viernes 22 de septiembre de 2017




Para las mineras, la intervención de Urtubey convirtió al Pacto Federal en un “acuerdo inerte”

15 junio, 2017 en:


LPOLas empresas del sector acusan a Aranguren de hacer un acuerdo a sus espaldas, pero celebran que no cambió nada.

La firma del Pacto Federal Minero concertada este martes por el presidente Macri y el ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren junto con los gobernadores de las provincias mineras quedó marcada por la casi ausencia de empresas. Es que, según pudo saber LPO, fue una movida organizada de espaldas a las empresas.

El texto original del pacto incluía una cláusula por la cual nacía un nuevo impuesto del 1% a la facturación, al cual todas las empresas de la Cámara Argentina de Empresas Mineras (CAEM) se opuso. “Cada inversión en minería tiene al menos siete ceros en dólares, ese uno por ciento es muchísimo dinero”, confió un directivo del sector a LPO.

Pese a que CAEM pidió una y otra vez la inclusión de empresas y sindicatos en la negociación de los términos de los Pacto, como se hizo en Vaca Muerta, Aranguren siguió firme en su posición de hacerlos a un lado.

‘Fue una vuelta al status quo. Por eso varias empresas decidieron apoyar su firma’, dijo el empresario consultado.

“Hay otros puntos del Pacto, pero el sustancial era la suba de impuestos a las empresas”, redondeó el empresario.

Y fue este punto el que Juan Manuel Urtubey, gobernador de Salta, decidió sepultar la semana pasada. Cuando todo avanzaba para firmarse, Urtubey se bajó del acuerdo y dijo que en esos términos no iba a llegar ninguna inversión minera al país. Particularmente su provincia está negociando el desembarco de inversiones para la explotación de litio, que de aplicarse el nuevo impuesto se retiraban del país.

Políticamente, Salta no podía quedar fuera del Pacto. Y por este motivo, el gravamen a la inversión fue quitada del acuerdo y Urtubey accedió a firmarlo. Este impuesto, además, iba destinado a la Nación para un fideicomiso y se sumaba al 3% de regalías que cobran las provincias sobre la facturación de las mineras.

“Una vez que sacaron las cargas tributarias extras, la Cámara bajó el nivel de presión y quedó para una segunda instancia la concreción de un acuerdo del que también participen empresas y sindicatos para dotar de mayor competitividad a la industria”, aclaró el directivo que consideró que esos otros puntos constituyen mejoras normativas

Las empresas consideran que se trata más que nada de un Pacto para la foto y lo calificaron de ‘acuerdo inerte’.

Caído este impuesto para poder contar con la firma de Urtubey, el acuerdo alcanzado no pasa de algunas cuestiones procedimentales sin mayor trascendencia para la industria minera. “Fue una vuelta al status quo. Por eso varias empresas decidieron apoyar su firma”, dijo el empresario consultado.

En efecto, el gobernador de San Juan Sergio Uñac, dijo a la prensa en declaraciones posteriores al acto en la Casa Rosada que para destrabar la firma del Pacto “El punto de equilibrio fue que los proyectos mineros que están en explotación van a continuar con el mismo esquema jurídico e impositivo. Los nuevos proyectos tienen topes de regalías de 0 % a 3 % de la facturación; los fideicomisos de 0 % a 1,5 %; y se eliminó ese 1% que iba a un Fondo Federal que era para las provincias. Se eliminó porque nos parecía que eso cargaba impositivamente a los proyectos y no era una buena señal” para atraer inversiones.

Hasta el momento, el único gobernador que se abstuvo de la firma fue el de Chubut, Mario Das Neves. Pero su oposición al pacto se centra en otro punto: no está de acuerdo con el tope del 3% a las regalías mineras para las provincias, pese a que varias provincias reportaron que este acuerdo les permitirá aumentar la recaudación por este concepto hasta 70% al unificar criterios tributarios y adoptar la imposición de regalías sobre la facturación y no “en boca” de extracción.

De momento, las empresas consideran que se trata más que nada de un Pacto para la foto. Por eso, más que una invitación a las inversiones como lo promocionaban Macri, Aranguren y Uñac, los empresarios lo calificaron de “acuerdo inerte”.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *