Vidal abandonó los colores de Juntos por el Cambio y construye el post macrismo

 Vidal abandonó los colores de Juntos por el Cambio y construye el post macrismo

María Eugenia Vidal sorprendió en el cierre de campaña y abandonó los colores de Juntos por el Cambio para mostrar una nueva cartelería, enfocada más en su futuro político que en la elección del domingo.

A diferencia de actos anteriores, en microestados, espacios más intimistas, esta vez Vidal jugó fuerte a un estadio abierto, con sus candidatos arriba del escenario y a sus espaldas. Una impronta más cercana a los viejos actos del peronismo.

«Ahora, María Eugenia» era la única frase que podía leerse sobre el escenario en reiterados carteles con letras gigantes. Lo colores eran varios pero en la pantalla, al momento del discurso de la Gobernadora el fondo elegido fue el rojo y la frase «ahora nosotros» en letras blancas, un claro gesto hacia el radicalismo.

Sucede que de manera subterránea, en el PRO se vienen disputando el liderazgo de la oposición hacia los próximos años. Vidal y Horacio Rodríguez Larreta vienen construyendo juntos el post macrismo. Del otro lado, Marcos Peña busca que sea el propio Macri el jefe de la oposición.

La frase «Ahora María Eugenia» fue contundente y remitió a la Gobernadora como la próxima líder opositora. LPO había adelantado una visita de Vidal al comité provincia del radicalismo como una estrategia para avanzar con la UCR en lo que viene.

El nuevo espacio se podría definir en las próximas semanas. Los radicales quieren cerrar con Vidal y Rodríguez Larreta y después de la elección legislativa de 2021 definir el candidato a la presidencia ya con Macri retirado de la política.

En tanto, el equipo de la Gobernadora apuesta a evitar una derrota mayor que en la PASO para avanzar con la transición y armar el postmacrismo en el territorio bonaerense. La idea es trabajar en tándem con Rodríguez Larreta y jubilar a Macri.

En su discurso, Vidal reconoció que «los últimos dos años no fueron fáciles». La mandataria provincial le habló directamente a los que «todavía están enojados o desilusionados» con el oficialismo. «Escuchamos, entendimos, estamos dispuestos a mejorar todo lo que haya que mejorar, pero no es para atrás, es para adelante», lanzó.

Y planteó: «Si fuimos el gobierno de las obras y las peleas, ¿cómo no vamos a ser el del trabajo, del crecimiento, de la producción? Claro que sí».

Visiblemente emocionada, Vidal buscó diferenciarse de sus antecesores. «Yo no soy como todos los anteriores, yo no vine a especular con la Provincia y usarla de trampolín, no vine a hacerme rica en la política», señaló.

Tras comenzar agradeciendo el apoyo de su equipo de gobierno, de intendentes y de su propia familia, Vidal hizo un repaso de los logros de su gestión, entre ellos la lucha contra el narcotráfico, las obras para evitar inundaciones, el boleto estudiantil, la llegada del SAME al Conurbano, la reducción de la mortalidad infantil y el final de las reelecciones indefinidas de los jefes comunales, entre otros.

«No es que fuimos valientes, no es que no teníamos miedo. Lo que pasó es que cada vez que teníamos delante a un narco, a un dueño del juego, a Balcedo, al ‘Pata’ Medina, a Castillo de la Salada, al ‘Caballo’ Suárez, ustedes estaban adelante, atrás y al lado nuestro sosteniéndonos, diciéndonos ‘no están solos’. Gracias por no dejarme sola en esa pelea», dijo, al borde de las lágrimas.

En el cierre, se refirió a las elecciones del domingo: «Vamos a darla vuelta. En la Provincia no hay segunda vuelta, es por un voto y cada uno cuenta. Necesitamos que vayan todos como en el 83, que todos estén allí», aseguró, aunque dejó un mensaje de cara a futuro: «De al lado de ustedes no me mueve nadie. No me voy a mover un centímetro de acá. Este camino recién empieza».

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *