martes 12 de diciembre de 2017




El Presupuesto militar bajo la lupa, por la crisis del submarino

27 noviembre, 2017 en:


ElParlamentario.Com || Es de manual que el desenlace de la búsqueda del ARA San Juan repercutirá en la discusión del Presupuesto para el área militar. Veamos cuánto dinero asigna el proyecto para el área para 2018 y los objetivos fijados por el Ejecutivo.
El episodio dramático del submarino ARA San Juan desnudó una vez más las carencias de las que adolece el área Defensa, con materiales que tienen varias décadas de antigüedad y un material bélico poco menos que obsoleto. Una situación que se arrastra desde la recuperación de la democracia y que los sucesivos gobiernos poco interés pusieron en revertir.

Previsiblemente cuando comenzó a madurar la certeza de un final trágico en la búsqueda del submarino perdido, comenzaron a aparecer en el Congreso pedidos de interpelación del ministro de Defensa de parte de la oposición, como así también cuestionamientos hacia las autoridades por el manejo de esta crisis.

En ese contexto hay una cuestión que merece especial atención y que despertará singular interés cuando se inicie el debate del Presupuesto 2018, que es justamente el tema clave cuando se discute lo inherente a la situación que atraviesa el área de Defensa. Para adelantar esa discusión, parlamentario.com analiza el proyecto enviado por el Poder Ejecutivo Nacional al Parlamento, que prevé para el próximo año un incremento del 14% con relación al presupuesto vigente. Esto es, un porcentaje en línea con la inflación oficial proyectada para el año entrante.

El Ministerio de Defensa tuvo en 2017 un presupuesto de $102.187 millones, y prevé un monto de $116.466 millones para el año que viene. Esto es, una diferencia de $14.279 entre un año y otro, el 14,0% citado.

Se debe tener en cuenta que un 6% del total del Presupuesto es destinado a Servicios de Defensa y Seguridad, en una torta donde el 76% se deriva a Servicios Sociales, un 12% a Servicios Económicos y un 6% a la Administración gubernamental.

Ahora bien, a Servicios de Defensa y Seguridad corresponden 146.773.338.823 pesos, de los cuales 56.843 millones son precisamente para Defensa, un 13,4% más que el año anterior. Cabe consignar que 72.641 millones son para Seguridad Interior; 11.900 para el Sistema Penal y 5.389 millones para Inteligencia.

¿Cuáles son las prioridades en la materia? Esa es otra de las preguntas que surgieron con fuerza estos días, relacionadas con los objetivos que el Gobierno se plantea en esta materia, y que aparece escrita en el Presupuesto, englobado bajo el área “Seguridad y Defensa”. Allí se sostiene que “la lucha contra el narcotráfico, la seguridad de fronteras y la seguridad ciudadana serán ejes prioritarios de la política de seguridad. En este marco, el Plan Estratégico Integral consta de cuatro lineamientos. El primer lineamiento se refiere a Lucha contra el Crimen Organizado con énfasis en el narcotráfico. Se destinarán recursos para incrementar la cantidad y especificidad de efectivos focalizados en esta área y se fomentará la inversión destinada a la modernización y adquisición de equipamiento, así como también realizar actividades de formación y capacitación externa e interna del personal de la Escuela de Inteligencia sobre el Delito. El segundo lineamiento estratégico se refiere a la Mejora de la Seguridad Ciudadana, en el cual se desarrollan políticas presupuestarias que implicarán aumentar la efectividad de las fuerzas policiales y de seguridades federales y de las policías provinciales. El tercer lineamiento se refiere al Fortalecimiento Institucional y uno de sus puntos es la mejora en la capacitación de los recursos humanos de las Fuerzas Policiales y de Seguridad Federales destinados a la lucha contra el narcotráfico. El cuarto lineamiento está referido a la Erradicación de la Violencia en el Fútbol, que incluye políticas presupuestarias para la implementación del Programa Tribuna Segura en todo el territorio nacional”.

En el ámbito específico de las políticas de defensa, el proyecto de Presupuesto establece que “se continuará con la modernización de la formación y de la capacidad operativa de las Fuerzas Armadas a través de la adquisición de nuevo equipamiento. También se fortalecerán las capacidades de asistencia para emergencias y continuará la participación argentina en la Antártida y en misiones de paz. En lo que concierne a la lucha contra el narcotráfico, se continuará impulsando la colaboración de las fuerzas armadas, sobre todo en el apoyo logístico del control del aire con aviones y radares”.

El área “Educación y Cultura” tiene un ítem dedicado a las FF.AA. Es cuando habla de las acciones de Formación y Capacitación de las Fuerzas Armadas (Estado Mayor Conjunto, Ejército, Armada y Fuerza Aérea), de las Fuerzas de Seguridad (Policía Federal Argentina, Gendarmería Nacional, Prefectura Naval Argentina y Policía de Seguridad Aeroportuaria), del Servicio Penitenciario Federal y las Acciones de Formación y Capacitación del Ministerio de Seguridad y de Escuela de Defensa Nacional. En conjunto, estas acciones demandarán $ 19.612,1 millones para 2018.

Pasando al área Defensa propiamente dicha, entre los programas que conforman esa función, que representa el 2,2% del gasto primario, se destacan las tareas esenciales para el desarrollo de las capacidades operacionales del Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea. Los programas de Alistamiento Operacional de las tres fuerzas armadas son los de mayor relevancia presupuestaria. Se destacan las actividades realizadas a fin de alcanzar los requerimientos del Alistamiento Operacional derivados del planeamiento Militar Conjunto. Para 2018, cuenta con una asignación de $42.958,7 millones.

A su vez, para sostenimiento operacional, se destinan 163,5 millones.

Hay precisiones específicas por ejemplo respecto de las horas de vuelo de la Fuerza Aérea Argentina previstas para el próximo año, que ascienden a 33.810, que contrastan con las 32.767 de 2017 y más aún con las de 2016, que fueron 20.680.

Asimismo tienen previstos 486 días de navegación, enmarcados en el rubro Adiestramiento Naval Técnico y Táctico, 29 más que el año en curso, mientras que en 2016 fueron 438.

Las horas de vuelo de la Armada Argentina fueron, en tanto, 2.236 en 2016; 2.416 en el año en curso y se prevén 2.690 para 2018.

A la función Inteligencia se destina un 0,2% del gasto para 2018, impulsándose “acciones tendientes a la generación de conocimientos específicos que constituyen el insumo básico para la elaboración de las políticas de Defensa Nacional y de Seguridad Interior llevadas a cabo por de la Agencia Federal de Inteligencia, el Servicio Penitenciario y las Fuerzas de Seguridad y Defensa”.

En materia de “gastos corrientes” al área Defensa se asignan $47.566.835.965; mientras que otros gastos corrientes se llevan $8.290.320.317, lo que da un total de $55.857.156.282. El total de gastos, sumando rentas de la propiedad, impuestos y transferencias, más gastos de capital, asciende a un total de $56.843.018.039.

En lo que hace a la composición del gasto por jurisdicción y por carácter institucional, para la administración central del Ministerio de Defensa se prevé un total de $79.420.625.812; en tanto que para organismos descentralizados hay asignados $3.395.376.814; instituciones de Seguridad Social, $33.649.760.867; lo que da un total de 116.465.763.493 pesos.

En lo que hace a la composición del gasto por jurisdicción y por carácter económico, hay $68.553.922.784 destinados a remuneraciones, y el total de esta área suma $118.465.783.493.

En Gastos Figurativos, se destinan en concepto de aplicaciones financieras al Instituto de Seguridad Social 2.059.169.978 pesos.

En lo que respecta a Recursos Humanos, el área Defensa tiene un total de 107.527 personas, de los cuales son 106.016 permanentes y 1.511 temporarios. Los mismos se reparten de la siguiente manera: 530 corresponden al ministerio, todos ellos permanentes.

Al Estado Mayor Conjunto de las FF.AA. 235; permanentes 194 y temporarios 41; al Instituto de Investigaciones Científicas y Técnicas para la Defensa, un total de 446; 63 permanentes y 383 temporarios; al Estado Mayor General del Ejército 59.079 miembros, 58.405 permanentes y 674 temporarios; al Estado Mayor General de la Armada, 26.861 hombres y mujeres; 26.634 permanentes y 227 temporarios; y al Estado Mayor General de la Fuerza Aérea, 20.376, de ellos 20.190 permanentes y 186 temporarios.

En lo que hace a organismos descentralizados, hay un total de 726 miembros: 100 del Instituto Geográfico Nacional; 360 de la Dirección General de Fabricaciones Militares; y 266 del Servicio Meteorológico Nacional.

El Instituto de Ayuda Financiera para Pago de Retiros y Pensiones Militares tiene 168 miembros, 141 permanentes y 27 temporarios.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *