Trump ahora analiza ofrecer a México controlar juntos la frontera sur

 Trump ahora analiza ofrecer a México controlar juntos la frontera sur
Por I. Fidanza (Washington DC, enviado especial) El republicano pidió a sus legisladores que consigan ya la plata para construir el muro.
Donald Trump está decidido a construir el muro en la frontera entre México y Estados Unidos que fue la gran promesa de su campaña. Según pudo confirmar LPO en esta capital de fuentes al tanto de las negociaciones, los bloques republicanos del Congreso ya está viendo que partidas presupuestarias pueden liberar para habilitar de manera inmediata los fondos para iniciar la construcción.

La idea de Trump, afirmaron a este medio las fuentes, es financiarlo con fondos propios y luego «cobrárselo» a México con algún tipo de gravamen o tasa, en las negociaciones por temas comerciales que se vienen.

Pero como suele suceder, a medida que se aproxima al ejercicio del poder real, las ínfulas de Trump y su equipo más cercano empiezan a modelarse por el peso de la realidad. La idea ahora del equipo del magnate es vender a México la construcción del muro, no como una barrera agresiva contra los «asesinos y violadores», sino como parte de un esfuerzo integral entre las dos naciones para regular los flujos migratorios.

«Queremos hacer algo que también sea bueno para México», afirmó a LPO una fuente del equipo de Trump.

La idea sería negociar con México un control conjunto o ayuda para la frontera sur -que limita con el triángulo norte de Nicaragua, Honduras y El Salvador- y presentar esa movida como parte de una estrategia conjunta que incluye al muro sobre la frontera del Río Bravo, para regular los flujos migratorios que vienen de esos países.

El giro no es casual. No son pocos los asesores que explicaron a Trump que de nada sirve construir el muro sino se logra la colaboración de México, ya que ofendido el gobierno de Peña Nieto o quien lo suceda, podría aflojar el control sobre la frontera sur y hacer que el actual problema migratorio que sufre Estados Unidos se convierta en un paseo de domingo.

Es que como ya se sabe, hoy la inmigración mexicana a Estados Unidos esta en uno de los niveles más bajos de la historia y en realidad el problema son los migrantes de Centroamérica que atraviesan su territorio para llegar a la nación que eligió a Trump.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 5 =