Una vez más los anuncios resultaron fracasos

 Una vez más los anuncios resultaron fracasos

Por segunda vez consecutiva una rueda de medidas disparadas desde el ejecutivo, tendientes según su autocrítica a corregir deficiencias, volvieron a fracasar ya que no hubo cerramiento de la Plaza Central, ni control de venta de bebidas alcohólicas.

Ciudad de Perico  2.01.2014

La prensa que asistió a la conferencia convocada por el ejecutivo el día lunes 30 de diciembre pasado, resultó burlada al igual que toda la comunidad, ya que las medidas que allí se anunciaron no fueron cumplidas. La falta de comunicación al personal municipal y al policial requerido para llevar adelante aquel objetivo, devino en el fracaso del anuncio; ya que solo asistió el personal de Guardia de la Policía, quienes solo se avocaron a tomar medidas disuasivas, sin concretar el cerramiento para impedir que los  vehículos y moto vehículos ingresen a la plaza central, como tampoco participaron en maniobras que impidan la venta de alcohol en la plaza, menos aún su consumo. No se entiende para que hubo una conferencia de prensa, esta vez a cargo del Secretario de Gobierno Carlos Caliva, evidentemente el legendario funcionario perdió poder y  autoridad, ya que su mensaje fue muy claro – “vamos a recuperar ese espacio para el esparcimiento familiar, el alcohol nos esta llevando por delante”. Refirió en aquella conferencia Caliva; sin embargo sus intenciones hicieron aguas. Durante la noche del 1° de enero, millares de adolescente  tomaron la plaza para sus relaciones sociales y de esparcimiento, asistidos por bebidas alcohólicas y energizantes, que allí mismo adquirían. Trascendió que el comercio no fue comunicado de las prohibiciones en vigencia, y que el personal que debía realizar el cerramiento, tanto municipal, como policial no fue notificado, por lo cual la operación no solo fue voluntarismo, resultó en un  engaño. Llama poderosamente la atención que cuando el municipio realizó la adhesión al decreto que redacto el ejecutivo provincial a instancia del obispo de Jujuy Monseñor Daniel Fernández, el intendente interino de la ciudad de Perico dió prensa a su adhesión en los principales medios de la provincia y en los medios locales pautados, pero desde esa fecha, el municipio ignoró las disposiciones que implica el decreto, es decir fue usada la iniciativa razonable de la iglesia, solo con fines publicitarios. Sin duda en la municipalidad de Perico, la teoría de la fractura política existe. La que se dice; que la mitad de los funcionarios y personal municipal responde al empresario Miguel Cheín y la otra al Intendente de la Ciudad; los desencuentros reiterados y  la desidia con la que se encaran las demandas sociales, son tan irritantes, que solo una feraz interna explica el porqué las energías e intereses se concentran en ellos mismos, en vez de acudir a satisfacer las demandas comunitarias. Tendría sus razones Miguel Cheín, cuando días atrás emplazo a todos los directivos y funcionarios municipales  a un examen, cuya calificación la dará el en marzo. Cheín  hizo suponer que habría muchos aplazos, Caliva  ya obtuvo un cero.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 + veinte =