamiento superó el 90% y por lo tanto consideraron que la medida fue un éxito.

Por ejemplo, el secretario general de la CGT Regional La Matanza, Mario Ortiz, confirmó que pararon el 95% de las empresas e industrias y el 90% de los comercios del distrito y descartó impedimentos para que fueran a trabajar los que no quisieran sumarse a la medida de fuerza: «no hubo ningún tipo de impedimento alguno para que los compañeros que quisieran llegar a sus puestos de trabajo lo pudieran hacer, respetando absolutamente el derecho a la libertad laboral, pero es evidente que casi la totalidad de los trabajadores matanceros levantó hoy su voz de reclamo ante la crisis y las injusticias sociales por las que atraviesa el país debido a las medidas del Gobierno».

«Hubo mucha gente que se acercó a trabajar por otras vías. En muchos sectores del interior donde no se afectó el transporte, hubo actividad prácticamente normal», dijo el ministro.

Para Triaca el paro marca una diferencia de diagnóstico y está signado por una intencionalidad política. Al respecto, enfatizó que quienes apoyaron la medida también marcharon cantando «Volveremos» -en clara referencia a la CTA- y resaltó que «Este gobierno no tiene intención de volver a Kicillof y a Moreno. Nos eligieron para un cambio».

De esta forma, dejó en claro que no van a hacer caso a la amenaza de la CGT de profundizar la lucha si el Gobierno no cambia el rumbo económico. Por el contrario, se lamentó por el destiempo de la medida ya que señaló que la economía está recuperándose «con más dinamismo en algunos sectores que en otros», con mejora del poder adquisitivo respecto del pico inflacionario del primer semestre de 2016, y con mejoras en el empleo registrado.

«Tuvimos un momento arduo en el principio de año pasado, pero ahí no plantearon un paro general, lo hicieron hoy, que estamos creciendo. Estamos recuperando el crecimiento del empleo», justificó el ministro sobre la falta de sincronización de las consignas con la situación económica.

Por otra parte, Triaca resaltó la voluntad de diálogo del Ministerio que conduce y ejemplificó con los acuerdos alcanzados con los sectores de la construcción, de textil y calzados y de mecánicos para mejorar la inversión y las condiciones económicas.

«Queremos resolver sector por sector lo que está pasando en la realidad económica» y «Vamos a dialogar sector por sector», sostuvo el ministro y dando por tierra la posibilidad de un encuentro con las cúpulas sindicales, a quienes les recomendó pensar soluciones con el Gobierno para resolver los problemas de los que no están agremiados.

«Hay que pensar de qué manera vamos a poder desarrollar las oportunidades a las 4 millones y medio de trabajadores que están en la informalidad. Eso deberían pensar los gremialistas, que pasen a tener un trabajo decente como el que ellos representan. Que se incorporen al mercado de trabajo los desocupados y los jóvenes que no estudian ni trabajan», dijo Triaca.

Por último, el ministro les dedicó una chicana a los sindicalistas: «Lo que hay que parar es parar de mentirnos, parar de agredirnos, de mentirnos, decir la verdad, dejar las extorsiones».

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 − ocho =