Urtubey se quejó que hay impericia en la ejecución del Plan Belgrano

 Urtubey se quejó que hay impericia en la ejecución del Plan Belgrano

Todos saben que José Cano quería ser ministro de Salud de la Nación pero hubo una impugnación desde el sector de laboratorios, y así fue como Mauricio Macri terminó convocando a Jorge Lemus, de quien había prescindido cuando era jefe de Gobierno de Ciudad de Buenos Aires. ¿Dónde enviar a Cano, quien había devenido en héroe de Cambiemos por un supuesto triunfo no reconocido en Tucumán? (Algo que todos saben que no fue cierto porque Cano perdió). Así fue como se lo envió al Plan Belgrano, pero ‘licuado’ y comenzaron desventuras para el dirigente radical, que no han terminado:

Juan Manuel Urtubey, gobernador de Salta, le respondió a José Cano, a cargo del Plan Belgrano:

«Me veo en la obligación de responder a las declaraciones de José Cano, responsable del Plan Belgrano.

Es lamentable su falta de información pero no me sorprende, ya la ha demostrado en la planificación del Plan.

Jamás hasta el día de hoy de realizado crítica alguna respecto al Plan Belgrano. Debo admitir que tengo unas cuantas pero siempre he preferido discutirlas en privado en procura de mejorar y ejecutar un plan necesario para el norte y merecido por sus habitantes. El Plan Belgrano no es un premio de los ricos a los pobres, es una obligación del Estado Nacional respecto a las provincias más postergadas.

Existe un enorme problema de impericia para su ejecución. No se trata de demoras, se trata de errores importantes.

Lamento que el Presidente de la Nación haya elegido a un dirigente que impide el trabajo conjunto entre quienes tenemos, producto del voto popular, responsabilidades ejecutivas. De un hombre como Cano que no respeta la opinión del pueblo salteño expresada en tres elecciones consecutivas, nada se puede esperar respecto a su trabajo por ese mismo pueblo.

Lo que verdaderamente llama mi atención es que en vez se trabajar juntos por un plan que necesitamos, Cano prefiera tener actitudes patoteriles y pelearse con quienes debería estar trabajando codo a codo, zanjando diferencias y buscando soluciones. Tal vez esta sea una de las razones por las cuales millones de argentinos sufran pobreza.»

Antes, en una entrevista que concedió al diario La Nación, José Canoaseguró que en 2017 habrá «una suba del 46% en la cantidad de fondos asignados» al Plan Belgrano, al tiempo que reclamó a los gobernadores del Norte «acompañar las políticas nacionales» y mejorar el trato con los intendentes de Cambiemos.

«(…) está sujeto a debate que los gobernadores de las provincias del Norte tienen que producir reformas políticas, acompañar las políticas nacionales para generar empleo genuino, calidad educativa, políticas tributarias muy estrictas en esas provincias. Y que traten a los intendentes de Cambiemos como el Presidente los trata a ellos, y no como hacen ahora, que muchas veces no les transfieren una moneda.»

De paso, es oportuno recordar el siguiente recorte del diario La Nación:

«(…) Si bien Cano ha demostrado paciencia casi oriental, son varios los correligionarios que vienen «calentándole la cabeza» para que reaccione y haga notar su enojo. ¿La razón? Las evidentes maniobras de Frigerio y Dietrich para arrebatarle cualquier tipo de figuración que pueda tener el radical.

Así, cada vez que el Gobierno tiene que anunciar alguna obra para el norte del país, área que le corresponde al Plan Belgrano, los ministros macristas le ganan de mano y aparecen en las provincias encabezando, junto a los gobernadores locales, los actos de lanzamiento de las obras. Los ejemplos abundan, sobre todo de parte de Dietrich. Primereó a Cano en el anuncio de la reanudación de las obras del Belgrano Cargas, tren troncal para el noroeste argentino (NOA), y hasta en el lanzamiento de un plan de conectividad en Chaco. El radical mantiene silencio, pero cada día son más los que dicen que a Cano lo están dejando de lado para perjudicar a la UCR. (…)».

En tanto, más optimista, Gabriel Ziblat escribió en el bisemanario Perfil:

«No sólo es la región del país con peores índices de desarrollo económico y social. También es la región donde Cambiemos sacó la menor cantidad de votos en la elección de 2015. Por eso, el ambicioso Plan Belgrano tiene un doble sentido para el Gobierno de Mauricio Macri, que buscará aprovechar que las obras y planes que promete bajar a las diez provincias del Norte tengan también su rédito en el resultado de las elecciones de 2017.

Mensajes focalizados a través de las redes sociales, llamados telefónicos, correos electrónicos y apariciones de los principales funcionarios involucrados en las obras en los medios de comunicación locales, son las estrategias con las que desde el Gobierno planean capitalizar la inversión. Es que manejan un dato que no deja de generar ciertos resquemores: tienen encuestas que muestran que en determinados casos solamente un 10% de la población sabe que ciertas obras son financiadas por el gobierno nacional. Eso es lo que apuestan a revertir en los próximos meses.

Apenas conocido el proyecto de Presupuesto 2017, desde diferentes sectores del peronismo lanzaron señales de alerta porque consideran que hay una mayor preponderancia de obras para Ciudad y Provincia de Buenos Aires (gobernadas por Cambiemos), en desmedro del resto. Desde el Gobierno, en cambio, contradicen ese análisis y explican que la inversión en obras de infraestructura en la región crecerá un 41% en relación con lo presupuestado para 2016.

Son, en total, $ 41 mil millones distribuidos entre las diez provincias implicadas en el plan: Chaco, Jujuy, Salta (las tres más beneficiadas), Tucumán, La Rioja, Formosa, Corrientes, Santiago del Estero, Misiones y Catamarca.

Jujuy y Salta son también, junto a Corrientes, las provincias que más ven crecer el presupuesto en infraestructura en comparación con 2016. Registran subas de 115%, 111% y 94%, respectivamente, según los números que manejan en las oficinas del Plan Belgrano, que lidera el radical José Cano. No es casual que los gobernadores de las tres provincias son aliados o cercanos al Gobierno: se trata de los radicales Gerardo Morales y Ricardo Colombi y el peronista Juan Manuel Urtubey. (…)».

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × 4 =