Alberto Fernández vuelve de España y piensa en cómo criticar a Macri sin agravar la crisis

 Alberto Fernández vuelve de España y piensa en cómo criticar a Macri sin agravar la crisis

Clarín//Se asume ganador cómodo y apuntará a territorios donde se vota mandatario local: Mendoza, Chaco y Capital. El “número mágico” y el expediente Córdoba.

En el inicio formal de la campaña para el 27 de octubre, Alberto Fernández se quedó en Madrid, tras una gira que incluyó Lisboa. Recién en las próximas horas surcará el Atlántico para arrancar la semana en Buenos Aires. El hecho ilustra la atmósfera que rodea al candidato, en la previa a las elecciones.

Con todo, antes del regreso optó este sábado por salir en defensa de sus aliados camporistas a través de una radio porteña. “Déjense de embromar con los demonios de La Cámpora; sólo quieren un país mejor”, remarcó.

Tras los 12.205.938 votos que logró el 11-A, el dispositivo Alberto F. cambió: ahora llueven las invitaciones para actos y eventos, y pedidos de audiencia de actores y entidades que antes de las primarias lo trataban con distancia y gelidez.

En «México», el búnker albertista, intentan decodificar las claves de una campaña atípica: se asumen, como lo hace el el planeta de poder, ganadores con comodidad el 27-O pero deben atravesar los 40 días hasta la elección con dos debates presidenciales en medio.

Fernández, en las charlas que tuvo en -y desde- Madrid con los suyos, martilla sobre un punto: cómo hacer campaña contra Mauricio Macri y «su modelo», sin que eso incremente la fragilidad de la gestión y sume cimbronazos en la economía.

El silencio relativo del candidato, que en España rompió con algún tuit aunque gambeteó hablar sobre las medidas económicas, será «insostenible» en campaña. Su staff prepara un atajo discursivo: que Fernández participe de actividades donde los «voceros» sean otros.

«Para visibilizar el deterioro de la economía y del tejido social, Alberto va a mostrarse con sectores productivos y sociales que sufren al gobierno. Van a ser ellos los que hablen de lo que pasa», explicó a Clarín un ordenador de la campaña del Frente de Todos (FdT).

Hay, en esa táctica, un doble mensaje, agrega el operador: «Exponer la gravedad de la situación que deja Macri y pedir, al mismo tiempo, ayuda para la etapa complicada que se viene».

A Juan Grabois ya le dicen el "D'Elía rubio" y hasta Cristina Kirchner le pidió moderación
Mirá también

A Juan Grabois ya le dicen el “D’Elía rubio” y hasta Cristina Kirchner le pidió moderación

El leit motiv será, previsiblemente, la economía pero con subtemas vinculados: lo productivo, el empleo y la pobreza, explican.

El otro matiz será mostrar solidez y volumen para su potencial gestión: se mostrará con gobernadores, con sindicatos y con entidades empresarias, triada clave para el «pacto social» de 180 días que, anticipa, propondrá en diciembre.

Fernández, que relojea encuestas que lo ubican arriba de los 52 puntos -algunos se estiran hasta 55, por encima del 54,1% de Cristina Kirchner en 2011- pone en foco sobre las provincias donde hay elecciones a gobernador y en aquellas donde, cree, hay margen para mejorar.

A fin de septiembre, estará en Mendoza con Anabel Fernández Sagasti, donde se vota gobernador el 29 de este mes. El viernes en las oficinas albertistas circuló una medición de Analogías que proyecta un resultado cerrado: el radical Rodolfo Suárez tiene 36,4% y Sagasti, 32,9%.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte + catorce =