martes 26 de marzo de 2019




Mauricio Macri tiene su propio “cepo”

2 enero, 2019 en:


Desde el 1ro de enero pasará a costar 23,17 y ya acumula un aumento del 100% en un año.

LPO//Con el inicio del nuevo año, comenzará a operar el nuevo sistema de transporte público de la ciudad con la incorporación de la empresa mendocina “El Cacique” y que se suma a Rosario Bus y a la empresa estatal SEMTUR que pasará a llamarse Movi.

De esta manera, desde la municipalidad confían en poder avanzar con el viejo proyecto de reestructuración del sistema con servicios troncales conectados por líneas que unan los distritos de manera más ágil.

Sin embargo, la nueva estructura debutará con una importante suba en el precio del boleto que pasará a costar 23,17 y acumula un aumento del 101 por ciento en lo que va del año: “es una brutalidad lo que ha aumentado” sostuvo el concejal Eduardo Toniolli.

“En el 2015, un rosarino con un salario mínimo podía comprar 887 boletos y hoy solo 488” graficó Toniolli en diálogo con La Política Online. Además, el edil coordina el Observatorio Social del Transporte:

“Esto es resultado de la decisión del gobierno de Macri de retirar subsidios al transporte pero también de la gestión de Mónica Fein que pactó con el PRO para tener facultades para subir el boleto sin que se discuta en el Concejo Municipal” sostuvo el concejal del Movimiento Evita.

Desde el Observatorio Social de Transporte, que realiza un monitoreo periódico del servicio, también advirtieron sobre la caída de usuarios que acumula un 20 por ciento del pasaje desde el 2015:

“Producto de los sucesivos incrementos del precio, en el 2018 se cortó un 20% menos de boletos que en el 2015” y según la comparativa del Observatorio, hace tres años se vendieron 140 millones de boletos mientras que en el 2018, se cortaron 114 millones.

“Esto no sólo es un problema para el vecino que se moviliza en colectivo sino que es un problema para toda la ciudad y todas las ramas de la actividad económica que dependen de la movilidad de la población”.

En el mismo sentido, desde la oposición temen que de continuar la tendencia a la baja en la cantidad de usuarios del transporte, haya dificultades importantes para la implementación definitiva del nuevo sistema.

“Cuando todos los países desarrollados buscan la manera de mejorar el transporte público, sumar más usuarios y hacerlos más eficientes para desalentar el uso del vehículo particular, en Argentina y particularmente en Rosario se hace cada vez más prohibitivo para la mayoría de los vecinos y los trabajadores” concluyó el concejal.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *