Cientos de manifestantes obligan a Trump a salir por puerta trasera de hotel

 Cientos de manifestantes obligan a Trump a salir por puerta trasera de hotel

El candidato presidencial tuvo que esquivar una aglomeración de 300 personas que protestaban en su contra.

Las cinco centrales de los trabajadores desafiaron al Gobierno de Mauricio Macri con un acto imponente que significó la reunificación de todo el movimiento obrero después de 24 años.

En menos de seis meses de mandato Macri sufrió su primera medida gremial de impacto con una marcha que disfrazó un paro de unos 350 mil trabajadores que se movilizaron en el microcentro porteño, según los cálculos de los organizadores.

Los jefes de centrales, a excepción de Luis Barrionuevo, que se bajó a último momento y almorzará con Macri el fin de semana, hablaron en el escenario armado en Paseo Colón e Independencia y por primera vez en décadas coincidieron en sus reclamos contra el Gobierno. Todos festejaron la reunificación que ya fue programada para el 22 de agosto.

Tanto los caciques de las CGT, Hugo Moyano y Antonio Caló, como los de la CTA, Pablo Micheli y Hugo Yasky, le advirtieron a Macri que saldrán a la calle si veta la ley antidespidos que impulsa la oposición en el Congreso y que esta semana obtuvo media sanción en el Senado.

Moyano, que aportó la mayor cantidad de manifestantes junto al titular de UPCN, Andrés Rodríguez, cuestionó la política económica de Macri, en especial los despedidos del sector público y privado, la inflación y la vigencia del impuesto a las Ganancias. Aunque también hubo palos contra el protocolo antipiquete que inventó el ministerio de Patricia Bullrich.

«Señor Presidente todo esto que está llevando adelante son platos de comida que le faltan a las familias de los trabajadores», enfatizó Moyano y remarcó: «Si no entienden, están equivocando el camino». Moyano se cuidó, como sus colegas, de aclarar que la marcha no era contra el Gobierno, aunque advirtió que los trabajadores “queremos que nos escuchen”.

«Esto que hoy se inicia, con la participación de las cinco centrales, vamos a seguir trabajando para la unidad de los trabajadores», sentenció Moyano durante el acto en el Monumento al Trabajo.

La unidad

El acto duró menos de una hora, aunque la movilización empezó antes del mediodía y se estiró hasta cerca de las 18.

Con avenida de Mayo, Belgrano , Independencia y Paseo Colón cortadas por la afluencia constante de manifestantes, la postal del microcentro fue idéntica a la de un día de un paro general.

Además de la fuerte movilización de Camioneros y UPCN, también hubo importantes columnas de la Uocra, ATE, docentes y los empleados de Comercio que llegaron a la zona del escenario cuando ya había terminado de hablar Moyano.

Luego de un lustro, los militantes de La Cámpora con Andrés “Cuervo” Larroque a la cabeza se mezclaron entre los trabajadores de la CGT Azopardo. No fueron los únicos kirchneristas presentes: se pudo ver en las primeras filas de las gradas a Aníbal Fernández y Jorge Taiana.

También hubo espacio para los militantes de izquierda del Movimiento MAS y del Comunismo Revolucionario. Y por primera vez en 15 años, los universitarios pararon porque aparte de los reclamos salariales, el Gobierno no está enviando fondos para pagar los servicios.

 

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres − 2 =