jueves 22 de agosto de 2019




Aplastante triunfo de Schiaretti que lo posiciona como presidenciable

12 mayo, 2019 en:


Por J. Laquidara (Córdoba, enviado especial)

El gobernador de Córdoba lograba reelegir por casi 40 puntos de diferencia sobre el macrista Mario Negri. El peronismo además ganaba con Llaryora la capital provincial. Cantitos contra Macri en el búnker.

De acuerdo a los boca de urna, el radical Mario Negri, el candidato de la Casa Rosada, le ganaría su duelo personal al también radical Ramón Mestre. Ambos quedarían mucho más lejos de Schiaretti de lo que preveían incluso en el comando electoral del gobernador.

Con la derrota en la provincia ya anunciada desde que Cambiemos se partió en dos, la peor noticia del domingo para la UCR no fue el triunfo de Schiaretti si no la derrota en la capital cordobesa. Los radicales pierden así la ciudad más importante que gobernaban y una buena plataforma para cobijarse en los otro cuatro años que el peronismo gobernará la provincia. El PJ por otro lado no ganaba la capital cordobesa con un hombre de su fuerza desde 1973, lo hizo en los noventa en una alianza con la Ucedé, pero el intendente fue el liberal Germán Kammerath.

Martín Llaryora, el candidato a intendente de Córdoba del peronismo.

Ahora lo hará el peronista Martín Llaryora, quien también sorprendió por sacar un caudal mayor al que se pronosticaba, superaría holgadamente a Luis Juez, que iba en la boleta con Negri. El candidato de Mestre, Rodrigo de Loredo, quedaba por debajo de Juez de acuerdo a los boca de urna.

La elección también potenciaba otra figura del espacio que conduce Schiaretti: Natalia de la Sota, hija del ex gobernador consolidaba un triunfo muy importante com o primera candidata a diputada provincia y este mismo domingo ya se especulaba con su integración como vice en una fórmula nacional, si finalmente Schiaretti decide quedarse en Córdoba, como hasta ahora dejó trascender.

Los militantes que se acercaron hasta el alejado Quórum Hotel donde se montó el búnker de Schiaretti cantaron contra Macri. «Es para Macri que lo mira por TV» y «un minuto de silencio para Macri que está muerto» fueron algunos de los cánticos. La estrategia discursiva de la Rosada es instalar que la elección vernácula de Córdoba nada tiene que ver con la presidencial, puesto que según pronostican, la mayoría de los votantes de Schiaretti no votará a Cristina. Los cantitos en contra del presidente chocan de frente con esa teoría.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *