Coimas en el Senado: absolvieron a De la Rúa

 Coimas en el Senado: absolvieron a De la Rúa

El Tribunal Oral en lo Criminal Federal Nº 3 absolvió a todos los acusados en la causa que investigó el presunto pago de coimas en el Senado en el 2000, para la aprobación de la reforma laboral.

Tras un año y medio de debate, el Tribunal Oral en lo Criminal Federal Nº 3 leyó este lunes el veredicto del juicio oral por el supuesto pago de sobornos en el Senado en el 2000, y absolvió a los ocho acusados, entre los que se encuentra el ex presidente Fernando de la Rúa.

Asimismo, los jueces ordenaron investigar las circunstancias que llevaron «al supuesto arrepentido Mario Pontaquarto» a realizar la denuncia del caso.

Los acusados que resultaron absueltos tras trece años fueron: el ex presidente Fernando de la Rúa, el ex secretario parlamentario del Senado Mario Pontaquarto, el ex jefe de la SIDE Fernando de Santibañes y el ex ministro de Trabajo Alberto Flamarique.

También fueron absueltos los ex senadores peronistas Alberto Tell, Augusto Alsino, Remo Constanzo y Ricardo Branda.

El supuesto arrepentido, Mario Pontaquarto, remarcó: «El fallo fue vergonzoso. Yo fui parte de lo que pasó y conté la historia hasta el cansancio durante diez años pidiendo justicia».

En tanto, respecto del fallo que ordenó investigarlo a él por falso testimonio, sostuvo: «Que investiguen todo. Estuve siete años sin poder trabajar».

Además, en declaraciones a la prensa, indicó: «Se va a apelar a las instancias que sean correspondientes. Se le hizo mucho mal a la justicia que tenía la oportunidad de juzgar un hecho de corrupción».

La principal prueba que permitió que la causa llegue a juicio oral fue el testimonio del «arrepentido» Mario Pontaquarto, ex secretario parlamentario del Senado, quien se atribuyó haber llevado una valija con 5 millones de pesos de la SIDE para asegurar la aprobación de la Ley 25.250, de Reforma Laboral.

Pontaquarto relató que recibió la orden del jefe del bloque de la entonces oficialista UCR, José Genoud, quien se suicidó en 2008 y no llegó a juicio oral.

Durante el juicio, Pontaquarto contó que se reunió en la Casa Rosada con el entonces presidente, quien habría autorizado el pago de sobornos para asegurar la aprobación de la ley. El ex secretario también sostuvo que días después retiró 5 millones de pesos de la SIDE y que los repartió entre los senadores del PJ. Este tramo de su testimonio fue respaldado por el estudio de las celdas telefónicas activadas por su celular, que permitieron confirmar el recorrido realizado.

Durante los alegatos, la fiscal Sabrina Namer había solicitado la pena de seis años de prisión para De la Rúa, De Santibañes, Alasino, Tell y Remo Costanzo; y un año y seis meses de prisión en suspenso para Pontaquarto.

De manera similar, la querella de la Oficina Anticorrupción (OA) reclamó seis años y medio para el ex presidente y para el ex jefe de la SIDE, cinco años y medio para Alasino, Tell y Costanzo, y un año para Pontaquarto. Ambas partes acusadoras coincidieron en solicitar la absolución de Flamarique y Ricardo Branda por falta de pruebas.

En tanto, las defensas de los acusados buscaron descalificar el testimonio de Pontaquarto y pidieron la absolución de los imputados: señalaron contradicciones en las fechas brindadas, relativizaron la prueba de las celdas telefónicas y acusaron al arrepentido de montar una operación política.

Incluso el propio alegato del defensor de Pontaquarto pidió la absolución de todos los imputados (a pesar de aceptar la veracidad de sus dichos) ya que los hechos no se habían podido probar en la instrucción ni en el juicio oral.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *