Vidal, la sucesora «populista» de Macri, relega a Massa y llega a la «Primera A»

 Vidal, la sucesora «populista» de Macri, relega a Massa y llega a la «Primera A»

Una encuesta del Observatorio Electoral Consultores determinó que en los últimos meses se produjo un importante ascenso de María Eugenia Vidal «a la Primera A de la dirigencia política argentina», ubicándose en el tercer puesto de los candidatos con mayores probabilidades de ser presidente en 2019. En los últimos 3 meses, la gobernadora bonaerense subió 11 puntos (de 7,1% a 18,5%) como presidenciable, pisándole los talones a Mauricio Macri y Cristina Fernández. El por qué de este importante ascenso, según la consultora de Norma Domínguez y Julio Burdman.

Según una reciente encuesta del Observatorio Electoral Consultores, en los últimos meses se produjo un importante ascenso de María Eugenia Vidal «a la Primera A de la dirigencia política argentina».

En los últimos 3 meses, la gobernadora bonaerense subió 11 puntos (de 7,1 a 18,5%) como presidenciable, pisándole los talones a Mauricio Macri y Cristina Fernández.

La encuesta de Observatorio Electoral Consultores fue realizada en los últimos días de septiembre. Se le preguntó a 1065 personas de todo el país por los dirigentes con mayores probabilidades de ser presidentes en 2019.

Los cuatro primeros lugares fueron ocupados por Macri (21,5%), Cristina (19,6%), Vidal (18,5%) y Sergio Massa (13,1%). Cabe destacar que tres meses antes, en junio, solo Macri, Cristina y Massa estaban en la Primera A.

Un dato que destaca la consultora es que, al responder, los votantes oficialistas (es decir, quienes tienen imagen positiva del Presidente y aprueban su gestión de gobierno), en su mayoría se dividen en dos: quienes ven a Macri como presidente en 2019, y quienes ven a Vidal. Pero en junio pasado, muchos oficialistas (más que hoy) veían a Massa como el otro dirigente con más futuro.

Este elemento podría explicar el rápido crecimiento de Vidal: cuenta con una identidad propia pero, al mismo tiempo, es beneficiaria de una suerte de transferencia de liderazgo desde Macri, desplazando a Gabriela Michetti de ese lugar de sucesión PRO.

Según el Observatorio, la popularidad de Vidal responde a dos características. Pese a ser gobernadora de una provincia, tiene una exposición mediática nacional, algo que no tienen mandatarios de otras provincias grandes, como el cordobés Juan Schiaretti o el santafesino Miguel Lifschitz, que son muy poco conocidos fuera de sus distritos. Además, la provincia de Buenos Aires es considerada como el distrito clave en la determinación de los resultados electorales, lo que hace que muchas miradas se posen sobre ella.

Pero Vidal también tiene otros dos elementos que la proyectan: por un lado, haber encontrado un vínculo directo con el público (bonaerense, y nacional) sobre la base de la identificación de un adversario. «Esto es clásico en los liderazgos populistas: se le pide ayuda al votante para enfrentar y superar a un enemigo que se opondría al ‘progreso colectivo’ (los ricos, el imperialismo, los burócratas, etc.). Vidal hoy representa eso mejor que nadie: cada vez que toma un micrófono, es para trazar un vínculo directo con la audiencia para enfrentar a las mafias de la policía y la ‘vieja política’ que la acechan e impiden el progreso bonaerense. Este es un instrumento muy eficaz y probado para construir liderazgos», asegura el Observatorio.

El otro elemento clave en el ascenso de Vidal es que «asumió velozmente un nuevo lugar dentro del espacio oficialista. En la visión de Macri y los estrategas en la Casa Rosada, su éxito es condición de gobernabilidad. Y para los votantes oficialistas, también: ella pasó a ser la número dos de Cambiemos. Una sucesora de Macri». 

 

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco + 17 =