Acuerdo entre Macri y Alicia Kirchner: el salvataje se realizará a cambio de un «ajuste gradualista»

 Acuerdo entre Macri y Alicia Kirchner: el salvataje se realizará a cambio de un «ajuste gradualista»

IProfesional.Com || La Nación le dará a la provincia un crédito por $750 M para que enfrente su crisis financiera y evalúan una colocación de deuda provincial en el mercado local. A cambio, piden que la mandataria «se comprometa a llegar al equilibrio de las cuentas públicas en 2020». Firmarían pacto la próxima semana.

Esperemos cumplir estas metas, pero nunca dejando a la gente afuera«, fueron las palabras de Alicia Kirchner al salir de la reunión con el presidente Mauricio Macri este jueves, en la Rosada.

Fueron 90 minutos donde se llegó a un acuerdo: la provincia tiene que lanzar un plan de ajuste, para que la Nación pueda activar el operativo rescate.

«Que se comprometa a llegar al equilibrio de las cuentas públicas en 2020«, explicó con otras palabras el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, quien también participó de la reunión que –según él– fue «muy positiva».

A Alicia Kirchner no le quedó otra que aceptar el acuerdo, pero no dejó entrever la existencia del ajuste.

«Me comprometo a hacer lo que estoy haciendo desde el primer día, trabajar en todo lo que es el gasto público, lo reduje al máximo con orden y organización«, señaló.

El plan de salvataje de la provincia ya había sido hablado por la gobernadora, Frigerio y el ministro de Finanzas, Luis Caputo, la semana pasada.

Se conformaría por el Fondo Fiduciario de Desarrollo Provincial (FFDP), una ayuda de $1.200 millones, más el crédito en tres cuotas que esta semana aprobó el Banco Nación por $750 millones, sin fecha de desembolso.

Adicionalmente, el Ejecutivo también permitiría la colocación, en el mercado local, de títulos provinciales de deuda en pesos, para solventar el déficit fiscal que atraviesa ese distrito.

Pero para que esto arranque, exigieron que la mandataria presente un plan de ajuste que le permita entregar el poder con las «cuentas en orden» en 2020.

«Este acuerdo exige la madurez política que tienen que tener una gobernadora y un presidente de la República. Hablamos con toda seriedad para ver cómo sacar adelante a Santa Cruz», planteó este jueves Alicia Kirchner.

La gobernadora además se mostró «conforme» con el encuentro con el jefe de Estado, pero la situación todavía no halló su solución. Para el salvataje, todavía falta.

«Seguimos trabajando para alcanzar y firmar el acuerdo fiscal. Estamos cada día más cerca», sintetizó Frigerio, quien espera que se firme «esta semana o la que viene».

Es que la mandataria santacruceña no quiere que sanear las cuentas de la provincia sea una solución de corto plazo. Es decir, el pago de sueldos y haberes jubilatorios le otorgaría una paz social efímera si en pocos meses pone en marcha un ajuste severo.

Por ello no sólo hace falta una ayuda financiera,

«Primero hablamos de la realidad de la provincia de Santa Cruz y las distintas temáticas, como por ejemplo el tema petrolero que nos preocupa muchísimo. Y también estuvimos hablando de la realidad de Santa Cruz, no sólo lo que hoy vivimos con la asistencia por la situación sino en cómo movilizar la actividad económica», completó.

Desde el Gobierno señalaron que también el desarrollo productivo provincial y la situación judicial por la cautelar que tiene frenadas las represas Cepernic y Kircher.

Pero obviamente, el principal escollo es la situación económica apremiante de Santa Cruz, donde hay retraso en los pagos de los sueldos estatales (provinciales y municipales) y jubilaciones.

Este es el primer foco que deberá apagar la provincia cuando reciban los fondos, ya que la economía provincial se mueve en gran parte a los salarios de los empleados públicos.

Además, el conflicto docente ya es insostenible: los chicos santacruceños hace 50 días que no tienen clases.

Una vez abonados los salarios (y los aguinaldos de diciembre y junio), Alicia Kirchner deberá negociar las paritarias con los gremios –donde tendrá muy pocas cartas para jugar– y así recobrar la paz social en la provincia.

El conflicto docente


 Santa Cruz sigue atravesada por las protestas y los acampes. Habrá que ver cómo reciben estos golpeados sectores la noticia del acuerdo crediticio.

Ante la falta de oferta salarial y un renovado pedido del gobierno para extender la conciliación, los gremios docentes respondieron con un paro de 120 horas para esta semana. En lo que va del año ya hubo más de 50 jornadas de huelga en la provincia.

«Con mucha preocupación debemos decir que la paritaria convocada por el Consejo de Provincial de Educación es una conciliación obligatoria encubierta para iniciar cualquier tipo de negociación. El gobierno no ha depositado el 100% de los salarios de abril, entre otra serie de incumplimientos», advirtió la Asociación Docente.

Los docentes aún no terminaron de cobrar el salario correspondiente a abril y les adeudan todavía los aumentos del acuerdo paritario de 2016. En tanto, trascendió que el Banco Santa Cruz realizó descuentos sobre las asignaciones familiares, lo que avivó el conflicto.

La semana pasada un grupo de padres de Río Gallegos advirtió que, con más de 40 días sin clases en lo que va de 2017, sus hijos están «a punto de perder el año escolar» por el conflicto salarial docente, condiciones inadecuadas de infraestructura escolar y falta de insumos, por lo que pidieron la atención del ministro de Educación de la Nación, Esteban Bullrich.

El mensaje fue transmitido al diputado nacional Héctor Roquel (UCR), quien a su vez se comprometió a gestionar mañana una audiencia con la máxima autoridad educativa del país.

«Los más importante que le pedimos al diputado es que viera de qué manera puede interceder con Nación, porque el ministro no puede estar mirando para el costado como lo hace, se tiene que hacer cargo», dijo Nahir Castillo, vocera del grupo de padres.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × 1 =