Con el Belgrano Cargas nos están vendiendo humo

 Con el Belgrano Cargas nos están vendiendo humo

Ya no se trata del humo de las antiguas locomotoras fogoneadas, sino de la impresionante acumulación de anuncios sobre logros inminentes que surge de repasar nuestros archivos sobre las promesas de reactivación del Ferrocarril Belgrano Cargas hasta convertirlo en la columna vertebral del transporte para 13 provincias

Miguel Angel Fernández*

Ya no se trata del humo de las antiguas locomotoras fogoneadas, sino de la impresionante acumulación de anuncios sobre logros inminentes que surge de repasar nuestros archivos sobre las promesas de reactivación del Ferrocarril Belgrano Cargas hasta convertirlo en la columna vertebral del transporte para 13 provincias argentinas que incluyen a la región identificada como el Norte Grande.

¿Debe decirse, efectivamente, que nos están vendiendo humo cuando el descarrilamiento de esta semana en las cercanías de Avia Terai de un carguero que traía cemento desde Jujuy a Barranqueras desnudó la precariedad del mantenimiento de los ramales no recuperados? ¿Cómo entender, entonces, que esos trenes cargados con distintos productos y que pretendemos ver multiplicados, deban tardar 11 horas desde Avia Terai hasta Barranqueras, justamente en esta semana donde se cumplió el centenario del tendido de vías desde la estación fluvial hasta el punto señalado, que hoy es un eje estratégico para la operación de poderosas empresas de acopio y comercialización granaria?

Desconocemos lo que la fundación de un bloque legislativo regional, acordada hace pocos días en el Centro de Convenciones de Resistencia, pudo avanzar en la actualización de informes y un renovado empuje en gestiones de obras fundamentales y urgentes para nuestra integración.

La Argentina segmentada en bolsones de desarrollo y otros de atraso, solamente podrá revertirse en la medida que la infraestructura nos coloque en un plano de mejores posibilidades para revertir lo que padecemos hoy, que la mayor distancia de los puertos más que desventaja, es un castigo.

No exageramos al adjudicarle a la reactivación del Belgrano Cargas la misma antigüedad que la construcción del gasoducto del Nordeste, aun cuando en este segundo caso la humareda promesera sea mayor, puesto que las señales de un envión de esperanzas se diluyen cada vez más, a pesar de los discursos.

En este sentido, los chaqueños en particular registramos que dos presidentes de la recuperación democrática, Raúl Alfonsín y Carlos Menem, asumieron compromisos que llegaron a parecer que se trataba de una política de Estado, respecto de la regulación y el pleno aprovechamiento de las aguas del Bermejo, agitándose el interés regional en las obras de la alta cuenca de Bolivia que nunca se hicieron y creándose una comisión nacional especializada, la Corebe, que aún trasladada desde Buenos Aires a Sáenz Peña no ha podido instalar al mismo río que entusiasmó alguna vez al general Belgrano en una carta al salteño Güemes en el primer plano de las prioridades del país.

El último anuncio

El presidente del Belgrano Cargas y Logística SA, Marcelo Bosch, acaba de anunciar que será recuperado el ramal C14, Perico – Palpalá con una inversión de 5,5 millones de pesos.

Sin embargo, en el Chaco sólo se sabe de la reparación del ramal C12, que une a Río Muerto (y de ahí a Los Pirpintos, Santiago del Estero) con Avia Terai. Ocurre que están pendientes en territorio chaqueño el ramal 6, desde Avia Terai a General Pinedo y el C3, sin dudas el de mayor necesidad, desde Avia Terai a Resistencia (que incluye el enlace de llegada al puerto de Barranqueras). Es decir que la recuperación de vías en el Chaco cubrió 140 kilómetros, ahora con durmientes de cemento, no de quebracho, pero está pendiente la conexión que habilite el complejo multimodal de cargas. Esto significa combinar al camión en distancias que no superen los 500 kilómetros, utilizar al ferrocarril para mayores distancias como ese cargamento que venía desde Jujuy y luego embarcar con un transporte a través de la hidrovía Paraná – Paraguay, que sea el remate de transferencias de cargas con un abaratamiento esencial para la sustentabilidad de producciones rentables.

(Nos aportaron un dato casi increíble: la carencia de grúas en Sáenz Peña para los despachos de carbón vegetal obliga a que salgan trenes con contenedores vacíos hasta Barranqueras, vuelvan cargados hasta Avia Terai y recién entonces partan hacia el puerto de Rosario).

El aporte de la CAF

La Corporación Andina de Fomento (que asignó 12 millones de dólares al desarrollo del puerto de Barranqueras, cuya transferencia se demora por trámites incompletos) está financiando la rehabilitación de siete tramos del FC Belgrano Cargas con un monto total de 326 millones de dólares y un avance financiero de 100 millones.

En lo que hace al Chaco se incluyen las obras Fortín Las Chuñas – Las Breñas (31 kilómetros) y Avia Terai – Fortín Las Chuñas (30 kilómetros). Como se ve, en la asistencia de la CAF no figura esa conexión entre Avia Terai y Barranqueras que no es barata, por supuesto, estimándose que pueden demandar unos 300 millones de dólares, cuyo abastecimiento podría surgir del interés de China en involucrarse en la recuperación y en la explotación del Belgrano Cargas, tratándose de nuestro principal cliente de soja y subproductos que hace años ratifica esa disposición.

Es cierto que se anunció una primera respuesta en la provisión de material rodante, tanto locomotoras como vagones, pero no puede perderse de vista esa reactivación del ramal esencial para una provincia que se dispone a mover a mediados de este año una cosecha sojera con 700.000 hectáreas implantadas, más otros rubros.

El Chaco, como el país, afronta el sobrecosto de un 84% de sus cargas transportadas en camiones, con el contratiempo del déficit de rutas envejecidas, autovías y autopistas insuficientes.

El Belgrano Cargas sigue estando lejos de la prestación de servicios que debe convertirlo en ese gran ferrocarril de progreso y en un instrumento federalista que potencie los corredores bioceánicos y todas las rutas de integración, como pregona la Zicosur.

Es necesario recordarlo y poner todo el énfasis que exige la señal desalentadora de ese descarrilamiento de Avia Terai, que no fue producto de la casualidad sino de tanto humo, de tantos discursos transformadores que no han servido para dar vuelta el partido.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *