Comercio no pagará el bono de $2.000

 Comercio no pagará el bono de $2.000
LPO || Lo aseguró el titular de CAME, Osvaldo Cornide. Ratificó que acordaron un 19% para el sector. Las ventas siguen en baja.
A principio de año, comercio fue uno de los gremios que cerró la negociación paritaria por seis meses con el compromiso de reabrirla en septiembre si se disparaba la inflación. En efecto, con una suba de precios interanual del orden del 43% según las estadísticas de la Ciudad de Buenos Aires, en la semana anterior acordaron un nuevo porcentaje.

Sin embargo, antes que se ratificara el nuevo acuerdo en el Ministerio de Trabajo, se interpuso la negociación de la Mesa de Diálogo por la Producción y el Trabajo y la posibilidad de que se fijara un bono de $2.000. Por eso la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) salió a desmentir que los empleados de comercio fueran a recibir el bono por el que puja la CGT.

Al respecto, Osvaldo Cornide, titular de CAME, aseguró que «Ante las consultas de Cámaras y Federaciones referidas a las declaraciones del jefe de Gabinete de Ministros, Marcos Peña, por un presunto acuerdo con el sector empresario para que éste se haga cargo de un bono con un piso de $2000 para fin de año, la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) informa que los empresarios mercantiles Pyme no están obligados a ello, ya que se acordó con el sector sindical un aumento del 19% en dos tramos que absorbió la oferta inicial de bono en la negociación paritaria.»

En efecto, los trabajadores de la Federación Argentina de Empleados de Comercio y Servicios (Faecys) representados por Armando Cavalieri habían preferido que en lugar de un aumento del 15% y un bono de $2.000, cerraran en un a cuerdo del 19% para que también afectara al medio aguinaldo de diciembre. Este 19%, en dos cuotas de 12% entre octubre y diciembre y otro 7% de enero a marzo del año que viene, se suma al 20% logrado en abril.

Además, CAME consideró que si la Mesa de Diálogo resuelve el bono, los comerciantes darán marcha atrás con el aumento y lo acotarán al 15%. Es que, como explican el desempeño del sector en el año fue negativo.

Como ratificó esta tarde el Indec, las ventas en agosto volvieron a quedar lejos de la inflación: en los supermercados, alcanzaron a 24.232,7 millones de pesos, lo que implica un alza interanual de 21,2%; y en los shopping centers, llegaron a 4.252,2 millones de pesos, a penas un 12,6% más que en agosto de 2015.

Frente a una suba de precios del orden del 42%, como indicó el IPC Congreso, implicó una caída real de las ventas de los supermercados del 14,65% y una contracción del 20,7% en centros comerciales. Esta caída fue la más grande del año, incluso si, como justificó el Indec, agosto de 2016 tuvo «un fin de semana menos» que agosto de 2015, lo que impacta de lleno en los balances de ventas ya que en esos días se concentran las ventas en estos dos conglomerados.

De hecho, según el relevamiento de ventas minoristas de CAME, en septiembre la caída se renovó con otro 6,8% interanual. Por lo cual consideran que los comercios no están en condiciones de afrontar la suba del 19% y simultáneamente el pago de un bono adicional de fin de año.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis − 15 =